viernes, 5 de agosto de 2011

"Juntos"



Y la sombra le seguía…
para todos lados, a toda hora; desde que tiene uso de razón recuerda a la sombra pegada a sus pies.

Y la sombra le seguía…
e intentaba escabullírsele, sin embargo descubrió que sólo en la obscuridad la sombra se perdía.

Y la sombra le seguía…
la cuestionó acerca de esa incesante persecución, pero la sombra no tuvo la cortesía de contestarle nada.

Y la sombra le seguía...
la sombra escupe, vomita, orina, alza cosas, abraza, anda en bicicleta, se viste también, pero siempre usa ropa a la moda sombra. En fin, la sombra tiene acciones, no emociones.

Y la sombra le seguía…
le propuso hacerse sombra de otra cosa, pero cada objeto tiene su propia sombra.

Y la sombra le seguía…
le parecía tan familiar que cambiaron de roles, entonces pensó en escapar de si mismo, sin embargo entendió la falta de autonomía que sufre una sombra.

Y la sombra le seguía…
hasta en sueños; despertó, la sombra dormía debajo de él, se levantó sin hacer ruido, dejando a la sombra sumida en sus propios sueños.


Y la sombra le seguía…
fastidiado de que le copiara en todas sus acciones, intentó golpearla, pero se hizo daño él solo.

Y la sombra le seguía…
contrató a una pareja sexual, se metieron en un callejón oscuro, por lo tanto la sombra no fue partícipe de ese coito sombrío.

Y la sombra le seguía...
a veces borracho, encima de ella caía.

Y la sombra le seguía…
una vez entró a un salón de baile, agarró pareja, su sombra bailaba con la sombra de ella, también con otras, en una fantástica orgía de sombras. Por cierto, a las sombras no les duelen los pisotones.

Y la sombra le seguía...
cuando se casó, en la noche de bodas, las sombras no hicieron caso del letrero de "No molestar", colgado en la puerta.

Y la sombra le seguía…
al nacer su primogénito, descubrió que los niños no traen torta bajo el brazo, solamente nacen con su sombra.

Y la sombra le seguía…
resignado, comenzó a charlar con la sombra, mejor dicho a monologar, la sombra resultó ser una excelente escucha.

Y la sombra le seguía...
al paso de los años, le resulta molesto descubrir que la sombra no se encorva ni parece tan cansada como él. Además, a ciertas horas del día, le supera en estatura.

Y la sombra le seguía…
por fin entendió que nunca se desharía de su sombra, quien es algo así como un ángel de la guarda, oscuro y silencioso al extremo, inseparable, compatible con la luz natural y artificial. 
Prosiguieron su vida unidos por los pies.

Y la sombra le seguía…
dentro del ataúd, pero ya nadie se da cuenta de ello. La sombra soporta el peso del cuerpo durante la desintegración; luego la sombra también muere.

18 comentarios:

Pinchesendic dijo...

Se me hace una forma interesante de hablar con nuestra sombra y aunque estoy de acuerdo en todo, pienso que la sombra sí se encorva con el paso de los años por física pura. Y te diría de un acento que por ahí ví que se fue pero va a sonar como que ando de Ardilla, Así que mejor para la otra.
Aunque pensándolo bien, no creo que lo tomes a mal, porque sabes que esto crítica constructiva y para mejorar siempre, bueno al menos en todos mis comentarios así son,
la palabra "resulto" en el párrafo del monodiálogo (4 antes del final), lleva acento: resultó. La sombra resultó ser una excelente escucha.
Otra, todos los párrafos tuvieron punto final menos el antepenúltimo, yo tengo ese mismo problema, se me olvida poner punto final.

PHERRO dijo...

Por supuesto que lo tomo a bien y ya hice las correcciones necesarias. Gracias Pinchesendic.
Me propuse hacer una cronología de la convivencia con la sombra durante la vida.

PHERRO dijo...

Y acerca de lo que comentas del encorvamiento de la sombra, digamos que todo es relativo.

Maldito Desgraciado dijo...

Hace un chingo escribí algo parecido, creo que lo voy a publicar en mi blog. La sombra nos acompaña hasta en la soledad.

DESTROYER!!! dijo...

jajaja maldito fer ya anda hablando de lo que yo hice mi escribida... las sombras son buenas pa escuchar, pero no pa contestar... ahhh me acordè de javier solís jejeje... muy bueno sr don pherro, como siempre, mucho sentimiento y buena onda... saludos!!!

la MaLquEridA dijo...

¿Sabes como entendí perfecto tu texto? le quité ¨Y la sombra le seguía¨ a todos los párrafos y se entiende muy bien lo que quieres decir, lo entiendo mejor.


Un saludo.

Úrsula Amaranta dijo...

Si yo opino igual que Malque, al principio, los primeros párrafos esta bien, pero son tantos que ya no, como que interfieren en cada idea.

PHERRO dijo...

¡¡Chale Carnal, me encabronan las coincidencias jajajaja!!

Ya ves que ahora es muy Maldito y Desgraciado, mi buen Destroyer. Chido por la buena onda.

¡Eres ingeniosa, Malque! Lo importante es que se entienda la idea ¿no crees?

La cuestión era ponerlos o no, Úrsula; opté por hacerlo.

SIRACUSA dijo...

Pherro, me gustó tu texto me hizo sentir ese viaje que propones, la sombra nunca se nos despega, y contrario a los demás pienso que al repetir "y la sombra le seguía" hace énfasis en la idea que da origen al texto. :D


saludos!!!

RoS dijo...

Disfruté mucho tu texto, yo también lo leí como la malque, pero bueno, creo que cada lector lo lee como lo disfruta más.
Se me hizo una idea chida, ¡bravo!

RoS dijo...

Oye, y también tu etiqueta, muy al mood de las sombras, jaja.

inma alascio dijo...

Muy bueno Pherro, del titulo al punto final, me parece que la entradilla de cada párrafo es original, se lee bien sin ella, pero es mas significativo el relato con ella.
Que la sombra nos siga por mucho tiempo Amigo Pherro, por aquí o por allí nos leemos.

Capitan TINTASANGRE dijo...

y la sombra te seguia
cuando escribias?

o te dictaba al oido lo que como sombra sentía?


sombras de conejos y patitos en la pared
formadas con las manos para entreterle a usted.

excelente Pherro, ¿que hariamos si no tuvieramos esa sombra...como un angel guardian?

esa idea de la orgia desombras ... jamas la habia pensado asi...

PHERRO dijo...

El viaje de la vida, Siracusa.

Estuve a punto de desecharla, RoS.

Por el tiempo justo, ni más ni menos Inma.

Las cosas son como son y así vivimos con ellas, Capitán.

Antony Sampayo dijo...

Muy bueno este relato, Pherro,sacaste a flote tus excelentes dotes de cuentista.
Me gustó esta frase:"la sombra dormía debajo de él, se levantó sin hacer ruido, dejando a la sombra sumida en sus propios sueños.
Bien, amigo.

Abrazos.

PHERRO dijo...

De verdad quisiera poseer esas dotes, Antony. Gracias.

Anónimo dijo...

Me pareció interesante la manera en que abordas la idea sencilla de la sombra del individuo en toda la vida. Me late tu timing al leerte, se proyecta en la insistencia la idea de la casi eterna presencia de la sombra.
Dr. Gozne

PHERRO dijo...

Es eterna hasta que se acaba Dr. Ganzo.