miércoles, 27 de julio de 2011

4x6"



Si se pudieran escoger noches como se escogen frutas en el mercado, supongo que escogería las menos podridas. Tomaría esas noches que si puedo compartir en una mesa con los amigos, de los que se puede hablar.

Pero esas cosas no pueden hacerse, como tampoco se pueden escoger los recuerdos. Ellos caen como tormenta de arena que no puedes detener. Caen todos y por todos lados. Te llenan la boca, los pies, los ojos. Te rellenan las narices y los bolsillos. Por dentro de tus zapatos y entre tus dientes.

Escucho la melodía de un piano advirtiéndome que debería detenerme, como un viejo amigo intentando devolverme seguro a casa.

Entiendo que es mi culpa por descuidar la vida. Por dejar entrar esas imágenes que me obligan a entender la triste belleza y a tragar los gusanos de esas frutas de supermercado que no aprendí a tirar. Entiendo que el ejercicio no me ha afectado sólo a mi, conmigo he arrastrado personas, almas y fantasmas que aún me persiguen. Pobres aquéllos pues no saben que sólo se confunden entre otros más, se creen únicos pero no lo son. Es divertido hacerles creer eso. Una disculpa.

Discúlpame.

Así paso las horas más ambiguas. Cansado del cliché de siempre. Cansado de nuestras rutinas. Cansado de nuestros hábitos. Cansado de ti y cansado de mi. Ambiguos como nuestros días, nuestras noches. A ésta hora no sé si yo estoy viendo el televisor o es él quien me mira a mi.

Quisiera que pasaran un par de horas más, solamente un par de horas para ver si te encuentro dormida y quieta. Tan indefensa, tan despeinada, tan natural, tan callada. Solamente quiero que pasen un par de horas. Sólo para ver si, en lugar de ese pedazo de papel enmarcado de 4x6”, me encuentro con tus caderas nuevamente.

¿Entonces qué importa? Nada ¿Nada importa? No ¿Nosotros? Nada ¿Nuestro tiempo? Insignificante ¿Las palabras? No existen ¿El amor? Necio ¿La culpa? ¡¡¡ … !!!

¡Mentiroso! Creativo ¡Manipulador! Calculador ¡Cabrón! Ingenioso ¡Escúchame! Prometo no volver a interrumpirte ¡Mentiroso! ¡¡¡ … !!!

Éstas manos callosas que abrazan mi cabeza, que aprietan mis ojos y sueltan golpes azarosos al aire, son las mismas manos que abren el refrigerador, que le jalan la cadena al baño y que se balancean mientras camino. Ésta cabeza que duele y que piensa que, además de un tiro, debería meterte la mano entre las piernas, es la misma que carga el rostro tarado con el que soñabas cuando soñabas.

No es que me molesten éstas noches en vela, lo que me molesta es que las conviertas en un cliché. Afortunadamente, el tiempo todo lo cura. Todo locura.

10 comentarios:

Capitan TINTASANGRE dijo...

Dios perdona, el tiempo NO

o como dijera Joaquín Sabina.
Olvidarte me costo 19 días, pero 500 noches.

una manera reflexiba y atormentada de no pegar los ojos y sufrir. en soledad....

bienvenido de nuevo Travis.

SIRACUSA dijo...

Travis, me gustó tu texto, muchas frases que me gustaron como la del inicio "Si se pudieran escoger noches como se escogen frutas en el mercado escogeria las enos podridad" esta me atrapó desde que inicié la lectura, fluido, poético. :D

PHERRO dijo...

Así es, el insomnio, todo locura.
Deberían ser horas productivas, las que pasamos despiertos, pero el cuerpo no se equivoca cuando exige reposo.
Es pura necedad, aferrarse a un recuerdo que no resucitará y desvelarse por ello.

DESTROYER!!! dijo...

yo, como pitufo gruñon... ODIO EL PUTO INSOMNIO!!!

y peor, peooooor si piensas en alguien inaccesible...

total, casi siempre se atraviesan pendejadas en las horas de insomnio...

Fantasía psiquiátrica dijo...

Analogías, introspección, "arena" atascando los poros. Efectivo, Travis. Por allí los acentos en "Éstas".
Algunas de tus frases de PUTALOCURA.COM

la MaLquEridA dijo...

Tal vez es hora de crear el Club del Insomnio, habría muchos afiliados y con tantas historias que al menos así aprovecharíamos el tiempo sin sueño.


Saludos.

RoS dijo...

Desde la primera frase me llamó la atención, la neta a mí me encanta tu estilo. De principio a fin me agradó. Original título.
Como dice el Whoanz, algunos acentillos:
esas noches que SÍ puedo
sólo a MÍ
cansado de MÍ...
Me gusta el mensaje de tu texto.

Úrsula Amaranta dijo...

¡ooooorale! ovación de pie. Simplemente me encantó, coincido con Siracusa, esa primera frase esta con madre. Me gustó mucho tu estilo. Bienvenido y ojalá podamos seguirte disfrutando.

Anónimo dijo...

A todos: Muchas gracias por lo comentarios. Hacen que a uno le salgan lagrimitas de la pura emoción.

Capitan Tintasangre: La nueva moda entre el club de los desvelados es sufrirle nomás porque sí. La próxima vez que sea sufriéndole pero acompañado para que las penas se repartan.

Siracusa: Curiosamente pensé que de fluidez iba a estar escaso mi trabajo. Es un gusto saber que la pasaste bien leyendo.

Pherro: ¿Cuántos habremos aquí que, neciamente, seguimos sin pegar pestaña por un recuerdo que no volverá?

Destroyer: ¡Jajajaja! Muy, muy cierto. El insomnio no es chico, al contrario. En mi caso sólo me ayuda para entorpecer el día. Habríamos de tener un momento diurno exclusivo para pensar burradas. Sería como ahorrar insomnio. Así la noche la dejas a las cosas para las que está hecha realmente.

Fantasía: Así son los recuerdos, llegan de golpe, sin avisar y a montones. Voy a visitar putalocura.com para ver de dónde más saqué mis frases.

Malquerida: ¡Vientos! Que se haga el club, pero que sea sin retorno. Insomnio tienes y con insomnio te quedarás. Fírmale.

RoS: Debo cuidar la ortografía, se me fueron las cabras muy feo. En el primero que publiqué hasta un "Tal ves" se me barrió. Pena, mucha pena. Por otro lado, me da harto gusto tu comentario.

Úrsula: ¡Gracias! Ojalá me sigan invitando, he disfrutado mucho participar con ustedes. En verdad agradezco tus comentarios.

Finalmente, un abrazo a todos y nos seguimos leyendo / escribiendo. ¡Salud!

Travis.

Dr. Gonzo dijo...

Bueno ya sabes, material aprovechable, es gracioso que podamos quitar pequeñas tiritas de esa incomodidad nocturna, aparentemente imperecederas para curtir estos escritos. CHido