martes, 24 de mayo de 2011

Confieso


"Por mi culpa, por mi culpa por mi grande culpa"
Frases repetidas infinidad de veces bajo la tenue luz del confesionario, entornando los ojos con cara de beata iluminada.
-Arrodíllate hija mía y dime tus pecados. ¿Hace cuánto que no te confiesas?.
Ensalmos repetidos desde la infancia que simulaban abrir las puertas del cielo.
"Prometo firmemente enmendarme y alejarme de las ocasiones de pecar"
Acúsome de:
...amarme con mis manos pensando en él, por las noches, la mañana o las tardes, antes del desayuno, después del trabajo y antes de dormir.
...tumbarme en una hamaca en la playa sin moverme más que para alcanzar el agua que a veces tomaba con popote por no enderezarme.
...comer chocolate y helado en exceso, ¡tan dulce, tan rico!, que no he parado hasta no sentir ganas de vomitar.
...haberlo besado con odio. De querer arrancarle los ojos con mis uñas para jugar a las canicas.
...haber querido robarle su voz, pidiéndole a mi diablo favorito dejara muda a la chica del teléfono con voz sexy.
...ansiar ser más linda, más inteligente, más coqueta, más sexy, más hermosa, más, más, más...
...de no arrepentirme de nada porque todo lo que he hecho ha sido bueno, ha sido cuando, donde, como y porque he querido.
-Entonces no te puedo absolver-. Dice el sacerdote.
-El arrepentimiento es una invención para justificar el placer que producen ciertos actos pero que no aceptamos porque han dicho que todo está prohibido. Contestó la anciana.
-¡Vete y no regreses!, cuando estés en tu lecho de muerte, te haré la misma pregunta, a ver si el abismo no te da miedo.
-La respuesta será la misma, no me arrepiento de nada porque esta es mi vida, porque cada dolor, triunfo, indiferencia o golpes ganados u ofrecidos han sido consciente de que no hay segundas oportunidades y mejor me ocupo de seguir exprimiendo el limón con cuchara mientras pueda...
“Por mi culpa, por mi culpa, por mi grande culpa..."
Salió sintiendo la mirada acusadora o ¿aprobatoria? de los santos huecos vestidos de rojo, verde o amarillo mientras la fila de reincidentes con cara de anticipada satisfacción aguardaba su turno para resarcir el alma.

Ora pronobis...

13 comentarios:

Dr. Gonzo dijo...

Lectura sencilla y fluida, mensaje conciso y ad hoc, además de reflexivo y bien colorido. Me gustó, ni qué decir.

RoS dijo...

Suena raro una anciana que no se arrepiente, generalmente a esa edad todos tienen miedo y se acercan a las religiones porque ya la sienten cerca.
Pero me gustaría conocer una anciana como la de tu historia.
En cuanto a tu texto, pues lo disfruté, se te lee de corridito, me late tu estilo.

destroyer!!! dijo...

me gusta mucho el estilo irreverente que le inyectas a tus posts aqui!!!

saludos!!!

PD me esta costando mucho comentar!!!

D!!!

Pherro dijo...

Ni la religión, ni cualquier otra ideología tienen ninguna culpa en las decisiones que tomamos, a veces son el pretexto para justificarnos con nosotros mismos.
Bien por la anciana que se dió el tiempo para conocer algunos placeres y disfrutar su vida.
Impecable el texto, un buen ejemplo para tomar nota de la redacción y la ortografía.

la MaLquEridA dijo...

No hay marcha atrás lo hecho hecho está y se acabó.

De arrepentidos está lleno el cielo o el infierno qué más da.

Anónimo dijo...

P.D. Yo estoy luchando con los guiones, (soy una cabeza dura para ellos) deberías de darle una checada a los tuyos, según yo hay ligeras fallas.
ejem:
-Entonces no te puedo absolver -dice el sacerdote.

(ROS)
=)

NTQVCA dijo...

De verdad me gustaría imaginarme que esto fuera realidad, me daría mucho gusto.
Me agrado la manera en que escribiste, lo de los guiones me lo aprendo también hoy!

Fernando Manda dijo...

Este post está chidito jaja, me imaginé a una viejita manoseándose...eeew!
En todos lados buscan reprimirnos, hasta nosotros mismos lo hacemos, cuando uno no afecta a terceros, creo que no hay porqué arrepentirse.

Capitan TINTASANGRE dijo...

arrepentirse se vale, pero nunca es suficiente y lo refleja la anciana.
a pesar de la condena, los recuerdos y deciciones son parte de un pasado y de su ser, arrepentirse es arrpentirse de vivir.
pos ya que.

gracias por tu historia...amen

...Dark Angel... dijo...

Muy buena, esa anciana me trajo varios recuerdos. Ja!

Tallereando:
Lo de los guiones, si hace falta escribir quien es que habla, porque aveces te revuelves.






Dark Angel

Leinad dijo...

Buen relato, la narración es peculiar, distinta me gusta. Lo qué comenta la ROS es cierto el uso de los guiones (aunque a todos nos quebran la cabeza). Saludos

SIRACUSA dijo...

Dr. Gonzo: muchas gracias, es bueno saberlo.

Ros: Ja! quizá eso es lo que hace interesante la historia. Conocí a una anciana que disfrutaba su vida al máximo.

Destroyer!!!: pues es que hay que pulirse por estos lados jajaja

Pherro: Totalmente de acuerdo con usted. Y sin embargo... ya voy mejorando con eso de la ortografía yeahh

Malquerida: Por eso mejor a disfrutar de la vida yeahh!!!

Ros: seguró si cometí ese error, prometo revisarlo y mejorar.

NTQVCA: muchas gracias y como le dije a Ros si conozco a auna anciana que ha vivido y sigue viviendo como ha querido.

Fernando Manda: jajajaja oyee!! si la viejita tambien tiene sus necesidades jajajajaja solo que ella es capaz de aceptarlo y disfrutarlo, ademas que igual y al ser viuda prefirio eso que andar de promiscua jajaja puedes ir en paz...

Dark Angel: prometo aplicarme con lo de los guiones :D y ¿a que recuerdos nos referimos? jajajaja besos

Úrsula Amaranta dijo...

Muy buena forma de plasmar una postura acerca de el tema. A mi también me cuesta trabajo pensar en una anciana así, pero espero que todos los ahora jóvenes lleguemos a ser así, estaríamos aplicando lo dicho aquí. Me gusto mujo el texto, corto pero con buen contenido