sábado, 21 de mayo de 2011

Mercadito del Suicidio




Oh, sí. Usted ha sido un don nadie toda su vida. Ya sabe, tratando de impresionar a los demás, buscando algo que defina el hecho de que su persona esté ocupando ese lugar en el mundo, y así busca ese franco spot que esperó toda la vida.

Pudo ser un triunfo laboral, escolar, profesional, personal y esperó durante años y tras muchos esfuerzos, un día hizo una exposición sobre todos esos temas que conoce tan bien, sobre un contrato que haría que su empresa, su agencia subiera tan alto que usted sería el héroe y bueno, la cagó. Bien, no tuvo oportunidad de componerlo.
Tuvo la mejor jugada de su vida hace 25 años pero falló el gol y ahora se la pasa recordando el juego de su vida y bueno, de cómo falló el gol. En este mundo de triunfadores se fue haciendo un pasito al lado, luego un pasito atrás, luego dos, luego tres y su inmunda vida valió para puro pito. Ahora usted está decidido a terminar con su vida. En efecto se dio cuenta de cosas fundamentales y ahora mismo se las enumero:
1. Usted no es especial
2. Su vida no tiene sentido
3. Usted no vino a este mundo como producto del amor y la planeación y la ilusión de una pareja de enamorados
4. En serio, usted no es especial

Y así, llegamos a este estadio de su vida, en el que el panorama no podía ser peor. Usted ha decidido tomar su vida, arrancar de las garras de ese dios injusto y socarrón que le ha dado la espalda, lo único que posee a estas alturas: su persona, su respiro, su vida. Y usted está en todo su derecho de escupirle a dios en la cara, usted está en toda la posibilidad de hacerlo y ha tomado la decisión correcta. Pero ¿no es esta oportunidad de arrancar su miserable formato b de la faz de la existencia, con estilo? Piense, reflexione. ¿Qué le parecería que su porquería de vida, se retire de una forma que deje huella? ¡Sí! Esa huella que nunca logró dejar entre nosotros, ¡déjela estando bien muerto! ¡Pero déjela en su forma de morir! Aquí, en el Mercadito del Suicidio de Toño Memelas, le surtiremos de las ideas, conceptos e instrumentos necesarios para que, cuando se lo cargue la chingada, deje real huella del acontecimiento.

Pero no vayamos tan rápido, déjenos mostrarle algunas de las originales ideas y estilos que el Mercadito del Suicidio ofrece:

La meada eléctrica: Usted podrá retirarse de este mundo, de una forma hilarante y original. Nosotros le proporcionaremos una pila recién cargada con un voltaje de hasta 15 voltios y la sal yodatada para que, cuando usted menos se lo espere y le agarren las ganas de tirar el agua, en su paso al mingitorio, reciba una descarga eléctrica sin igual, que subirá como cascada inversa por sus meados. ¿Se lo imagina? ¡Una descarga al pene que le freirá de inmediato los testículos y le durará el apretón de cicirizco post mortem! Su muerte será mencionada en susurros hasta cinco generaciones después y los niños harán bromas con “el tío huevos fritos”, que dará momentos de solaz durante mucho rato a sus deudos. Ideal para gente con sentido del humor.

El suicidio - sacrificio: Usted nunca pudo pero ni ayudar a una dama a bajar del autobús durante toda su vida, pero ¿y si su muerte es un hecho heroico? ¿Un hecho que inspire a los demás a ser mejores personas? Ahora usted puede lograrlo. Nosotros pondremos a su disposición a un grupo de elite en defensa y ataque personal, así como habilidosos asesinos en modalidad pistola calibre 9mm hasta magnum 45 (consultar lista de costos de adquisición), cuchillos, chacos, arco y flecha o sierra eléctrica. La cosa está así: usted va por la calle caminando tranquilamente cuando de repente, atestigua un asalto ¿hará lo mismo que esos cobardes que aprecian demasiado sus vidas, echándose a correr lejos del lugar? ¿Correrá a esconderse mientras temblorosamente marca el número de urgencias? ¡No! ¡Usted, va a salvar el día! Se enfrentará a los villanos con valentía y arrojo. Los apaleará y humillará, demostrando que en su cobardía, tendrán que usar el arma para poder detenerlo. Después del detonante que lo postrará a usted como todo un héroe (muy probablemente le erijan una estatua, de las autoridades populistas, todo se puede esperar) su cadáver será tratado mejor que al presidente por sus gatos. Usted morirá, justo como lo deseaba pero vivirá en nuestros corazones para siempre (Por una módica cantidad, incluirá un pandillero extra o un ninja; a escoger en Modalidad).

En fin, esta es sólo una muestra de los estilos de decesos voluntarios que El Mercadito del Suicidio ofrece. Nosotros no somos la atanasia ni la pambacea, pero sí somos su mejor opción, su vida puede cambiar ahora. Llame al 01 6837383 222766. El Mercadito del Suicidio, donde estamos interesados en verlo morir.

19 comentarios:

la MaLquEridA dijo...

Antes de leer nada te diré que me llamo mucho la atención el título, puedo imaginar de que trata, voy a ver que hay en el mercadito, que ofertas tiene para irse de este mundo.

Voy a leerte.

la MaLquEridA dijo...

Muy pocas ofertas hay en el mercado, quizás espere una en la que mi nombre quede por todo lo alto grabado en los anales de suicidas famosos.

Buen texto Doc creo que faltó un poquito de más historia pero me gusta su forma de escribir.

DESTROYER!!! dijo...

jajaja con madre el infomercial, luego llevo unos clientes q ni pa eso se animan, pinchi vida gris roba oxígeno, ya de perdis q mueran con un poco de gracia...

q tal morir inmolándose mientras abrazan a algùn politiquillo cucho de esos q sobran...

NTQVCA dijo...

Buen lugar para trabajar, aunque sinceramente creo que preferiría, en caso de contratarlos, el factor sorpresa.
Me parece que tiene el tamaño perfecto la historia, ni más ni menos porque entendí todo perfecto.

PHERRO dijo...

Pues ni tan originales, porque de seguro la muerte ya se ha anotado varias vidas por medio de esas maneras y otras mas cagadas o "heróicas".
Pero eres fiel a tu estilo y postura irreverente.
Lo que me ha gustado es el desarrollo de la idea y todos los aspectos con los que la aderezas.
Me hubiera gustado leer alguna opción para verdaderos holgazanes, si la tienes mándamela llegar por e-mail, por favor.

RoS dijo...

-Pare de sufrir y venga al mercadito del suicidio. Jajajá.
-Me gustó, buenas letras para morir en sábado.
-Te disfruto en tu mood salvaje pero te disfruté más la semana pasada.
:)

la MaLquEridA dijo...

Muchos hablamos del suicidio como que es un asunto solo para cobardes, débiles de voluntad y demás cuando habría que estar en el pellejo del que lo hace para sentir lo que lo orilla a tomar tal determinación y créanme que se necesita mucho valor para vivir en las condiciones en las que están ¨los cobardes que se suicidan¨.

Quizás debiéramos ponernos a reflexionar sobre el tema del suicidio y la perspectiva que tenemos cambiaría notablemente.

DESTROYER!!! dijo...

malquerida, el año pasado una de mis mejores amigas se suicidó, lo viví más de cerca de lo q hubiera querido... yo lo q sé es q para vivir se requiere más valor, coraje y visiòn que terminar con tu vida de esa manera... es una cobardía, mejor usar ese coraje para patearle las bolas a la adversidad!!!... saludos...

SIRACUSA dijo...

Muy buen escrito, hacerlo con ironia es algo que en lo personal me cuesta mucho trabajo, asi que admiro esa habilidad en usted.
Me quedé con ganas de saber más opciones, digo por ver no se muere....

:D

la MaLquEridA dijo...

Nunca sabremos si ese valor, coraje y visión los usó para terminar con su vida, nunca lo sabremos.

Capitan TINTASANGRE dijo...

Dr..
Su escrito ha curado mi mal humor al menos por hoy.
me gusta su estilo, irreverente, ironoco, acido.

si hubiera puesto mas ofertas, hubiese perdido gracia. pero la dosis fue buena muy buena...

solo te falto una cubana nalgafloja diciendo..
LLAME YA!

Dr. Gonzo dijo...

Gracias por sus comentarios.
Malquerida: Cuando lo releo estoy contento con haberlo dejado así. Deseché dos páginas más de escrito con otras tres ofertas y un poco más de desarrollo (contexto del personaje que ofrece los servicios), pero habría sido bastante más largo el escrito y creo que forzaba el humor. Es difícil mantener una risa constantemente. Gracias.
Destroyer: ¿Te gustaría la opción de ser un héroe nacional, si cuando para la próxima cumbre narco que tenga el presidente con los distinguidos miembros de los cárteles de drogas, pudieras atraparlos en el lugar de reunión y llegar con explosivos adheridos a tu cuerpo y hacerlos estallar a todos? Pediríamos amplia cobertura al hecho y una grabación de los tratos previos al estallido. A nadie le interesará recolectar y juntas las calaveras de cuanto cabrón podrido ahí se reúna, sólo las del revolucionario Destroyer que le ahorró a México, unos cuantos años de manutención política y a los cárteles los obligó a reorganizarse ya no jerárquicamente, sino linealmente. (Menos pdoer al poder)

Dr. Gonzo dijo...

NTQVCA: Podría existir una modalidad al azar. La muerte sorpresa daría un toque más natural, sí. Confirmo la parte de las dimensiones del escrito, gracias.
Pherro: Estoy seguro de que la parca misma inspirò a Toño Memelas para las modalidades de morir, así que él sólo estaba haciendo negocio (digo estaba, porque supe que no le fue muy bien) de algo que no se había tratado antes pero que ahí estaba. Justo como la venta de agua embotellada.
Revisaré las opciones, quizá haya una adecuada a tus necesidades.
ROS: Ya comencé el siguiente escrito. Creo que te gustará el cambio de mood. Gracias.
Siracusa, gracias, a ver si mañana pego en otro comentario las otras dos opciones que descarté para publicar el escrito.
Capi: Muchas gracias por lo que dices, en cuanto a la cubana te la encargo en cuanto zarpes del próximo muelle caribeño.

Dr. Gonzo dijo...

Comenzaron a hablar de un tema que siempre resulta polémico y a revisar las dos posturas típicas: las que dicen que quien se suicida es cobarde y las que dicen que para suicidarse hay que ser muy valiente. Ambas visiones parciales y que resultan injustas para el suicida.
La persona que toma la decisión o quiere sucidarse, en primer lugar es una persona desesperada, cuyas opciones se han agotado (o eso cree, la angustia es cabrona) y no es decisión que pueda sopesarse de manera objetiva. La persona que se busca suicidar, pues, no está en las mejores condiciones para tomar decisiones, por lo que difícilmente puede hablarse de valentía a la hora de realizar el suicidio. Creo que la palabra clave es desesperación.
Si se toma la decisión de no suicidarse, puede haber varias formas de entenderlo. Una de ellas, es que se ha salido de la fase de desesperación a la de comprensión del hecho y por mero instinto de preservación no se realiza el suicidio. Difícilmente podemos hablar de valentía, ya que los procesos son muy confusos y llegar a una resolución que no tenga que ver con colgar los tenis, es más producto de uso de la lógica que de valentía en sí. Para lo que sí hay que ser valientes es para agarrarse los huevitos y continuar, pero ese es un proceso posterior y tampoco es infalible.

pinchesendic dijo...

Me cagué de risa con algunas de las ofertas del sobreruedas del suicidio. Me gustó mucho el humor negro que se destiló en la historia. Acabo de leer que no importa que tan pendeja estuvo tu muerte si el día que mueres te reivindicas. Felicidades Doitor Camila.

Disculpa que hasta hoy pude comentar.

Úrsula Amaranta dijo...

Pf, genial, muy divertido, bien escrito, creativo, reflexivo, y hasta polémico. Lo disfrute mucho

Fernando Manda dijo...

jajajaja la meada eléctrica no tiene madre
No hay ofertas para suicidios colectivos? digo, hay gente que está inconforme con su vida, pero hay otra que realmente debería estar muerta.

Leinad dijo...

Un buen spot publicitario, me gustaron esos 4 puntos como una buena arma de destruir el ego del individuo, y a la vez como una buena herramienta para vender, la gente al tomar como cierta tus afirmaciones, les generas la necesidad de tu negocio...muy buen escrito, hasta con finalidad de publicidad es bastante bueno.

Tarde pero sin sueño!!...estaba de viaje no me pude conectar a esto.

Dr. Gonzo dijo...

Úrsula: gracias por tus comentarios, de aquí saldré con el ego de boligoma: inflándose a la menor provocación.
Fernando: Los suicidios colectivos parece que no estaban cubiertos, creo que es cosa de logística.
Foto: La intención del que vende es ganarse a su público, no importa de qué manera. Emplear una opción diferente a la adulación me parece la más indicada, sobretodo cuando se trata de destruir el amor propio de un individuo. Gracias.