jueves, 30 de junio de 2011

El tiempo de las cerezas*

¿Porqué en lugar de imaginar con esta lluvia pertinaz que el cielo esta llorando, porqué no pensar que está de fiesta? sería ver el lado bueno de la lluvia.

He dado tantas vueltas sobre qué escribir acerca del tema de la semana, pero imagino que ser retraída y poco social me limita, ni siquiera en mis juventudes rebeldes asistí a ningún lado donde hubiera reuniones.  Quizás para muchos eso no es vivir, pero la manera solitaria en la que me movía podía ponerme muy contenta, es lo que me gustaba... es lo que me gusta. Escuchar música, leer un libro, beber un chorrito de tequila para que la nostalgia no arruinara la fiesta que armaba para mi solita.

¿Qué es una fiesta me he preguntado?

Una fiesta es escuchar música a volumen bajo, platicando con mi familia, con los amigos, de anécdotas, bebiendo tequila, fumando y dándonos palmaditas en señal de aprecio. Brindar con cerveza por la dicha de vernos reunidos.

Cantar poco a poco, quedito primero canciones que nos llegan al corazón, que al voltear a vernos nos identifiquemos con algún recuerdo sublime y poco a poco ir subiendo el sonido de nuestra voz para que sin pena cantemos canciones de adoloridos sin importar que nunca hayamos tenido una decepción semejante, el momento lo gozamos.

¿Bailar? no se nos da mucho el baile, somos de familia con dos pies izquierdos que al hacerlo parecemos elefantes con reumas, así que lo cambiamos por cantos que lleguen al corazón y que nos hagan sentir cercanos a lo que somos... una familia muégano sin dejar de ser independientes.

El teclado le pone calor al ambiente y reímos al ver que no sabemos ni una melodía completa, eso es fiesta para mi, arrancarle quejidos a la guitarra porque no la sabemos tocar pero como nos gusta hacerle cosquillas y que cante desentonada con nosotros.

En días de lluvia, las reuniones se ponen mejor, el frío de afuera lo quitamos con risas y abrazos que nos damos como si fuera el último día.

Hoy al despertar he pensado que las gotas bajan en paracaídas a alegrar la tierra que está ávida de agua, las plantas del jardín, los árboles, el pasto, se han puesto tan verdes porque al fin el cielo les ha quitado la sed, incluso la planta de hoja elegante ha recobrado su color, la cambié de lugar, se enojó, se puso amarilla y se estaba muriendo. No... no estoy loca, la hoja elegante ha resurgido después de regresarla a su sitio, es como yo, volver a los orígenes para recordar quien soy, volver a ser lo que fui con las hojitas un poco amarillas y marchitas pero al final sigo siendo la misma.

Salí en la mañana sin cubrirme, quería sentir las gotas cayendo en mi cabeza, sentir como resbalaban por mi cara hasta llegar a la boca. Brinqué en los charcos haciendo reír a mi hijo, se me han mojado los calcetines y la ropa, he tenido que meterme bajo otra lluvia pero esta vez de agua caliente para no enfermarme.

He empezado mi fiesta particular, como las de antes en donde sentarme a tomar una taza de café, escuchar la melodía que hoy por hoy me trae recuerdos y me hace sonreír por los momentos vividos me remonta a la casita donde nací. La he repetido tanto que los vecinos me han de soñar, qué importa, estoy siendo bendecida por un momento de felicidad que la lluvia y la soledad me han traído

Este día, he recordado que la fiesta no sólo es ruido, también son momentos en los que ser feliz es lo único que importa, como hoy... como ayer, como el sábado que viene puedo serlo, como debo ser sin dejar que la melancolía reviente los globos de mi dicha.













*Melodía de Enrique Bunbury

24 comentarios:

NaTali dijo...

Cantar, bailar, beber, risas y alegrias, eso puede ser fiesta, pero como lo dices tu, hay fiestas mas intimas las que se hace uno, en las que nos celebramos a nosotros mismos, a las plantas a la lluvia, a la vida!

Me gusta el tiempo de las Cerezas!

Besos

NTQVCA dijo...

¡Y que sea la fiesta todos los días!
Serán estos días de lluvia que nuestras fiestas andan melancólicas.

PHERRO dijo...

Sí, pues cada quien hace la fiesta a su modo y a su gusto. Tenía un amigo para el que las fiestas no eran fiestas si no acababan en madrazos y hacía todo lo posible por organizarlos.
Disculpa mi intromisión, al hacerte esta observación: ¿Por qué en lugar de imaginar con esta lluvia pertinaz que el cielo esta llorando, por qué no pensar que está de fiesta? Sería ver el lado bueno de la lluvia. ¿Por qué... va separado dentro de los signos de interrogación. Al cerrar la interrogación, la siguiente oración comienza con mayúscula.
Me gustaría estar en una fiesta como la que describes, sin ruido ni alcohol.

Crónicas Urbanas dijo...

Tengo debilidad por los días de lluvia, por alguna razón ya los siento como un festival.
De chicos nos decían que llovía porque "los Ángeles lloraban" (o "porque San Pedro meaba").

Nostalgia de familia me ha dejado tu entrada, un conjunto de padres, madres e hijos que de verse ya se enfiestan.

Qué bueno, gracias.
Besos, querida Flor.
Daniel.

Antony Sampayo dijo...

Las lluvias es mejor pasarlas en casa entrepiernado, y las fiestas, ¡que vivan!

Besos.

Pinchesendic dijo...

Que agradable pasaje me has regalado Malquerida, porque fue una lectura que a pesar de todas las distracciones que tuve, me concentré en ella de desde las cerezas hasta tu dicha.

DRACO dijo...

a este pirata también le gusta disfrutar de las cosas sencillas que para otros pasan desapercibidas. me ha gustado tu relato. un beso.

RoS dijo...

Me atrapó el primer párrafo, también el segundo y luego el tercero... y así sin más llegué al final y una sonrisa se dibujó en mi rostro.
Me identifiqué con este texto y me hiciste sentir mucho. Me gustó leerte en este mood. Esta lectura es de esas que tienen mucha vida y corazón. Una pulidita y te queda bien guapa.

tnf25 dijo...

hay fiestas que se hacen en silencio, pero no por eso son menos gustosas, ¿o me puedes decir que el dormir abarzdo de quien se ama no es uan fiesta?

Anónimo dijo...

Fíjese que lo que dicen los perros…(bueno los perros no hablan…ladran) no es cierto, no hay insípidos intentos de escritores en este espacio, (no los catorce, decir un numero exacto sería innecesario y hasta absurdo, sería caer en las absurdas tendencias numéricas).

Entrando en otros menesteres…

También me vi moviendo las plantas del jardín, (no se si del mío o del suyo) me llevó a recordar mis reuniones (muy parecidas a las suyas) de manera muy tranquila y apacible.



LA MALA DE LA HISTORIA

Angel de la guarda dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Angel de la guarda dijo...

Empezaste muy bien en el primer parrafo en llegar a decir que el cielo esta de fiesta.... pero no me gusto como seguiste con el segundo parrafo, no hay conexion y menos con el tercero.......
fiesta con lluvia no creo que a nadie le guste.....ahi andan enterrando cuchillos, volteando el molcajete y sacando las cazuelas de barro.......

Mañana que tengas una Pulmonia Cuata a ver si la sigues viendo como una Buena fiesta bajo la lluvia.

Me quede con asombro, dos pies Izquierdos, gotas en paracaidas y globos de tu dicha!!!!

MauVenom dijo...

Yo tengo este tipo de fiesta muy seguido, de hecho, es el único tipo al que asisto.

Me gustó.

Besos

María Beatriz dijo...

Malque!
Me gustó mucho tu relato.Hiciste que me emocionara.
Es importante celebrar cada momento de felicidad que se nos regala, así, sin más, porque la Vida misma es una fiesta. Cada cuál lo hará a su manera.

Besos

LUIS TORRES dijo...

Pues mira que tenemos gustos muy parecidos, no bailo, a mis treitaitantos años ya, y tan solo e bailado una vez en mi vida, mi viejo que tiene 85 años una vez lo vi borracho haciendo un amage de baile,en casa no se hacen fiesta con musica pero si se platica mucho. Auque me gusta mucho ir a conciertos de Rock, Metal y Punk, que es donde verdaderamente me divierto, pero prefiero la calma de mi soledad un cafe y un buen libro al lado.

Me gusto leer esto Malquerida.

Saludos

Sucio Vagabundo dijo...

MalQue! que cosas, creo que tengo mucho en comun contigo. No hay mejor fiesta que aquella que uno sabe disfrutar, y no hay como hacer de dias de tedio fiestas o de dias pesados pequeas fiestas que quizas logren solo un suspiro, pero un suspiro tan nuestro y que podemos compartir con quien queremos.

Un verdadero placer leerte hoy.

Saludo y bezaso!

Dr. Gonzo dijo...

Eso fue puro sentimiento y pura calidad. No puedo decir otra cosa sobre la estructura y demás, no quedaría, sería ocioso. Es tu mejor escrito para mi gusto.

...Dark Angel... dijo...

Cuando un texto refleja parte del alma, cuando nos regala un poquito del escritor, lo unico que se puede hacer es leerlo, disfrutarlo y dejarlo ir... para que otro mas lo lea, lo disfrute...





Dark Angel

Capitan TINTASANGRE dijo...

Malquerida.
tu texto tan honesto y tan introspectivo nos lleva a una cotidianidad perfecta.

a veces no es tan sencillo hablar de uno mismo y al mismo tiempo de cosas tan universales.
es verdad que al hablar de fiesta. uno piensa en relajo, alcohol y baile.

pero puede ser algo tan sencillo como sentarse a disfrutar la charla de los cercanos.
y simplemente dedicarse a ser feliz.

que tengas muchas fiestas que celebrar.
salud!

Úrsula Amaranta dijo...

Como le decia a fototropismo, lo qe me gustó de ste tema es que precisamente no se toco siempre el relajo, alcohol y baile como dice tintasangre. Una fiesta, a mi parecer es alegría, es celebración, y las formas de hacerlo son de maneras distitnas. tu texto así tan cotidiano, tan a gusto, me encantó porque muestra la alegría y la fiesta que existe en celebrar la vida y la tranquilidad y sobre todo, estar con los nuestros. De lujo tu texto!

Fernando Manda dijo...

Jeje cuando llueve la gente se deprime, o al menos siempre tengo esa sensación, a mi si se me antoja una fiesta de ese tipo, ya basta de excesos XD. Me gustó mucho tu texto. Saludos.

DESTROYER!!! dijo...

las fiestas tranquis son muy buenas...

peeeeeeeeero vaya, a veces hace falta relajarse un poco y echar algo de desmadre sin caer en excesos!!!

dejarse llevar un poco por el ambiente desmadroso!!!

Vergónides de Cock dijo...

Te he visto en mejores performances, Malque, muchas mejores.
PD: Después de signos de interrogación o de los otros también ¿? Se empieza con mayúscula. Una vez, te la paso; pero más de una en un mismo texto me estás faltando el respeto.

Leinad dijo...

Señora Malque... he leido todos los textos desde el más reciente hasta llegar al suyo, y no cabe duda que todos estuvimos en la misma sensación, la añoranza, la melancolía, la nostalgia de esa de la buena, me gustó su escrito tan desenfadado por que puedo decir que lo sentí, igual cuestion de estilo y edición nunca salen sobrando pero su escrito en si para mi es bueno. Saludos