lunes, 22 de agosto de 2011

Ilusiones


La promesa: el mago nos presenta algo común, un mazo de cartas, un pájaro, un hombre. Nos muestra un objeto, quizá nos pida que lo examinemos, para que veamos que es real, inalterado, normal.*

No sé si esto pudiese ser interesante para mi análisis. Fue un sueño muy común, parece no tener significación alguna en mi vida, claro usted es el experto, aunque no hay sueños comunes ¿o sí? Me siento muy extraño cuando me mira así, lo sabe. El silencio no es algo común, eso lo aprendí aquí. Está bien deje de mirarme, le contaré.

Una calle enorme, no la conozco, ni siquiera es parte de otro sueño. Camino, personas junto a mí siguen sus destinos, se me ocurre que igual no son felices, no estoy seguro de ello. Simples, son figuras simples, detalles simples: gente, edificios, autos, letreros, árboles, un cielo, un sol; no hay cambio alguno, insisto en mi andar. Le informo no saber a dónde voy, no me noto, siento o parezco cansado. Usted disculpará los abruptos cambios de mis tiempos, recordemos, el proceso de sueño no se rige en tiempos; disculpe de nueva cuenta la impertinencia pero es que he aprendido mucho de la materia. Independiente de esto, el sueño es muy plano, normal. Otro detalle, éste tal vez le parezca interesante: en mi andar comencé a contar las mujeres que allí deambulaban, ¿para qué perdería el tiempo (otra vez el tiempo) contando soles o nubes? de éstos como le dije sólo había uno y el cielo era completamente azul. Los hombres parecen no interesarme. Encontré un sentido, propósito. Mujeres en su mayoría: bocas rojas, cabello corto o largo, niñas, adolescentes, maduras, estéticas, podría ser éticas, no histéricas. Imposible que me inmutara. El sol no me otorgaba energía, ellas lo hacían. Mis piernas rápido se movían. Quiero enfatizar lo normal de esto, lo real, bueno lo cuasi real del sueño, me comprende. Es todo, y en el sentido tradicional no hay nada “mágico” en su contenido, usted dirá.


El giro: el mago toma el objeto común y lo convierte en extraordinario. Ahora bien, uno busca el secreto pero no lo encuentra, porque, claro está, no miramos. Uno no quiere saber. Uno quiere… que lo engañen. Pero aún no aplaude, porque hacer desaparecer algo no es suficiente.*

Como tuvo a bien apuntar, ningún sueño es un rasgo simple, vago. El sueño es una magnificencia, una realidad que cohabita en nuestros inconscientes. Para muchos individuos -llamados por la sociedad alienada: orates, enfermos mentales, la rotulación que desee- ese espacio se funde en su realidad, otorgándole un refugio -una infinita simbología- obvio está, interpretados en significación social o individual, arcaicos o particulares. Una primera revelación, quizá es el adjetivo propio para estos tiempos de descomposición social. Impetuosamente diríamos señor que, propiamente su sueño creó un mundo simple, pero a la vez extraordinario en contrariedad con su sentir, mágico sí así queremos llamarlo. Intuye un beneplácito al saber -creer- la tristeza en otros, cerca, pero fuera de usted. Ahora bien la intuición es irrealidad, al menos hasta poder comprobar lo contrario a lo pensado, a lo premeditado. Pero no me mire así, no es un trucaje, es su sentir. No deje de mirar hacia adentro, no se niegue.

Por otro lado, el tiempo es inevitable para el estado físico, el tiempo mental se perpetúa, no obedece a un finito, de ahí su andar sin motivo alguno, pareciese. Aprovecho para reconocerle su instrucción en el universo de los sueños. Continuando, la figura del Sol, la simbología del Sol, es la representación del rey, el omnipotente y dador de vida; no niega su existencia pero la recrimina, lo hace único entre un cielo azul, limpio, inconexo a esta realidad. No olvidemos el árbol, aunque no sea un elemento primordial de su sueño éste representa a la madre tierra, y sí, considerando el grupo de mujeres de las que dice interesarse son su ánimus, su Tierra, su propio Mundo, su percepción femenina del mundo, de la que tal parece depende –se compone- en demasía. Abstracta diría la idea de la histeria, sin embargo primordialmente significativa, y la negación de su propia histeria por consecuente. La histeria como el malestar que le impide.

La prestidigitación: uno debe hacerlo aparecer nuevamente.*

Parece que hemos rebasado el tiempo de nuestra sesión. Si desea podemos partir de aquí en nuestro próximo análisis, considerando otros símbolos no descritos. Pero no me mire de esa manera, sea comprensivo no conmigo, sino contigo. Responda ¿Le pasa algo? ¿No le gusta lo que mira? Haga el favor de pararse y retirarse.

Es verdad, no puedes caminar; en realidad no estoy hablando con ningún analista, psiquiatra o psicólogo. Creo que estoy de vuelta, el efecto del fármaco ha pasado. Estoy hablándome aquí, desde más de hace una hora viéndome al espejo, escuchándome e interpretándome. Sentado, sentado en esta silla de ruedas y con estas piernas que un día ya no quisieron moverse.


* The Prestige, Christopher Nolan

Dr. Whoanz

13 comentarios:

...Dark Angel... dijo...

¡Bienvenido! (nuevo) compañero de día/escribicionista.

Al principio me revolvi, pero en una leida mas detenida, esa dualidad entre psiquiatra/enfermo en un solo "ser" creo que mas que un sueño, es una realidad que se necesita para tratar de entenderse uno mismo. Aunque terminemos mas confundidos que al principio, por lo menos podemos decir que lo intentamos. Como sacar un conejo de un sombrero.





Dark Angel

SIRACUSA dijo...

Dr. Whoanz bienvenido al proyecto.
Es interesante el desenlace pensé que de verdad estaba el paciente con el doctor, la simbología y los sueños siempre me ha parecido interesante. Tu texto me parece bien estructurado y fluido. chido y buena vibra!!!!

Fantasía psiquiátrica dijo...

Dark: muchas gracias, de onda estar con ustedes. Como sacar un hombre de un sombrero de copa, como sacar un hombre de su propia cabeza.
SIRACUSA: un placer ser parte de él. Sí, de cierta forma están, son el mejor "truco" de este cuate, mal que no haya presentado “la ilusión” a otros, misma audiencia. Saludos y gracias por la bienvenida.

Pherro dijo...

Se puede perder la noción de la "realidad" al consumir alguna sustancia, lo mismo por un mal suelo que por uno placentero.
Lo verdaderamente mágico sería poder permanecer en un estado de bienestar interminable.
Me gustó mucho este texto, lo llevaste muy bien, sin forzarlo, del supuesto diálogo al triste monólogo.
Bienvenido al equipo Dr. Whoanz.
¡¡Ayyy güey, ya tenemos dos Doctores!!

Pherro dijo...

Chingao, quise decir mal sueño.

RoS dijo...

Más que lectora me sentí espectadora, este ejercicio me gustó mucho, en cada oración sentí mucha fuerza, ritmo.
El final, vaya, lo disfruté. Será un placer leerle cada lunes.
Alguna falta de comas me (no sé qué palabra utilizar) ¿inquietaron? como esta, que no sé si aplique:
"alguna en mi vida, claro, usted es el experto..."

NTQVCA dijo...

Welcome to the jungle!

Perdona no he tenido tiempo de leer.

Dr. Gonzo dijo...

La inspección del individuo por el individuo, es uno de mis temas favoritos y tu gusto por no facilitar el planteamiento de tus historias es algo que voy a disfrutar ahora cada semana. Rebienvenido.

Pinchesendic dijo...

Sentí muy cargado el principio, llegó un momento donde ya quería salir del diálogo del psiquiatra, que en realidad era un problema interno del profesor X.

la MaLquEridA dijo...

Un poco confuso a la primera leída, a la segunda ya se entiende más, quizá un poco rebuscado no sé.

Fantasía psiquiátrica dijo...

Pherro: se pierde la noción hartas veces mí estimado, y si le dan una mano, mejor.
Chido que te haya latido; el bienestar allí está otorgado en el sueño, la mente es mágica. Un Doctor más, saludos y gracias por leer.
Ros: agradezco la presencia del espectador y de su crítica para mejorar el truco. Gracias Ros, nos estamos leyendo.
NTQVC: ya habrá tiempo, seguirá en la jaula. Saludos.
Dr. Gonzo: ahí estaremos en la inspección “Colega”. Gracias Gonzo.
Pinchesendic: sí, en instantes se torna pesado, aunque en algunas partes lo considero justificado pues esto de los “análisis” es pesado, cargado. Ja, cierto, es un Charles sólo sin motivos. Gracias por el comentario, saludos.
Malquerida:se carga, se carga. Puede llegar a requerir un par de leídas, hay que rascarle. Gracias.

DESTROYER!!! dijo...

no pos si hacen falta dos leídas... pero esta fregon... asi gusta, que te hagan pensar en ocasiones y no tener que poner miles de letreritos explictivos (este es el climax, este es el desenlace, esta es la moraleja, esto es un poema bla bla bla)... chingao, bienvenido!!!

Capitan TINTASANGRE dijo...

Bienvenido Doctor
y apuntadisimo al proyecto escribicionista

confuso, muy confuso.
inquietante, atrapador sin embargho cuando hallas la madeja se disfruta en su complejidad y en su ritmo rebuscado.

me costo trabajo lo admito, pero lo disfrute bastante. cuando deje de cuestionarlo y solo me deje llevar por tus ideas