sábado, 18 de junio de 2011

Lo cerca que estamos



I

El aire es fragmentado a esta altura del lugar. Corrientes de aire frío en mi cabeza, se combinan con corrientes de aire caliente a la altura de mis rodillas. No soy supersticioso, no en este mundo, pero es como si ya conociera este lugar. ¿Es inseguridad? Tan solo venir aquí me hace sentir inseguro y eso me da miedo y eso me vuelve supersticioso ¿Qué puede ocurrir en este lugar desvencijado, abandonado por quién sabe qué motivos? ¿Por qué me dejé invitar por este tipo con un nombre que no me da confianza? ¿A quién quiero engañar? En la invitación dice claramente: Tu quehacer saldrá disparado, tendrás la mejor de tus notas, ¡de tu historia! y todo a partir de una reunión con los Escribicionistas.

Sí, todo a partir de una reunión con los Escribicionistas. En cuanto entro al terreno del tipo, me doy cuenta que aquí hay ostentación de lo jodido. Este terreno es un lote baldío en forma, sólo le faltan las cagadas de perro alrededor, pero con todo, el camino a la casa está bien claro. La puerta apenas si está bien colocada, llena de telarañas, madera vieja con astillas alzadas y hay paja alrededor, las ventanas madreadas… ¿esta es la reunión de los Escribicionistas? La primera en persona desde que empezamos… pasaron ya 60 temas, eso quiere decir que ya llevamos más de un año. Los temas se nos agotaron en un momento dado y… por fin. La puerta se abre y un tipo de gesto amable me recibe. Está barbado y usa lentes gruesos de armazón negro. Viste muy casual, detengo mi mirada cuando me pide que entre.

- ¿Pinche? Ja, ja, ¿debo decirte Pinche? Acordamos que nos llamaríamos por nuestro nombre Escribicionista pero algunos de los recién llegados ya se hablan por su nombre de pila.
- Ah, está bien como acordamos, Doc…
- Dr. Gonzo me suena mejor – me dice mientras sonríe más ampliamente. Lo sigo por la salita que no está tan jodida como la entrada y me invita a que tome lo que guste del pequeño refrigerador. Le pregunto sobre los demás y me comenta que sólo han llegado cuatro de los Escribicionistas y que yo soy el quinto y que fueron a hacer las compras para la fiesta en forma.
- Me gusta la gente puntual – comenta amable mientras enciende un cigarro – en serio, me puedo poner de nervios si espero demasiado y si te das cuenta, aún es temprano. Ellos legaron en realidad muy temprano y yo ya tenía todo dispuesto. Creo que quisieron conocer el lugar primero y bueno, ya se los mostré. Lo último que supe fue que iban por lo necesario para el desmadre.
- ¿Quiénes son los que ya llegaron? – le interrumpo, mientras le desaparece la sonrisa – ¡Ya quiero conocerlos!
- Ah, paciencia don Sendic ¿Qué significa sendic a todo esto?

Estoy por comentarle, el tipo me saca de onda, es agradable pero creo que da rodeos, tal vez es su forma de ser, contrasta con su apariencia, ronda por las palabras antes de asentar las ideas, pero no deja de parecerme inquietante que me haya dicho que mi quehacer saldrá disparado, que tengo la mejor de mis notas en esta reunión. Entra un auto y me dice que son ellos, sale disparado a recibirlos y es entonces que puedo ver las maletas de los compañeros Escribicionistas apiladas en un rincón. Afuera, a unos diez o doce metros de la entrada se detiene el vehículo y el Dr.Gonzo va a alcanzarlos. Veo unas tarjetas que salen de unas carpetas sobre una repisa y mientras observo por la ventana que un grupo de personas están sacando enseres de la batea junto a Gonzo, echo un ojo a la que sale primero y leo:

En felicidad y tristeza convergen
Rencorosamente en nuestras entrañas
Logrando que las sensaciones nos llenen
Al tope, siendo que no tendremos más mañana

El acto final el paroxismo implica


Sólo logro leer eso, no lo termino, bajo la tarjeta el Doc es poeta ahora, poesía barata o alguna especie de intento para el siguiente tema escribicionista. Eso me recuerda su escrito erótico, a todos nos dio un buen de risa. Por cierto, quedamos que el ejercicio de esta semana lo haríamos entre todos y lo publicaríamos como la primera historia hecha por los Escribicionistas. ¿Cuál era? Ah, ahora que entren les pregunto.

- ¡Así que tú eres Pinchesendic! – grita una chica de cabello ensortijado y abundante que con una sonrisa amplia que me abraza en cuanto me ve – su candor y soltura me hacen pensar que de seguro ella es Ros.
- Bueno… tú eres Ros, jeje, llegaron muy rápido chavos, hace un momento estaban en la camioneta y llegaron barridos

Justo en ese momento, entra un chavo barbado y de greña larga retirada de su rostro a propósito, abrazando a una chica de lentes y sonrisa inacabable. No hay problema en saber que son Dark y Siracusa. Dark me estrecha la mano fuertemente y me abraza, percibo el tempranero olor a alcohol al darle el abrazo. Siracusa se ve alegre y se pone a bromear con otra chica de cabello negro amarrado que venía con ellos, no tarda en decirme que ella es NTQVCA, le pregunto si no le da hueva deletrear ese nombre, ella sonríe sin darme importancia y sigue el camino a la salita. Gonzo viene cargando bolsas y bolsas junto a otro tipo que inconfundiblemente es Fernando. Ambos vienen a las risas y Gonzo toma una cerveza mientras se asegura de que todavía esté fría y le pega un trago que me impresiona.

- ¡Hah! ¡uhhhl! Vaya cerveza, me encanta la oscura de barril, fueron lejos ¿verdad? A la ciudad, a juzgar por el tiempo que se tardaron – comenta Gonzo.
- Sí güey, debiste ir con nosotros, la verdad nos perdimos para salir – replica Dark un tanto incómodo mientras abre un vodka.
- Y bueno, son casi las cinco, la hora acordada con el resto de los Escribicionistas, ¿será que den con el lugar? – termina Siracusa inquiriendo al anfitrión que está ocupado terminándose la cerveza-
- ¿Qué te puedo decir? – contesta tranquilo y sonriente el buen doctor – esos cuates pueden llegar cuando les plazca y conocer los lugares de esta casa libremente. La puerta está abierta, las bebidas en el refri, los hielos haciendo fila para entrar al congelador, en lo que a mí respecta, esta reunión ya comenzó, así que ¿por qué no empezamos el tour?

En ese momento el pitido sordo de un vocho suena a la lejanía, Siracusa y NTQVCA se asoman por la ventana grande de la cocina al fondo de la sala y Dark y Fernando por la de la sala, yo apenas logro ver el auto entre sus cabezas y Gonzo, como si nada, va a la mitad de otra cerveza y se sienta en el roído sofá. El que viene en el volvo es ni más ni menos que Fototropismo, nos damos cuenta de inmediato porque sus carcajadas adornadas por la máscara de V sobresalen del volante. Foto se ha convertido en algo así como el Escribicionista mayor, sus escritos, su crítica y deliberada sapiencia en la pluma le han valido el reconocimiento de los Escribicionistas durante todo este año. No logramos verla, pero en el momento en que el pobre volvo se atasca en el lodazal alterno a la entrada, Úrsula se asoma preguntando si alguien va a ayudarlos o sólo sombras los observarán. No podemos evitarlo, todos soltamos una carcajada y Dark y Fernando se apresuran a ir hacia ellos. Apenas noto que Gonzo se levanta y ya está platicando con NTQVCA retirados de los demás. Acabáramos, el tipo ha dejado de darme desconfianza para pasar a la lástima, tratando de ligar al momento en que abre su tercera cerveza. En ese momento recuerdo las tarjetas, podría ser bueno cotorrear al Gonzo con su poesía, de la cual nunca ha dado muestra si no es por historias oscuras o socarronas. Saco la tarjeta mientras el tipo platica con NTQVCA y Siracusa observa divertida por la ventana los abrazos y mentadas de madre que se decían n con Foto y con la bella Úrsula. Porque es bella la chica, pero… sí, las tarjetas… ah, caray, aún no destapo mi primera chela y ya las tengo en la mano. Es divertido eso. La primera tarjeta de nuevo, remata con esto:

Tu olor y mi olor
En cuánto tiempo han estado prohibidos
Hasta el momento en que tú y yo
Lo decidimos creídos en nosotros.
Pero que en realidad algo mayor nos obligó
Paraíso, paraíso, dame tus verdades
Nos diste pene y vagina
Para usos múltiples
¿o no?


No sé ni qué pensar, dejo escapar un ronquido de risa al respecto. Nunca entendí al tipo y sigo sin entenderlo, pero eso es lo de menos. Foto y Úrsula están aquí y nos llenan de un ambiente diferente.

Gonzo pega un grito: ¡Wild Turkey! ¡Lo hallaron en las inmediaciones recónditas del rancho city, ídolos!

OK, entiendo que el tipo está contento, llevará unas seis cervezas a juzgar por los arillos tirados. Está contento, me cae bien, pero sus maneras son extrañas. Pero qué diablos ¿no somos todos así al final? Pero el tipo está apenas comenzando y puedes adivinar que no tiene maneras por los sonoros eructos que se tira. No me extraña que NTQVCA se haya adherido de repente a Siracusa con quien ahora comparte vodka.

- ¡Tú eres Sendic! – me espeta Úrsula, inusualmente clara al contrario de sus escritos, siempre mesurados, siempre maduros pero con un dejo de nostalgia de lo que pudo ser.
- Sí, es el pinchesendic,¡ ÉL ES SENDIC! - Vocifera Gonzo desde su sillón. Úrsula hace un gesto de: lo sabes ¿verdad? Ese es Gonzo seguramente. La entiendo y ambos reímos.

Parece que el grupo ha aumentado. Ahora somos nueve del grupo. Pienso que OJT y Malquerida no lleguen. No sé por qué, pero me da esa impresión. Fernando se levanta y hace la cuenta y nombra a los que faltan: Capitán Tintasangre, Destroyer, Pherro, La Malquerida y OJT. Son los que nos faltan.

- Son las cinco de la tarde – grita el Dr. Gonzo – el que llegó, llegó, el que no…. Carajo pues creo que será alguien que le gusta darse a notar por su puta impuntualidad.

Algunos ríen por la sentencia de Gonzo, a mí me parece impertinente, pero esos son mis pedos. Somos Escribicionistas y esta cabaña está encerrando la historia de catorce desconocidos unidos por las letras ¿No es el mejor ambiente al final? ¡Que comience el tour! Grito yo contento, ¿qué más da? Tanta buena gente reunida en un solo lugar no puede significar nada malo y tomo una cerveza oscura de las de barril. Y cuando avanzo hacia ellos que me aplauden la decisión, ya estoy terminando la segunda. Gonzo choca su quiensabecuantachela y me la hace rebotar en mi cabeza. Que comience el tour.

II

Hemos conocido la casa. Es más grande de lo que aparenta, Gonzo está evidentemente contento. Jaló un six de chelas y se las terminó en el tour, Dark está contento, al grado que ya está brindando con quien tenga algo de alcohol, todo ha sido ánimo, bromas y un buen ambiente en general. Para ese momento nos empezamos a dar cuenta de toquidos fuertes en la parte alta. Apenas reflexionamos (al menos yo) que estamos en una parte baja de la casa, mohosa y madreada y que llevamos como una hora recorriéndola con sus evidentes paradas del ebrio Gonzo contándonos historias de abducciones alienígenas en las cercanías y espíritus evidentemente tristes y malditos en el lugar. Fer lo mira divertido, Ros no se aguanta la risa y se carcajea mientras toma del brazo a Fototropismo y las chicas se rejuntan señalando al tipo. Pobre güey, acabado desde su primera intervención turística. Al escuchar los toquidos, Fernando jala a Dark para que lo acompañe a la parte alta del lugar y se desaparecen. Seguro llegó alguien más de los Escribicionistas, pero con el inmenso trago de whisky, me confundo un poco con los tiempos, sobretodo porque es ese Wild Turkey, no podría imaginarme que esté retirado del mercado un tipo de sustancia similar, tan alienante, tan empecinada…

Subimos las rechinantes escaleras para encontrarnos a Dark y Fernando copeando con La Malquerida, una señora de refinada figura, cabello salvajemente echado hacia atrás con alguna especie de gomina y con un gesto adusto y hasta tímido y al Capitán Tintasangre, tipo ecuánime y sólido que sostiene una copa de algo que evidentemente sólo él trajo: vino. Ambos departiendo con los sonrientes y emocionados Dark y Fernando. Las quejas no se hacen esperar, Ros les cuestiona por qué no bajaron al capi para el tour, Úrsula me empuja para poder conocer a La Malquerida y de repente una silueta en la puerta de entrada, rápido nos hace saber que es OJT y nos dice su verdadero nombre al cual hacemos oídos sordos. Evidentemente ha oscurecido y yo apenas si me di cuenta. Debo servirme un trago de whiskey antes de que el goloso Gonzo se empine la botella. Todos divertidos, todos hermanados y hasta olvidados de NTQVCA, Siracusa y Fototropismo quienes nunca subieron.

III

Estamos la mayoría de los Escribicionistas y cuando pido que todos nos reunamos en un abrazo compartido (en efecto, el Wild Turkey es ponedor) recordamos a Destroyer y a Pherro que aún no llegan y brindamos por adelantado. Alguien dice que apenas van a dar las nueve, que es temprano y Dark ya tiene sus forjados y uno hasta fumado cuando pasa el rol. Dark sabe que Siracusa no está y le pide a Gonzo que le eche un grito. Gonzo es de los que rechazan el churro y a la par de un whiskey y una cerveza (uno en cada mano) baja a buscar a Fototropismo, NTQVCA y a Siracusa, empujado por Dark. Todos estamos bien, todos la pasamos bomba, no son siquiera las nueve y estamos liados entre un chingo de risas, mota, coca y alcohol. Para el que le guste qué mejor.

Entre las historias del Capitán Tintasangre (digno narrador de historias piratas, con una narrativa envolvente, acompañado de vino y cerveza, de mujeres corriendo sus ojos hacia él y si no, pregúntenle a Ros, Úrsula y La Malquerida que no desviaban un céntimo de su atención a las cuádruples historias, estrofas, rimas y coplas del tipo) nos pasamos un ratote. Un digno ratote debo decir y para cuando volteamos a la desvencijada puerta que nos vislumbraba una llovizna llega un tipo imponente no por su tamaño ni por su voz, sino por lo que nos dijo: ¡Vaya, al fin llegué al nido de ratas más aproximado a lo que admiro! Ese era Pherro, atorando un paraguas en la puerta. No me gusta mojarme – dijo, - si lo hago, el efecto de sanforización surge y me disminuye ante ustedes – Acto seguido corre hacia la mesa y atora un chingo de botellas de vino. ¿Es esto una reunión o una especie de concilio de carmelitas? Nos espeta Pherro refrendándonos quién es el tipo que ha hecho de los Escribicionistas, un grupo heterogéneo. Las carcajadas de Dark y de Fernando no se hacen esperar y ambos toman una botella de vino cada quién y la chocan con el recién llegado. El viaje me hace darme cuenta que Gonzo no ha llegado con los extraviados y que. Mientras Pherro abraza y besa y el Capi Tintasangre arma un madrigal con los ahí reunidos, yo debo buscar a los extraviados. Esta es la última vez que miro mi reloj.

IV

Bajo las escaleras y encuentro el primer cuarto. El de la izquierda, el primero que nos mostró Gonzo, toco, pero nada, espero unos segundos más, abro y lo que veo es… ¿dantesco? Es una frase expresionista a estas alturas… me tomo del estómago y el whiskey entrado es ahora asqueante… y al momento en que me tomo del estómago una tarjeta resalta, las tarjetas que ¿le robé? A Gonzo… la que tomo dice:

Pene y vagina imaginados
En letras encontrados
Eres yo y yo soy tú
Unidos para exterminarnos


La imagen quiero no entenderla, veo frente a mí Fototropismo y NTQVCA empalados cada uno en una estaca enorme, de casi dos metros, muertos ya. Desde su ano hasta su boca. Tomados de la mano, cosidos de los dedos, tomados de la mano para siempre. Sangrando. Se nota que lloraron. ¿Cómo puedo ser tan frío para describir esto? Grito ahogadamente y veo una tarjeta a sus pies y dice esto:

No terminamos ambos
Por separado
Luego de un cambio de clima
Inesperado
Este naciente amor
Nos ha atravezado
Y apenas empezamos.


Lo que veo no lo creo, subo unos escalones cuando alguien me toma del brazo. Grito, sí, grito, pero siento que mi garganta se cierra, porque ver a dos personas estocadas de esa manera no es para menos. Pero es Siracusa que me dice que vaya con ella. Le pregunto si vio a Foto y a NTQVCA y le resta importancia, no me contesta, pero me dejo guiar por ella. Todo porque me vio tranquilamente y pensé que era una broma. Caminamos lento y le digo que acabo de ver a dos Escribicionistas empalados, ella se ríe y me dice: No mames, ahorita subimos, aguanta vara güey. Y lo hago. Soy el Pinchesendic ¿no?

Subimos y bajamos, creo que el Wild Turkey estaba adulterado, veo visiones de Dark reclamándome por qué tomo de la mano a su chava, por qué tomo de su brazo a su chava, por qué le tallo un seno a su chava… Siracusa, real es… me pierdo cuando ella se quita una bufanda que jamás noté y me besa. Todo es negro.

Bebés rinocerontes, no creas cualquier cosa que pruebas, tu cara en la oscuridad…ese soy yo, tengo las vitaminas suficientes, me quejo del lugar, no creo en lo que veo Siracusa desnuda y yo no sólo no me di cuenta… estoy tirado en el piso, puedo ver una de esas tarjetas junto a mí, pero no ajusto la vista, no puedo enfocar mi visión, escucho la voz de Dark, busca a Siracusa, ella yace a mi lado, me mira fijamente… oh, mierda, ese güey viene por su chava y ella sólo me sonríe con todos sus dientes…me vuelve loco, en lo poco que logro entender, me enloquece, pasea un dedo por mi perfil, se detiene en mis labios y logro notar que su sonrisa no es tan sonrisa… se tuerce… un poco … siento una bofetada : ¿¡Qué coño haces!? Me pregunta a mí o le pregunta a ella. Me quedo tirado, no puedo levantarme, veo que Dark trastabilla… veo que quiere levantar a Siracusa que sigue sonriendo, mirándome. Alzo la cabeza un poco, escucho como un eco lejano los insultos de Dark, miro la tarjeta de nuevo, logro leer:

Puedo relacionarlo
No llega el sueño
No llega el descanso
No hay sueños que cumplir
no rest no dreams, baby


Y me siento extraño a la escena… Dark comienza a besar a Siracusa y ella lo rechaza luego de un largo beso, le dice que es falso, que él tiene una bandera que ella ya no soporta. Él la mira amenazador y le pregunta por qué le dice eso y Siracusa se echa a reír. Sé que aquí sobro y en cuanto reúno fuerzas para levantarme, Dark me jala y me escupe en la cara, le digo que se calme y me dice que no hay calma que yo le hice algo a su vieja y Siracusa brinca y le dice que no es su vieja, mientras grita chillonamente. No entiendo qué sucede, Siracusa brinca sobre Dark y él me suelta, yo caigo directo a la puerta y se abre por el golpe. Me incorporo mientras dejo a la pareja hacer lo que sea que hagan.

Apenas doy unos pasos por el oscuro pasillo y de nuevo, Dark hecho una furia total me toma del brazo y me dice que ahora termine lo que empecé y de su manga sale una tarjeta como las de Gonzo (claro, llevo varias, apenas lo noto) aunque para estos momentos comienzo a relacionar algo de esa basura poética con los hechos, no puedo leerla, quiero tomar la tarjeta y Dark me da un puñetazo en la cara.

Cuando despierto, estoy otra vez en el mismo lugar y Dark tiene la cabeza recargada en mi pierna. No entiendo por qué, trato de enfocar mejor la mirada, no sé cuánto tiempo ha pasado. Le hablo a Dark, le digo que despierte, trato de mover sus hombros pero me encuentro con el piso. Ahora lo veo, su cabeza es lo que está en mi pierna, su cabeza está cortada, no me siento con la velocidad de reaccionar, busco en el cuarto oscuro, busco a alguien, no sé quién es. De repente veo que es Siracusa la que me pide llorando que no la lastime, tiene una tarjeta ensangrentada en su mano, me dice que no sabe que pasó. Lo que sigue es caótico, me levanto, busco correr a la entrada, no puedo ver bien, todo es oscuro, me tropiezo con algo, no quiero imaginar qué es, una oleada de asco me recorre y vomito. Durante algunos minutos lo hago y me arqueo mientras Siracusa llora, me pide que no le haga daño, está loca, está completamente loca. Abro la puerta y salgo corriendo. Apenas veo su silueta que se incorpora. Camino por el pasillo dando tumbos, noto que lágrimas me salen de los ojos… ahora veo un poco mejor, noto que ya no escucho voces arriba, sólo hay música, me trato de guiar por el sonido, pero de repente es como un eco. Tras una puerta escucho risas coquetas y gemidos, parecen sonarme, en este momento, más deseables que lo que acabo de dejar atrás. No soy tan impulsivo y me recargo en la puerta de madera, buscando escuchar algo, es la risa de Ros y también puedo identificar una voz masculina, es el Capitán Tintasangre, lo que logro ver en una rendija de luz de luna proyectada en una ventana es que ambos están recostados, Ros da la espalda y logro ver su cabello contrastar en brillos con la luz lunar. Su figura torneada es casi comestible, el Capitán está tan concentrado en ella, en hablarle pausada y tiernamente que no repara en que observo. Apenas tomo noción de lo que pasa, recuerdo las escenas de atrás ¡soy un pendejo! Calentándome aquí mientras Dark está decapitado y Fototrop………………………….

Una mano enorme me tomó del cuello y a jaloneos me llevó lejos del cuarto de Ros y el Cap. ¿Qué mierda pasa ahora?
- Sendic, no seas tan pinche – me dice serenamente el Dr. Gonzo que alumbra con una linterna el pasillo – deja a los tórtolos darse gusto-
- ¡No mames Gonzo – le grito y le pego un empujón sin más – allá abajo, están muertos cabrón! Están Dark y Fototropismo y …-
- Baja la voz carnal, no mames, ¿de qué hablas? ¿Qué te metiste? Todos están bien, encerrados, a algunos les pegó duro la desvelada a otros todavía les suena la fiesta, vamos arriba con ellos güey, igual te ligas al Destroyer o algo así, jaja.

No aguanto, no resisto y alejo a Gonzo de mí. Estoy muy asustado pero ¿habré consumido alguna droga, de hecho, sin querer? Todo es tan confuso, pierde sentido el tiempo para mí, no me ubico, debo calmarme. Volteo y Gonzo no está, en su lugar, una tarjeta en el piso. Puta madre con estas tarjetas, la recojo y a trasluz logro leer:

En las coyunturas se regodea el amor
El cariño sustituye al crujido
La idea está en el sonido
Tus huesos tienen candor

Bebo tu líquido
Tu jugo y tu amor en combinación
Estamos llenándonos de libido
Contiene sangre la pasión


No entiendo una mierda, pero en cuanto me recargo en la pared, puedo escuchar que alguien… mastica, que están como… como si alguien estuviera comiendo algo crujiente. A estas alturas no me parece ya tan extraño, me apoyo en la puerta, no tiene la misma virtud que las otras desvencijadas, está atorada, empujo, lo que veo ahora es inenarrable. Siento que mi corazón late increíblemente rápido, siento ganas de llorar, de morirme... en el piso veo el cuerpo de Pherro, desnudo, OJT está usando unas enormes pinzas industriales para torcer las rodillas del cadáver de Pherro y la piel se rasga, se rompe, OJT tiene el rostro lleno de sangre, de su boca salen hilitos de gotas constantes y sonríe extasiado, determinado, Malquerida está en el piso, desnuda, y al sonar el crack del hueso, sorbe el líquido, la sangre para acto seguido besar a OJT y transmitirse el gusto del líquido. La Malquerida besa a OJT y lo abraza, se miran mientras OJT está escarbando en una coyuntura rota con anterioridad, el codo de Pherro y unta a su amante en los senos la sangre, ella lo mira agradecida y acaricia su rostro. “Estamos llenándonos de libido, contiene sangre la pasión” Es lo que resuena en mi cabeza antes de dar un grito. La Malquerida y OJT me miran, se levantan, OJT toma las pinzas y viene hacia mí. Esto es demasiado, en serio, es demasiado, me pego contra la pared, tengo miedo y no puedo moverme. Cerrar los ojos es mejor, lo último que veo es a OJT abriendo las pinzas, dirigiéndose con mirada fúrica y retorcida hacia mí.
Un golpe seco. Un cuerpo cae. Abro los ojos. OJT está en el piso, inconsciente o yo qué sé. La Malquerida grita y se va encima del Capitán Tintasangre que está a un lado mío con un martillo, sorprendido pero no por eso menos facultado para darle un empujón a La Malquerida y pedirle que se aleje, que se tranquilice, La Malquerida se arrincona arrancando un trozo suelto de una mano de Pherro. El Capitán me toma del hombre – Vámonos, dice determinado – Ros está afuera, asustada. Nos juntamos, el Capitán blande el martillo y los tres hacemos un pequeño círculo, caminamos unos metros, les digo que hay algo extraño, que Gonzo tenía unas tarjetas, que recrean en cierta forma lo que dicen con estas escenas. Ros abre la puerta del cuarto en el que estaba con el Capi. Entramos y atoramos la puerta. Apenas me doy cuenta que tiemblo y me he meado los pantalones. Ros me mira asustada y el Capi trata de atorar la puerta cuando un empujón fuertísimo la medio abre. Gonzo, muy serio, enojado, asoma la cabeza lo más que puede - ¿Qué mierda pasa aquí? ¡Ábranme! – El Capi me mira, yo niego con la cabeza, tomo lo primero que encuentro a la mano. Ros me imita, ambos con una tranca, Ros le pide a Gonzo que se detenga, que espere. El Capitán toma su martillo, le digo que Gonzo tiene que ver en todo esto. Gonzo dice que Siracusa está mal, tirada en el piso, desmayada, que quiere respuestas. No confío en él.
Sus pasos se alejan maldiciendo. El Capi baja el martillo, me pregunta qué sucede, qué fue lo que vimos y comienzo a relatarle lo que he visto. Ros se echa a llorar, el Capi se horroriza y yo apenas puedo contener el llanto y el nerviosismo me tiene hecho una mierda, no dejo de temblar y siento la quijada trabada. Entonces se escucha la voz de Gonzo, gritando y evidentemente, leyendo una de las tarjetas:

La verdad es que el final se acerca
Cada sentimiento es noble cuando se comparte
Una felación, sencilla, protegida por el sentimiento es certera
Porque a nadie daña, mucho menos cuando hay sangre


Gonzo se ríe, como enloquecido - ¿Qué es esta mierda?¡No saben lo que acabo de ver arriba! – grita, se escucha un ruido sordo y se encarrera, con un golpazo abre la puerta tirando los muebles que habíamos apilado. Gonzo nos observa, al menos eso logro adivinar de su silueta, el Capitán se abalanza sobre él y lo mismo intento pero Ros me jala. El Capitán le pide a Gonzo que se calme y éste le replica: - ¿Calma mientras me quieres atacar? – lo detiene y forcejean. Debo ayudar al Capitán, suelto a Ros le pido que no se mueva y en ese momento, el Capitán sale volado del cuarto con Gonzo. El que se levanta es Gonzo y me observa un segundo, no logro ver su cara, es oscura, sólo su silueta y se da la vuelta, se va corriendo. Ros corre hacia el Capitán y apenas noto que el cuerpo de Siracusa está tirado a un par de metros. Voy hacia ella, su ropa está manchada de sangre. Trato de sentarla, está desmayada, respira y en ese momento, veo desde el fondo del pasillo, Gonzo viene bajando y trae algo, como una tranca con él. Me grita que acaba de llamar a la policía y pronto se acabará esta mierda. Le grito que está loco, que esto que está pasando le traerá problemas y no escapará. Gonzo ruge y ríe levemente – maldita sea, nadie va a salir de aquí hasta que yo lo diga –.
Casi le creo, le digo a Ros que venga conmigo, subo a Siracusa a mi hombro, basta de miedo. Nos ocultaremos en este otro cuarto y planearemos qué hacer. Ros no quiere soltar al Capi que sigue tirado en el piso y Gonzo observa y pasa junto a Ros. Camina recargando su tranca en el hombro y continúa, prácticamente ignorando al Capi y a Ros. Yo mejor me muevo cargando a Siracusa. Me meto al cuarto y trato de atrancarlo mejor. Escucho a Ros gritarle a Gonzo. Se escuchan forcejeos, escucho la voz del Capitán, se ha levantado, ahora yo me levanto, dejo a Siracusa recostada en el piso y abro la puerta, quito las cosas que apilé mientras escucho que los tres forcejean. Asomo la cabeza, apenas logro ver las siluetas a trasluz forcejeando. Ros se aleja. Un disparo. Cierro los ojos. Eso es demasiado, siento que me quedo sin fuerzas ¿Quién traía un arma?

V

Escucho los llantos de Ros, no es para menos, acaban de disparar y supongo que esto no ha sido bueno, no, para nada. Por favor, que esto termine, dios mío, no quiero ni tener conciencia de esto. Los llantos de Ros se combinan con otros, escucho que es Úrsula. Estoy recargado en la entrada, creo que me desvanecí sólo por unos segundos, la escena son el Capitán junto a Ros, tratando de incorporarse, me doy cuenta que tengo una pistola junto a mí. Ros me dice que la tome, que ella forcejeó y le disparó a Gonzo y cree que se fue herido o al menos asustado.
Tomo el arma y me levanto, aturdido, me duele la cabeza horriblemente, me retumba, es terrible. Le pregunto por Úrsula pero no sabe, le señalo el otro cuarto donde escucho el llanto. Caminamos temblorosos, Ros apenas puede con el Capitán que le dice que lo deje descansar, aparentemente recibió un golpe muy fuerte en su cabeza. Escucho a Úrsula llorando, tengo tanto miedo de abrir, uno abre las puertas de este lugar para encontrarse horrores. Finalmente lo hago, Ros oculta su rostro en mi hombro. Abro y está Úrsula atada de sus manos, desnuda, hincada, con la cabeza baja, llorando. Al mencionar su nombre, ella grita desesperada, me pide que me aleje, le digo que se calme, Ros hace lo mismo, pero Úrsula grita y no deja de hacerlo, el Capi se acerca, le pide que se tranquilice por favor, algo sucede. Una silueta irrumpe en el marco de la puerta, el Capi se aleja, yo disparo, atino. El cuerpo de Siracusa cae azotando en el piso. Acabo de matar a una persona. Ros y el Capi me miran, Úrsula grita horrorizada. Cometí un error, creí que era Gonzo, creí que era… no sé, no sé ya.
El Capi toma la pistola de mis manos temblorosas, lloro mucho, no puedo dejar de hacerlo. Esto es una pesadilla. ¿Dónde está Gonzo es la pregunta de Ros, mientras el Capi se pone rápido a desatar a Úrsula que no deja de gritar. Estoy deshecho, me siento ajeno a lo que pasa, me mareo, pero logro ver en el piso otra maldita tarjeta. La tomo, dice:

El acto final el paroxismo implica
El dolor y el amor se unen más allá de pocos vocablos
El horror es también su similar y logra una triada

El aire es precioso y la sangre ahora lo indica
Labios tersos, manos ansiosas, erguidos los senos
Se aprisionan sus interiores, excitadas entrañas, inocencia penetrada.


Es lo que logro leer, algo se enciende en mi cerebro, recuerdo la primera tarjeta que leí, esto es lo que continuaba. Le hablo al capitán, no me contesta, busca deshacer en la oscuridad los nudos de Úrsula. Una silueta en la puerta, indudablemente es Gonzo de nuevo. Ros se echa hacia atrás. Gonzo entra me mira y busca tomarme del cuello. Me maldice, me señala, el Capitán intenta detenerlo, me dice que tome el arma, lo hago, estoy nervioso, no hay necesidad de más. Ros toma la tranca de Gonzo y comienza a dar vaivenes con ella, golpea a los dos a su alcance. Me alejo, todo es confusión, golpes y gritos. Úrsula no ayuda mucho. Soy el hombre en pie. Me recargo en la puerta, ahora entiendo, mis manos, llenas de sangre, tiro un cuchillo, camino hacia atrás, quiero salir del cuarto, pero no puedo evitar observar. Al lado de Úrsula ahora está Ros, atada de pies y manos, hincada también, desnuda. Ambas, están llenas de placer, succionan el pene y testículos del Capitán Tintasangre. Él está parado, en medio, disfrutando aparentemente lo que sucede. Ellas gimen y se besan, comparten, se tocan mutuamente y tocan al Capitán. Están embelesadas de ellas, de algo más a juzgar por las jeringas que están tiradas a sus pies. Y hablando de eso, puedo ver unas piezas sanguinolentas, sueltas, Ros talla en su vagina una de ellas y Úrsula desliza con sus dedos, estas piezas en sus senos y gime, gime tanto que me descubro excitado. Una especie de manguera roja rodea la cintura y nalgas de Úrsula y en su cuello también está. Ros tiene rodeado su cuello de estas mangueras sanguinolentas que suben detrás del Capitán, quien puedo ver, está recargado en una gruesa tabla, hay otra cruzada donde está el cuerpo del Dr. Gonzo, de su estómago salen estas mangueras, comprendo, son sus intestinos, el Capitán los sostiene y acaricia con sus ojos cerrados, extasiado y me escucho decirle: Ahora Capitán, hazlo.
Discretamente un pie del capitán mueve un pedal de madera que ejerce presión sobre una cuerda reforzada como polea, las chicas gimen, él gime, están buscando el paroxismo, los intestinos de Gonzo están estirándose, ahorcan el cuello de las dos chicas en conjunto y a la vez, impulsan un gancho que sostiene un afilado cuchillo que se entierra en un pulmón del Capitán. Ellas saben que están llegando, sus figuras se tensan, se yerguen, hermosas sus espaldas, parece que necesitan una dosis mayor, pero sigo quieto ¿dije dosis mayor? Lo que logro ver es que el aire les falta, Ros toma el pene del Capitán quien finalmente logra su orgasmo, las chicas casi al mismo tiempo manotean, sonríen su última sonrisa, sus dientes blancos se notan por última vez. Úrsula se convulsiona antes de tomar un color morado. Puedo ver una cuerda gruesa tapada por la sangre de los intestinos de Gonzo, jala y presiona, los ojos de Ros se tornan rojos, vidriosos pero su sonrisa no desaparece. Úrsula hace un amago de pararse pero lo que sucede es que con su último suspiro, llegó su climax. Úrsula extiende su brazo y se inclina, muriendo, ante el Capitán. Ros resiste un poco más, pronto un gemido ahogado me dice que ha llegado a su orgasmo y sus brazos caen, sus rodillas no la aguantan más. El Capitán asoma una lágrima, parece tomar consciencia de esto, el cuchillo está enterrado en su espalda y la sangre cae constantemente, gruesa, roja, como babeando de los labios de un monstruo que no alcanzo a ver en este abismo, somero abismo eterno. Pero él mismo está muriendo ya. No tengo más que hacer aquí.

Como puedo, camino a través del pasillo, pesadamente subo las escaleras, no hay más música. En el desvencijado sillón están Fernando y Destroyer, trabados en un 69 de muerte. Ambos están amarrados, fueron forzados a felarse, tienen un balazo cada uno en la nuca. Terrible fin. La verdad es que apenas si recuerdo haber disparado antes de… no lo sé. Está amaneciendo, la lluvia se detuvo, es momento de respirar la brisa previa a la llegada del sol. Respiro tranquilidad.

VI

Un año después.

www.escribicionistas.blogspot.com

No somos escritores, somos un blog de escribientes, un proyecto, una sociedad revitalizada, hijos queridos de blogger que gustan de las letras, que ai´ nomás van aprendiendo del oficio. ¿Sin beneficio? Quién sabe. En este espacio queremos tener ejercicios literarios como cuento, poesía, narrativa, ensayos y demás géneros. Y así es, estamos buscando a los nuevos Escribicionistas ¿Quieres unirte? ¡Convive con nosotros! Repórtate con el miembro original, organizador y webmaster. pinchesendic@hotmail.com
¡Únete a nosotros!

16 comentarios:

la MaLquEridA dijo...

¿Me morí otra vez?...

NTQVCA dijo...

Quentin Tarantino presenta...

Mis respetos para todo tu trabajo, bien planeado y aún cuando es extenso me ha parecido ameno con el factor de suspenso por la espera de lo que viene. El final deja abierto para una segunda parte.
¡Gracias por matarme primero!, al menos no sufrí tanto, creo.
Y no, pues no me da hueva mi nombre eh! ¿Habremos de esperar 60 capitulos para la primera reunión de Escribicionistas?

la MaLquEridA dijo...

Ya está, volví a leer con detenimiento. Los personajes tienen su historia y están perfectamente bien ubicados en la misma pero creo que más que erótico el relato es suspenso o policíaco, pero erótico no.

Muy largo para mi gusto pero sólo así se podría realizar una historia con tanto personaje que era lo que se requería además de lo erótico.


Un saludo Doctor.

la MaLquEridA dijo...

PD: Ya no me maten por fa, todavía tengo cosas que hacer.

SIRACUSA dijo...

Me gustó tu relato, rico en descripciones al menos yo las disfruto mucho en un texto. La historia macabra donde el erotismo es un factor mas y no la tesis en sí. Una buena pelicula me avente en tus letras, hasta mi muerte junto con Dark. Quiero leer la segunda parte.
Solo note un error de dedo. :D


buena vibra!!!

Úrsula Amaranta dijo...

¡no! bueno pues recordemos este relato para cuando se proponga una reunión de Escribicionistas, ¡yo no voy! jaja.

Pues no es meramente erótico, es suspenso o igual hasta terror que dentro de él tiene partes eróticas. De cualquier forma no le quita mérito, esta excelente, a mi me atrapó, me dió miedo, me angustió, me gusto mucho.

Creo que el tema que propondré será terror ¿no? ya que tocaste el tema, estaría bueno.

La parte de la poesía con las tarjetas, me pareció excelente recurso.

Muy bien, me pudo encantar !!!

Pherro dijo...

Sí...
No...
¡Vale madres!...
Estás muy cabrón y vale mucho la pena dejar fluir la imaginación de esta manera, crear toda una situación no es cosa fácil, sin importar la extensión, dar congruencia a la idea original y desarrollarla de principio a fin, sostener el interes y lograr un clímax verdaderamente intenso con un descenlace que resulta un tanto cómico.

Dr. Gonzo dijo...

Hola

Malquerida, si te das cuenta, tú y claro, nuestro asesino oculto, Pinchesendic, son los únicos sobrevivientes, así que no moriste, sólo quedaste un poco perturbada. Y tienes razón, no es completamente erótico, pero usé lo que capto como erotismo como un pilar del relato. Lo siento más de suspenso que policiaco.

Jaja, bueno lo de Tarantino, NTQVCA, no sé si en realidad tenía en mente elementos del cine, pero quepa decir que me gusta la obra de Tarantino y soy un enamorado del cine de terror y serie b. Gracias, ¿sabes que por cuestiones de recorte del escrito no sufriste más? :P

Siracusa, muchas gracias, no creo que haga una segunda parte, pero si alguien quiere las fichas precuela (el antecedente de cada personaje antes de este relato) con gusto se las paso.

Úrsula si hay una reunión de Escribicionistas, propongo que nomás llegando matemos al sendic, no me da buena espina luego de leer el relato. El asunto de las tarjetas es que originalmente eran más, pero habrían hecho el escrito más largo, pero ahí radica el asunto erótico. Y sí, sería bueno que nos aventáramos un relato de terror. Gracias.

Pherro muchas gracias. Qué te puedo decir, me costó trabajo; el producto final era de 18 cuartillas y le tuve que dar de tijeretazos y parchar algunas cosas, con el temor de que quedara inentendible. Qué bueno que se logró.

Anónimo dijo...

Entonces cuándo nos juntamos, unas chelitas, ¿o qué? /nomás no le digan a Sendic/ cof, cof...

Ay, ay... me gustó, sí... de inicio a fin estuve entretenidilla y gozosa de leerte. Brinqué y me destornillé de risa, puse cara de quépedoconestepincheloco y así, pero de neta ni larga sentí la lectura. :)
El final es grande, qué miedo, pero qué grande!
(ROS)

Pinchesendic dijo...

Ayer puse un comentario, pero esta madre no lo aceptó. Me encabrona.
Fue raro leerme en primera persona cuando alguien que no soy yo escribe el relato, tan raro que me tuve que volver a leer para entenederle.
Que chingón te quedó tu relato.
LA verdad me tuvo en el suspenso todo el tiempo, fue erótico con harto gore. Trague mucha saliva con las onomatopeyas del ¡GULP!
supongo que fueron muchas horas las invertidas en esta historia, pero valieron cada uno de los minutos.
Felicidades doctor gonzo, este relato causó lo mismo que hizo Tiburón en la decada de los 70´s en las playas, que nadie se quería meter al agua. Pues ahora la idea de una reunión de escribicionistas que antes quería tanto, ya no me gusta mucho como hace tiempo.

Dr. Gonzo dijo...

Qué bueno que te gustó Ros, la encomienda se cumplió.

...Dark Angel... dijo...

Señor, me quito el sombrero.. Chingon. Y apesar de todo el suspenso que le metiste, el erotismo es como que un pilar, sin el, nada tendria sentido. Chingon nuevamente.

¿Porque me relacionan con las drogas?
¿y con el alcohol?


¿Serie B? Yeah!!!





Dark Angel

Dr. Gonzo dijo...

Gracias Dark, sí, trato de que el erotismo juegue un papel importante, si bien no es parte protagónica, es un recurso constante.
Ah, relacionarte con las drogas. Pues, tú has hecho algunas referencias y lo recuerdo bien porque aquí nadie más ha hecho alguna así. Espero que haya sido una pregunta retórica.
¡Serie B rulea!

Leinad dijo...

Me gustó que traía un volvo (me imagino que se refería a un modelo a escala porque ni a bocho llego) tres cosas me llamaron la atención; la primera es su relato tan largo al igual que el mío (quizá más extenso el suyo) lo segundo es que los dos parece ser que escogimos al pinchesendic como protagonista del relato, como dice NTQVCA es como un cortometraje muy a la Quentin Tarantino, su triller psicológico me encantó, y lo tercero y último es que hay muchas muertes en nuestros relatos, ¿No le interesaría hacer el guión de una película?, quizá si le mezclamos un poco de los dos algo oscuro, tenebroso y enrarecido de buena pinta saldrá, un gusto leerlo.
¿El empalamiento de su servidor tuvo que ver con la amenaza hecha por el capitán? ¿O fue un acto meramente al azar, una (muy dolorosa) coincidencia?

pinchesendic dijo...

putisima madre, he tratado de escribir un comentario como 5 veces y nada, todos me los ha borrado esta madre. Me gustó un chingo la historia y me quitó el aliento en varias ocasiones casi como me hizo tragar saliva, si esta madre no guarda mi comentario esta vez, me doy un pinche tiro y no escribiré esta semana, porque estaré muerto. coño.
Felicidades por el gore y le erotismo

Dr. Gonzo dijo...

Oye Fototropismo pues sí hay algunos paralelismos en los escritos, a ver qué opina sendi jeje. Órale, nos aventamos el guión, algún híbrido de trago duro deberá salir de eso.
Lo del empalamiento fue una ilustración de la unión que tendrías con NTQVCA... mmm requiere el antecedente.

Sendic! mi asesino facorito qué bueno que te gustó y pinche blogspot pedero, me la ha hecho antes también. Mingue su chadre.