lunes, 18 de julio de 2011

La carta


Adriana:

Te fuiste en el camión de las seis cincuenta. Me dejaste con una deuda de doscientos pesos y con el cabello alborotado. Me dejaste con hambre y con un helado de chocolate. Me dejaste con tu aroma impregnado en la blusa y con una canción de Oasis. Me dejaste con el tiempo corto y con ganas de llorarte toda la tarde. Me dejaste sin cigarros y con una sonrisa robada. Me dejaste con ganas de más y un papel que dice te amo. Me dejaste parada en la estación de autobuses y con aquellas ansias. Me dejaste esperando el sábado después de que salí de trabajar. Me dejaste una pulsera y un par de discos de Metallica. Me dejaste sin el cuadro que tanto te gusta y sin poder terminar de ver la película. Me dejaste vacía por dentro y sin agua caliente para bañarme.

Te llevaste mi alma y mi corazón.


Siempre tuya,
Karla.






Con ustedes Dark Angel,
Escribicionista.

12 comentarios:

PHERRO dijo...

Son difíciles las relaciones humanas, independientemente de cualquiera que sea la combinación. Bien tu ortografía.

Compañero Dark, se te extraña en los comentarios, recuerda que postean dos Escribicionistas por día y a veces tres, cuando hay invitado.

DESTROYER!!! dijo...

de nuevo llega una semana de temas dificilmente digeribles (para mi) :s...

a todos nos dejan.... no creo que haya diferencia con la preferencia...

RoS dijo...

¡Me gusta, me gusta, me gusta!
=)

NTQVCA dijo...

Siempre he pensando que las relaciones entre mujeres pueden ser mucho más dulces, que bonita carta escrita por tí :)

Úrsula Amaranta dijo...

Qué bonito, de verdad, la carta, las frases y tu ortografía. ¡geniaaal! muy emotivo.

la MaLquEridA dijo...

¿Lo ves? Hoy no vi ninguna falta de ortografía como las muchas de la vez pasada.

SIRACUSA dijo...

El amor es el amor, no importa si es homo o hetero, finalmente los sentimientos son los mismos, ilusión, angustia, ansiedad, decepción y soledad, elementos que se encuentran en tu texto!!! Me gusta!!! :D

Besos

Dr. Gonzo dijo...

Ah, qué decir, está bastante bueno el escrito, sin duda me gustó. Chido.

Vergónides de Cock dijo...

Tengo que admitir Dark, que tu prosa no es de mis favoritas entre los escribicionistas. Tú dirás ¿Y a mí qué coño me importa? Pregunta válida. Lo digo para mencionar que este post está muy bueno, no sólo está bien hechecito, también es muy creativo. Su sencillez y ritmo fluido lo hacen merecedor de mis palmas. Tú dirás ¿Y a mí qué coño me importa? La pregunta sigue siendo válida.

Maldito Desgraciado dijo...

Me acordé de una rola de Calamaro, creo es la de te quiero D:
Chido post

Pinchesendic dijo...

Esa Adriana es una pinche ratera, karla debería de poner su denuncia ante la agencia del ministerio público más cercana.
Pequeño escrito, pero bastante fluído y con sustancia.

Capitan TINTASANGRE dijo...

Joven Dark...muy buen texto

realmente captaste la esencia femenina, puesel lenguaje no es nada masculino,
y eso hace de este ejercicio una bien lograda despersonalizacion---

y permea los setimientos de Karla muy bien...