sábado, 31 de diciembre de 2011

SUEÑO EN TRANSACCIÓN



Cada noche soy testigo del camino de mi voz al recorrer mis manos, mi vientre, mis pies, mis paredes. Entre tanto deambular alguna vez sigilosamente me pregunté: ¿será posible comprar un minuto de sueño? No negué  la  posibilidad de una respuesta absurda, tanto que mi voz se cansara y perdida se retirara a mis profundidades. Llegué a la conclusión de que la única forma de malbaratar el sueño es pagándolo con  palabras pasajeras, a veces en transacciones, de contado o debiendo una por una.

No existen palabras en cheque,  si lo hicieran los míos no pasarían de unas cuantas líneas en vano recorriendo mi cuerpo sin nombre, robando horas de sueño y escondiendo el insomnio en los andenes más recónditos de mi cénit.

5 comentarios:

RoS dijo...

Alguna vez un maestro nos dijo que la poesía no se explica, sólo de disfruta.
Con el paso del tiempo creo que sí debe explicarse, decirnos algo.

Algunas de tus líneas me han gustado mucho, pero hay partes, que se me hacen complicadas de materializar o muy rebuscadas, y tal vez por eso no me terminó de cuajar el mensaje.

Saludos.

Maldito Desgraciado dijo...

Este tipo de textos siempre se me complican, me cuesta seguirlos para entender la intención del autor. CREO que hacen falta algunas comas en ciertos lugares para desambiguar la idea, "No existen palabras en cheque, si lo hicieran, los míos..." pero la verdad no sé. Soy muy pendejo para las metaforas y esas madres.

Augustine X dijo...

Pues a mí me gustó un montón el texto. Le diste un giro rico al tema, comprar, malbaratar el sueño para vencer al insomnio, una economía mucho más productiva que la de las transacciones, si pudiesemos comprar con palabras los placeres de la vida, otra cosa sería. Un abrazo

Dr. Gonzo dijo...

La percepción de la economía mundial es una construcción factible para el cambio de etapas. Como cuando se pasó de la etapa agrícola a la de la revolución industrial. Si entiendo bien, la etapa de la tecnología es la que va en curso, pero si se pudiera hacer una brecha intermedia, la etapa del ser humano, de su estatus actual y su sentir, tendríamos pues una economía trunca. Me latió tu escrito, buen giro.

Piper dijo...

Un viajecito metafórico de muy buen gusto a mi parecer y que le dá un giro (como mencionan arribita) al tema que se está tratando. Vientos...