jueves, 6 de octubre de 2011

De George Thorogood a Radiohead

Cuando escuché esta melodía por primera vez fue hace dos días. Conozco a Radiohead pero no es de mis grupos favoritos.
Desde hace mucho tiempo dejé de actualizarme en cuanto a música se refiere así que ni idea que existía esta canción. El título no me dice mucho más que lo obvio así que me senté a escucharla detenidamente. Tres-cuatro veces cerrando los ojos para sentirla.

Nada.

Con la mente en blanco me preparé a oírla por enésima ocasión.

Es increíble como estando relajada, la melodía trajo momentos extraviados hace mucho tiempo que no tienen ninguna relación con lo que estoy escuchando y sin embargo ahí están. 
Recuerdo que cuando era adolescente la música me hacía viajar, pensar y aprendí a sentirla. A ver imágenes casi siempre melancólicas de muchachos que estaban solos en algún sitio sin nada ni nadie que pudiera ayudarlos.
Sentados sobre la banqueta, con las manos caídas y la cabeza metida entre las rodillas, imaginaba que se sentían tan solos que lloraban hasta ya no doler. No sé por qué la música en inglés tiene para mi esas imágenes, al compás de la música me hacía verlos tan solitarios, tan dolidos, tan llorosos. Eso lo imaginaba cuando en las madrugadas mi padre se levantaba para irse a trabajar. Amante de los radios, compraba uno cada que podía y el que tenía se lo iba dejando a uno de mis hermanos hasta que llegó el día que me tocó a mi.

Un pequeño radio rosado llegó a mis manos haciendo que, enterrada bajo las sábanas escuchara la música de Led Zeppelin, Black Sabbath, Deep Purple y todos esos grupos que me metieron el gusto por la música en inglés.

A bajo volumen, muy cerquita de mi oído escuchaba una y otra vez ¨Bad the bones¨, la melodía que marcó una época de mi vida en mi era estudiantil.
Procul Harum me extasiaba en momentos en que no comprendía la vida que tenía. ¨Te amo necesariamente¨ de música más relajada rasgó mi vida en mil pedazos tanto que aún lloro cuando la escucho.
¨Honey¨ me trae a mi madre con su mirada de tristeza separándose de mi, creo que nunca podré olvidar esa melodía, quizás sea por eso que me gusta mucho cuando me dicen Jani porque me trae el calor de sus brazos.
Mi padre nos inculcó el gusto por el trabajo y la buena educación. Nos enseñó a sacarle jugo a la lectura y a la música. Nos enseñó a sentir cada palabra, cada nota hasta lo más puro de su sonido. Mi padre que siempre está presente en mi vida y que hoy al ver la fecha me recuerda que hoy era día de su cumpleaños. Sin imaginarlo siquiera y a muchos años de distancia, la música de Radiohead me trajo de vuelta a mi padre. 

Huntings bears sin conocerla, tendrá desde hoy un significado en mi vida, he vuelto a reconciliarme con mi padre, eso es suficiente para que pase a formar parte de los recuerdos de un pasado inolvidable.

.







8 comentarios:

Fernando dijo...

Yo no escuchaba música en ingles porque no le entendía,ahora ya escucho más, pero sigo sin entenderla. Soy un fraude... yo tampoco conocía esa rola, de hecho no conozco ni madres de radiohead y dudo mucho que me ponga a escucharlos pronto, pero es bueno conocer de todo, para ser bien hipster XD
Que bueno que te has reconciliado independientemente que la rola sea significativa o no :)

...Dark Angel... dijo...

Muy emotivo el texto, chido que te gusto la rola. Y mas chido aun la musica que escuchabas-escuchas.







Dark Angel

Fhercho dijo...

Mas emotivo que cargado de imagenes, me ha gustado el relato...

SIRACUSA dijo...

Malque, me conmoviste con tu escrito, no le cambiaria ni agregaría más, creo que es lo preciso para hacer sentir ese recuerdo que está latente en tí.

Saludos!!

Pherro dijo...

Pues siempre los textos de índole personal, sin falso sentimentalismo por parte del autor, conmueven al lector.
La realidad se expresa mejor con palabras directas, como en este caso.

Dr. Gonzo dijo...

Esta me resultó una lectura bien a modo para identificarte con el sentimiento, bien ubicada en los tiempos y la forma de relacionar música con situaciones. Sólo tengo que decir que es Black Sabbath, con ese, no zeta. Es lo que más me ha gustado de las últimas semanas que has escrito malquerida.

RoS dijo...

Qué conmovedor que este ejercicio te haya resultado una reconciliación con tu padre.

Me gustó tu manera de plasmarlo.

Carlobito dijo...

Qué bueno tu padre, me hubiera gustado tener esa motivación cuando era niño... a mi me encantaba leer pero mi papá me obligaba a jugar con pelota.

Soy fanático de Radiohead, qué buena música escuchas amiga.

Saludos.