lunes, 21 de noviembre de 2011

El intruso




Es injusto que las historias de miedo comiencen una y otra vez.
Últimamente a mis instantes les da por durar eternidades.
Tendría que regalarme el olvido infinitas veces el placer de verle esfumándose.

La verdadera pelea, la guerra, está en mi cabeza,
son las imágenes que he venido guardando con recelo, a las que acudo como album fotográfico
lanzándome vorazmente a revivirlas.
Hacer presente el monstruo que vive dentro y tenerlo frente a frente de nuevo.
No debería haber razones para atacarlo, si es mi pequeño tormento debería mimarlo.

Y vuelvo a acudir al infierno de esos ojos y los míos encontrándose de nuevo,
la banda sonora al compás de un baile lento y sádico.

Dentro del sueño corro. Siento que ya no me quedan fuerzas.
Abruptamente apareces del otro lado del pórtico y como 100 veces doy vuelta al candado para que no vuelvas.
Algún día tendrías que regresar y no encontrarías ni cómo entrar.
Podría quedarme sola y olvidarme de ciertas cosas: como traerte en sueños otra vez.

Ahora saco mi libreta, me dicen que es bueno escribir pero recreo algun personaje, y es inevitable, en alguno te metes o te escondes... mi espejo ocasiona me refleje en tus ojos.
Siempre permito tu llegada, me pierdo de nuevo, quisiera romperlo...
revuelves mi mundo bruscamente.

Me gustaria pedirte que guardes silencio… empieza a desaparecerte para que yo pueda empezar.
Quiero olvidar tus ojos, las cenizas arden y uno se aferra entre las sombras. Apareces agazapado con sonrisa socarrona tirando mi sombrero y levantándome el vestido...

5 comentarios:

Pherro dijo...

Lo leí varias veces y me agrado tiene cierto ritmo.
Como en esos momentos en que le uno vueltas en la cabeza a alguna cuestión y termina por largarse a alguna parte, a dar más vueltas, porque a pesar de poder romper algunos circulos, el asunto sigue en forma de espiral.

Dr. Gonzo dijo...

Sinceramente esto me sonó un tanto disperso, a todo y a nada. No sé si no estoy en la vibra del escrito o realmente es un montón de frases sueltas queriendo hilar un tema.

la MaLquEridA dijo...

Que bueno leerte de nuevo por aquí Jo.


Un beso.

Pinchesendic dijo...

La lectura te lleva de la mano como de paseo por un sueño ajeno, donde no hay principio ni final y en algun momento tu, yo y tyodos cambiamos, ta bien raro.

RoS dijo...

Hola Jo, primero, qué bueno que hayas aceptado acompañarnos nuevamente en este blog.
Algunas de tus frases me gustaron, pero entre uno y otro párrafo me costó trabajo entender de qué iba la historia, tal vez líneas de enlace harían lucir mejor tu idea.
Saludos.