jueves, 20 de octubre de 2011

Me declaro cobarde

Me declaro cobarde porque le temo a los hombres cuando alzan la voz.

Nunca he podido superar el miedo a la voz masculina. Cuando la ira domina a los hombres y estoy cerca de ellos, quisiera desaparecer, pienso que en cualquier momento toda su furia caerá sobre mi.

Su sonido grueso me intimida. 

El tono tan fuerte cuando están enojados me hace temblar. Me da miedo saber que en cualquier momento pueden usar su fuerza para hacerme callar.
Cicatrices tengo de golpes contusos que hicieron eco en mi cuerpo.

Nací en una casa donde el hombre mandaba con voz autoritaria. Aprendí a callar para que los golpes no cayeran sobre mi pero también aprendí a ser más fuerte porque si los golpes me dominaban yo podría hacer uso de otras formas para que eso no pasara.

Usé las enfermedades como escudo para que no me lastimaran.

Aprendí a obedecer a mis hermanos por el hecho de ser hombres. A la par aprendí a no dejarme. A pelear si fuera necesario para defender mis puntos de vista que como mujer no valían aunque fuera enfermándome. Haciéndome daño con medicamentos que circulan por mi sangre desde que tengo uso de razón. Aprendí que si los hombres gritaban podía hacer que me saliera sangre de la nariz y ya no me golpearan.

Le tengo miedo a los hombres enojados. Me declaro cobarde por tenerles miedo y no saber erguirme ante ellos como mujer y como tal que me respeten.
Me declaro culpable de que mis ojos se asustan al escuchar el primer grito.

Me declaro cobarde porque soy tan débil que con alzar la voz me dominan.

Ahora ya saben a qué le tengo miedo.
















12 comentarios:

Pherro dijo...

Una patada en los huevos puede ser de mucha utilidad cuando un pendejo te grite.

Hijole Malque, mojas tus cerillos cuando tienes chance de prender una fogata.

la MaLquEridA dijo...

¿A qué te refieres PHERRO? ¿A qué el texto no fue más largo o quizás más descriptivo?

Augustine X dijo...

Hola Malquerida: creo que tú texto igual podía dar más juego, darle un giro a la declaración de ese miedo. Quizá, se me ocurre, que la misma posición de "culpable" y "víctima" del personaje es su propia arma, por cierto, una arma muy tramposa que se vuelve contra sí misma. Tal vez, me hubiera gustado un texto que desdibujará más el cliché de víctima y verdugo porque sabemos que las relaciones de poder tienen muchos más matices de los que se aprecian a la primera, habría que acentuar la salida de la dicotomía para mostrar la complejidad de vivencias como estas.

SIRACUSA dijo...

Me gustó tu texto, he conocido a algunas mujeres golpeadas que cuentan lo que describes, pero en algun momento cambian la historia convirtiendose en tiranas.
Saludos Malque.

Dr. Gonzo dijo...

De lo vivencial y lo parcial, se destaca que es más la declaración de miedo aludiendo al tema de la semana, más que un ejercicio escritor.

Pinchesendic dijo...

Yo te felicito malquerida porque se necesita ser muy valiente para poder escribir algo como esto, y mostrar una faceta que no conocía.
Quedó muy bien.

pinchesendic dijo...

Por cierto tengo desde hace una hora el blog no deja subir nada de mi post de la semana, será mañana en la mañana.

NTQVCA dijo...

Para ser sincera quedé con un dejo de molestia pues la protagonista me parece más una mujer que va por ahí vitimizándose, buscando pretextos siempre para no enfrentar la vida, seguro tendrá hijos que volverá machos.

...Dark Angel... dijo...

Aqui veo dos cosas. O es verdad y solamente puedo decir, que siendo tu vida, tu sabes como la manejas y ahi si ni como ayudarte. O es ficcion y solo me queda quedarme callado, esperando jamas provocar ese sentimiento en aquello que la naturaleza pudo crear a la perfeccion. Una mujer.







Dark Angel

RoS dijo...

¡Tiene que ser ficción!

Pues me declaro triste cuando me topo personajes así.

Aquiles dijo...

¡Excelente! que tenga hijos machos la protagonista, por los gays ya abundan.

Capitan TINTASANGRE dijo...

creo que todavia seguimos pensando que todo lo que se escribe es autobiografico.

esta historia de malque me suena a esos miles de mujeres que sufren violencia domestica, al grito callado de sumision.

sin mas acabo de leer una nota de yahoo. donde 300 niñas hindus acaban de recibir un cambio de nombre porque sus padres las llamaron "Kanusa" o "Nakushi" —"indeseada" en hindi— y crecieron con la idea de que eran una carga para las familias —que preferían varones— en Maharashtra.

asi que la violencia no es personal.