domingo, 17 de julio de 2011

Y al otro dia...


Estaba el cuervo muy enojado por lo abusivo del zorro, cuando de repente una duda cruzó su mente -¿qué mierdas hacía un pedazo de queso Mascarpone en medio del bosque?- curioso como es, regresó a donde encontró el queso y descubrió que era el cebo de una trampa para el zorro, pero mal colocada por unas manos torpes, por lo que nunca hubiera funcionado…
Con el orgullo herido decidió cobrar venganza, así que fue a la única tienda del pueblo donde podía encontrar quesos finos a robar otro trozo y de regreso se paseó ufano por donde el zorro disfrutaba de la sombra…
El zorro lo vio y lo siguió dispuesto a hacerse nuevamente de una comida fácil, no se le ocurría aún nada, pero en el camino podía idear alguna artimaña… mientras le daba alcance, el cuervo acomodó la trampa…
Llegó el zorro a donde el cuervo y le saludó cortésmente -señor cuervo, veo que tiene otro pedazo de queso- el cuervo le respondió -señor zorro yo sé donde hay enormes cantidades de los mejores y para demostrar que no hay rencores, le convido un trozo de este exquisito Camembert-…
El zorro confundido y desconfiado se acercó y al olfatear que no había nada raro, tomó el queso activando la trampa e instantáneamente su garganta fue prensada, cayendo a las garras del ufano cuervo…
El cuervo se posó triunfante sobre el cuerpo de su enemigo disfrutando de su victoria mientras decía -es más dulce el sabor de la venganza acompañada de un queso mohoso y la sangre del enemigo-…
De la nada, salió disparado un guijarro que pegó en la cabeza del cuervo… era el dueño de la tienda de quesos quien regresó feliz de que su trampa mal puesta funcionara y tener una nueva piel de zorro junto con plumas negras y brillantes para su sombrero de mal gusto…
Moraleja: Planea bien tu venganza y no te descuides aún después de que tu enemigo esté a tus pies…

10 comentarios:

LUIS TORRES dijo...

Para poner una palabra subida de tono como "Mierda" hay que tener mucho tino, la letra "M" es muy fuerte al pronunciar y al escuchar, asi que creo que en el contexto del relato me parece que esta de mas.Hay maneras de poner palabras fuertes y que a la vez esten bien puestas en el relato

No entiendo muy bien el comienzo de la fabula, despues ya se alinea, dices dos veces "ufano zorro" que tambien me parece una incorreccion para un relato tan corto.

Para las venganzas hay que ser muy cuidadosos, si no estariamos en las mismas que el pobre cuervo que le salio el tiro por la culata.

Saludos

PHERRO dijo...

Me gustó la idea de que el cuervo logrará revancha, pero al tomar esa actitud triunfalista, termina sucumbiendo también.

Luis Torres: te equivocas al corregir, no escribió "ufano zorro", si no "... del ufano cuervo".

RoS dijo...

¿Y qué pasó después? siempre me quedé con esa duda, gracias por contestar.
Y bueno, el fin no fue bonito, para ninguno de los dos, no bien dicen que la venganza mata el alma y la envenena (oila) jaja.
Me gustó tu post. =)

Úrsula Amaranta dijo...

Si hubiera que hacer la continuación, para mi ésta sería perfecta, completaría la moraleja. Me gustó aunque debo confesar que los puntos suspensivos al final de los párrafos me causa conflictillo.

la MaLquEridA dijo...

Aquí también aplica, Nadie sabe para quien trabaja.



saludos.

NTQVCA dijo...

Al Cuervo no lo imagino más de que de Patiño, pobre diablo.

Dr. Gonzo dijo...

El cuervo pudo ser mejor... pero sí, acaba en las mismas.

SIRACUSA dijo...

Me agradó la forma de abordar la venganza, no siempre se es totalmente astuto e inteligente para fragurlas de forma correcta sin salir trasquilados, y a fin de cuentas, el ganón fue el que se quedó con los cueros de los tontos animales.

:D

Vergónides de Cock dijo...

Bonita fábula, muy bonita.

Maldito Desgraciado dijo...

Más que venganza suena como a revancha.. que no es lo meesmo ni es igual. Saludos.