domingo, 12 de febrero de 2012

PRÍNCIPE PAYASO DEL CRIMEN

"Tienes 2 opciones lindura: Hueles la flor de mi solapa, o dejo que mis payasitos cocainomanos te forniquen todos a la vez ¿Que dices?" - Definitivamente con el jefe, nunca se sabía que iba a suceder. Jamás repetía la misma rutina... si acaso muy de vez en cuando, hacia eso de agarrar al tipo más serio de la "fiesta" y como quien no quiere la cosa, le introducía en la boca uno de sus cuchillos y empezaba con aquello de "¿Sabes cómo me hice estas cicatrices?". El cuento, a pesar de ser siempre diferente, al final no dejaba a nadie sin una "sonrisa" en el rostro. Todo un artista ¡Si señor!... Ah, por cierto, la chica eligió esnifar la flor y... bueno, el acido en su cara, los gritos, el haberse aventado desde la terraza del quinto piso ¡No estuvo mal! Reímos como locos, pero por un momento pensé que esa noche no tendría que llegar a casa a masturbarme.

En fin, esa vez todo iba a pedir de boca: las armas, las pastillas, las motocicletas robadas, las mascaras de bufones ¡Éramos una jodida puesta teatral realmente anárquica! Y el jefe no era la excepción, con ese aspecto suyo de comodín siniestro (el pelo teñido de verde y la pintura barrida en la cara). Desde que lo conocí en el asilo mental, le permitían llevar esa imagen ¿Como lo hacía? "Las amenazas correctas son la mejor forma de convencimiento" - Esa fue su respuesta. Pero estoy revolviendo anécdotas, mejor comienzo desde el principio.

Resulta que con motivo del día de San Valentín, a una de esas conductoras loretas y muy obsesionadas con hacer labores altruistas (siempre y cuando hubiera cámaras), se le ocurrió realizar un programa especial de TV con 15 notorios filántropos de la localidad para hablar de sus putas fundaciones (todos ellos como era de esperarse, políticos, empresarios y un solitario pero muy adinerado playboy, de esos que nunca faltan jeje). La cosa corrió más o menos así:

Conductora - ¡Muy buenas tardes queridos televidentes! Bienvenidos a este programa especial dedicado a los 15 filántropos más celebres de nuestra ciudad ¡Aplausos por favor!

eeeeeeeeeeeeeeehhhhhhhhh clap, clap, clap! - (CLÁSICA GRABACIÓN DE CABINA)

Conductora - Bueno, encabezando y liderando esta comitiva se encuentra el señor alcalde, al cual dirijo el primer tema a tratar: en el último teleton de fin de año, la participación de todos ustedes fue muy importante. Gracias a las fuertes donaciones que aportaron, muchas familias de escasos recursos recibieron todo tipo de ayuda: desde comida, becas, pasando por ropa y aparatos electrónicos, hasta llegar a ciertas cantidades de dinero en efectivo ¿Cómo se sienten al respecto?

Alcalde - Antes que nada, gracias por invitarnos a tu programa. Somos un pequeño grupo de personas muy conscientes de que en esta época de crisis mundial, necesitamos ayudar a nuestros semejantes, y para ello, cada uno de nosotros cuenta con diversas fundaciones y programas de servicio comunitario con el único fin de auxiliar a los habitantes de esta urbe. Como pueden ver, no somos tan fríos o insensibles como dicen allá en Metrópolis. Cierto es que lo índices de criminalidad y desempleo en esta parte del país han sido algo altos desde hace varias décadas, pero eso no nos hace indiferentes. Todos los días hacemos lo que podemos para tratar de apaliar esta difícil situación.

Conductora - ¿Por qué cree señor Alcalde que a un gran sector de la ciudadanía le resulta tan complicado entender el objetivo de estas actividades? Este programa, por ejemplo, ha sido acusado innumerables veces de utilizar y exhibir a los pobres por motivos ajenos a los que nosotros pretendemos y que supuestamente, refieren más a mis aspiraciones personales y a la búsqueda exclusiva del rating, que a una real ayuda desinteresada (es como si les molestara que hicieramos estas denuncias). Y en el caso de ustedes, no han faltado también los comentarios señalando sus acciones como un claro intento de tapar un comportamiento más errático o que solo se trata de lucimiento y vanidad.

Alcalde - Antes que nada, quisiera expresar que nosotros (y especialmente yo como representante electo por votación popular) somos muy respetuosos de todas las opiniones de la ciudadanía. Vivimos en una democracia y eso significa pluralidad. Sabemos que somos figuras públicas y estamos expuestos a todo tipo de cuestionamientos y críticas, pero no por ello las soslayamos y créanme cuando les digo, si piensan que solo hacemos esto por lavar nuestra imagen o deducir impuestos, con todo respeto están muy equivocados.

HA HA HA HA, HO HO HO HO

Y ahí estaba la señal para terminar con toda esa perorata de hueva! (Vaya ¡Hasta el playboy estaba con cara de "¿Que mierda hago aquí?"!) Lo único irrefutable era lo del rating ¡Nadie veía el pinche canal de la ciudad! Tan era así, que la primer parte del plan a orden expresa del jefe fue enviar a todos los móviles posibles el siguiente mensaje:

"¿Quieres ver morir a un hombre rico? ¡Sintoniza el canal de la ciudad ahora mismo!"

Conductora - ¿De dónde viene esa risa?

Alcalde - ¿Que sucede?

Las cámaras y las luces ubicaron rápidamente al jefe en el otro extremo del escenario. Sentado en un sillón, dando la espalda y sin dejar de reír, lentamente dio un giro hasta quedar exactamente a cuadro, espero un par de segundos a que todos revisaran en sus celulares el mensaje recibido, y después de eso, finalmente hablo:

¿? - ¿Que tal niños y caballeras? Muchos de ustedes ya me conocen y qué bueno que sea así. Si usted acaba de sintonizarnos ¡No sabe de lo que se ha perdido! Toda una apología de las limosnas y las dadivas declamada muy apasionadamente por nuestro señor Alcalde ¡Aplausos por favor!

Silencio... mucho silencio.

¿? - Vaya, un publico difícil, eso me gusta ¡Los retos son lo mío!

Conductora - ¿Quién diablos es usted? ¡Seguridad! ¡Seguridad!

Y eso para el resto de la banda, fue nuestra ¡Tercera llamada! Disparos, bullicio, ruido de motores, Harley's Davidson irrumpiendo como demonios del infierno, fuego y vidrios rotos, golpes y patadas en el culo ¡Fuimos todos unos profesionales! En menos de 30 segundos el canal y el estudio pasaron directamente a nuestro control... ah, y le habíamos hecho un favor al programa ¡La audiencia se había cuadriplicado!

¿? - Disculpen el barullo, pero los cambios siempre deben ser violentos y de raíz. Este soporífero espacio de "reflexión" tendrá una dinámica distinta y a beneplácito de las familias decentes, se convertirá en un vulgar y corriente programa de entretenimiento. Pero antes de iniciar, quisiera darle un aviso a nuestro querido comisionado de policía: en estos momentos mis muchachos están colocando bombas en todos los accesos y salidas del edificio donde nos encontramos ¡Así que no intente entrar ni usted ni ningún otro equipo de rescate! O todo puede ponerse muy, muy explosivo.

RISAS Y APLAUSOS GRABADOS

¿? - Gracias, gracias, volviendo a lo nuestro querido público, les doy la bienvenida al primer teleton relámpago ¡SALVANDO A UN MILLONARIO! Donde yo, su amable anfitrión, si no recibo en el lapso de una hora la pequeña cantidad de 10 millones de billetes, me veré en la penosa necesidad de volarle la tapa de los sesos a todas estas caritativas almas que desde su muy particular punto de vista, por años "solo se han dedicado desprendida y generosamente a hacerlos felices" ¿Que les parece?

¡Wow! ¡Silbidos! ¡Bravo! ¡Aplausos! ¡Ya era hora! - CELEBRACIÓN

¿¡Pero cuando se ha visto eso!? - VOZ EN OFF DESDE CABINA

¿? - Yo siempre he sido un innovador. Desafortunadamente, hay reglas...

Aaaaaaaaah - EFECTO DE DESILUSION

¿? - Pero no se preocupen ¡Ninguna favorece a los invitados! Y para muestra, he aquí la única de ellas. Para evitar que nuestros adinerados participantes se autodonen o en su defecto sus esbirros intenten socorrerlos monetariamente, no usaremos ninguna cuenta de depósito. Serán mis compinches en sus motocicletas quienes saldrán a las calles a recoger en maletas sus nobles contribuciones. Si se junta una cantidad significativa... quizás indulte a algunos de estos ilustres ricachones. Así que, si ustedes desean devolver la ayuda que alguna vez estas personas dicen haberles dado ¡Rompan sus cochinitos! Y veamos que tanto afecto le tiene esta ciudad a sus "redentores" ¡Ah! Por si piensan que estoy guaseando:

¡PUUUUM!

Y ahí quedaron embarrados de un cañonazo, la cara y el cerebro de la presentadora en la escenografía. Finalmente, el jefe se despidió con un:

¿? - Yo soy hombre de palabra... ¡Nos vemos dentro de una hora!

En cuanto salimos del aire, un senador miembro de los filántropos le arranco del cuello las joyas a su esposa y se las ofreció al jefe junto con su cartera:

¡Tenga! Llévese lo que quiera, pero déjenos ir.

El jefe lo miro a los ojos y solo le contesto:

¿? - Eres aburrido ¿Sabes?

Por último, se acerco a nosotros y dijo:

¿? - ¡Muy bien mis apreciados saltimbanquis! Escuchen con atención: Si quieren seguir divirtiéndose y dopándose gratis, manténganse alerta, pues hay otro oscuro payaso que siempre llega sin invitación.

Debí haber sabido a lo que se refería ¡Pero yo nunca lo había visto! Y mis problemas mentales muchas veces no me permitían distinguir lo real de la ilusión y en lo personal, la manera en la que los demás relataban sus experiencias siempre me pareció cuento de viejas chismosas. Definitivamente estaba en un error... pero total, ya nada puede hacerse.

En aquella hora, muchos empleados de los empresarios y políticos cautivos salieron de sus trabajos con bolsas de dinero a localizar a nuestros motociclistas. Lo que no supieron, fue que a estos últimos el jefe les ordeno ir a recorrer solamente los barrios pobres y zonas marginadas de la ciudad (lugares donde supuestamente los 15 benefactores que teníamos secuestrados destinaban grandes cantidades de plata). Sobra decir que luego de un rato, esos mismos empleados (abogados y tesoreros) al no ver a nadie de nuestro equipo, ya no regresaron a sus puestos... ni tampoco devolvieron las bolsas de efectivo.

Mientras esperábamos, nos entretuvimos transmitiendo dibujos animados porno y videos de nosotros cometiendo homicidios con el gas de la risa (si, ese que deja a las víctimas no solo rígidas, sino totalmente hechas una miseria pero con un semblante muy "alegre"). Lo único malo de aquel desmadre fue que en esa distracción, de los 15 humanitarios ¡En un parpadeo se volvieron 14! Faltaba el jodido playboy desde que había comenzado a correr el reloj ¿Como desapareció? Lo ignoro completamente y hasta la fecha no logro explicármelo ¡Verdaderamente extraño!... Bueno ¡Como haya sido! Cuando el tiempo hubo de agotarse, volvimos a las pantallas y he aquí lo que yo recuerdo:

¿? - Si mamá, ya te prometí que si llego a darte nietos no los voy a estrangul... ¿Eh? ¡Luego te llamo! Estoy al aire ¡Cof, cof! ¿Qué tal queridos TV-morbosos? Pues bien, como dicen mis estúpidos acreedores "No hay plazo que no se cumpla, ni deuda que no se pague" (aunque aquí entre nos, yo nunca pago lo que debo y hasta me robo las propinas). Veamos entonces las donaciones que mis asistentes han recogido en su urbano peregrinar.

Rápidamente entraron mis compañeros con varias maletas y uno de ellos abrió la más grande frente al jefe:

¿? - Pero... no puedo creerlo, aquí hay diez...

Los 14 filántropos - Uuuuuf ¡wuuuju! (resoplaron en señal de alivio)

Alcalde - ¡Lo sabia! Sabía que no nos iban a abandonar.

Desafortunadamente para ellos, la frase con la cifra aun estaba incompleta:

¿? - Diez ¿¡Diez centavos!? Pero ¿Quien fue el iluso que dio 10 centavos por estos sinvergüenzas aristócratas?

Payaso motociclista Uno - Lo siento jefe, pero el alcalde en el año de su elección le regalo una canasta de víveres a mi madre a cambio de que votara por el... y ella me dio esa moneda para donarla en señal de "agradecimiento".

Ooooooooooooh - SONIDO DE AUDIENCIA CONMOVIDA.

¿? - Vaya, vaya, pues tenemos un ganador en la ruleta de la muerte y parece también, que hemos aprendido algo hoy ¿O no señor alcalde? Al final del día, solo hay gente viendo por sí misma... y algunos aparentando ver por los demás claro está. No se ponga triste, yo no estoy a favor de los desempleados (de hecho no estoy a favor ni de mi mismo), pero tristemente, las personas siempre buscan a alguien a quien echarle la culpa de todo lo malo que les pasa o sucede, y ustedes mis riquillos y políticos amigos, son el chivo expiatorio favorito de la sociedad. Yo como Pilatos... ¡Solo me divierto!

¡Heeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee! - RUIDO DE APROBACIÓN EUFORICA EXTRAIDO DE UNA ESCENA EN EL COLISEO ROMANO

Acto seguido, el jefe hinco al Alcalde frente a las cámaras y le apunto justo a la cabeza con su revólver de cañón largo (¿Donde consiguió esa arma con un tubo de salida de 80 cm? ¿La habrá fabricado él?):

Payaso motociclista dos - Jefe, eeeh, si lo hace ¡Jamás saldremos vivos de aquí!

¿? - Naaaa, no te preocupes. De todas formas... (Dirigió su mirada hacia arriba)... el nunca me deja llegar tan lejos ¡Por cierto señor Alcalde! ¿Alguna vez ha bailado con el diablo bajo la pálida luz de la luna?

Apenas hubo terminado de decir esto, todo quedo en tinieblas. 10 segundos de gritos después (de confusión y gente corriendo), la voz del jefe se oyó en algún punto en la negrura:

¿? - Y aquiiiiii vamos!

El suelo tembló, algo muy fuerte y pesado había caído acompañado de un estruendo ensordecedor. Yo no sabía qué hacer, tenía el arma en la mano pero estaba totalmente paralizado frente a las dos cosas que más temo en la vida: una era la oscuridad y la otra estaba por conocerla. Y empezaron los tronidos de huesos y los golpes secos como yo nunca los había oído ¡Parecía una pesadilla! Los sollozos y los aullidos de dolor estaban por doquier. Finalmente, las luces de las detonaciones y los disparos me dejaron ver su silueta por un par de segundos... ¿Era un murciélago gigante o un hombre murciélago? Mal momento para comenzar a alucinar pensé, sin embargo, algo me dijo en mi interior que aquello era tan real como los duros maltratatos de mi abuela cuando era niño. La prueba de autenticidad, se presento con un recio puñetazo que me dejo completamente fuera de circulación (y sin dientes). Al despertar, estaba esposado y con la mandíbula rota en el suelo del set de televisión, chingo de policías y ni rastro de la criatura por ningún lado ¡La fiesta se había acabado! Pero aun así de aturdido como estaba, pude sonreír con lo último que vi:

Comisionado de policía (CP) - Ya todo está bajo control Sr. Alcalde, desafortunadamente... bueno, usted sabe, volvió a escaparse.

Alcalde (A) - Jamás me había sentido tan solo Comisionado.

CP - No tome nada de esto en serio, el solo intentaba ridiculizarlo.

A - Y lo logro...

CP - Su plan no probó nada, créame, nadie es capaz de juntar tanto dinero en tan poco tiempo y no sabemos siquiera si en verdad hubo una verdadera colecta, nosotros inten...

Policía - Disculpe que interrumpa comisionado. Sr. Alcalde, algunas personas allá afuera me encargaron darle este paquete.

CP - ¿Lo ve? Aun hay gente que aprecia enormemente su labor.

A - ¡Vaya! Esto no me lo esperaba, veamos que es.

CP - ¿Quienes lo mandan chic..? eh? ¿A donde fue?

A - Mmm es una urna de votación y está repleta de naipes con la cara de...

CP - ¡Aléjese! Saque las ma...

¡TOING!

Y desde el fondo de la caja, un pastel de merengue pegado a un resorte fue a estrellarse directo a la cara de nuestro querido Alcalde ¡JUAR, JUAR, JUAR! Lo dicho ¡Todo un artista!


7 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola. Me gustó tu texto, desde que empece a leerlo me atrapó y no pude parar hasta terminarlo. A mitad de tu historia me imagine una escena de batman y el personaje del guazón pudo haberme encantado. La vorágine del principio me hizo imaginar un contexto como el de la película "Naranja Mecánica", ayuda mucho a imaginar todas las situaciones como una pelicula.
Si le dieras otra revisada y quitarle algo de paja tu texto quedaría aún mejor para hacerlo más fluido y super chido!!!

Siracusa

Ros dijo...

A mí también me atrapó el texto, se me hace rico partir del Joker, creo que hilas bien la historia, pero una pulida con su buena recortada lo dejaría mejor.
Saludos.

Piper dijo...

Qué buen cuentito, desde el inicio atrapa sin caer en baches por su transito hasta llegar el final. Me gusta mucho la estructura y la apertura de lenguaje que ocupas para enriquecerlo (bien por ello).

Una pulidita por los acentos volados lo deja como zapato recién boleado.Vientos Hanselópolis.

Demerzel dijo...

Santa quesadilla de huitlacoche batman. La introducción, la verdaa, me aburrio, pero el desarrollo esta bien (introdujiste un poco de anarquía, alteraste el orden establecido y todo se volvió caos), lograste que la tensión llegara al clímax y de inmediato un desenlace inesperado, muy bien, aunque me hubiera gustado que ganara el guason. Paresia, al leer, que estaba viendo un capitulo visarro de batman.

Dr. Gonzo dijo...

Hay varias cosas que se pueden decir sobre el texto. Una de ellas es que si no hubieras puesto el nombre del personaje previo a sus líneas, difícilmente habría diferenciado entre gente como el alcalde, el comisionado de policía y la conductora. Sé que son secundarios, pero resultaron demasiado planos, sin arista alguna. El mismo Joker, que si bien entiendo, es el Joker de Nolan, me sonó su humor al de la serie de tv de los 60s que interpretaba César Romero: un humor chispa y socarrón pero sin la crueldad psicótica del que incluso, tomas prestadas algunas líneas. Me pareció buena idea el estilo de guión de tv y el hilo conductor del psicótico compinche en turno, aunque por momentos se observa más lúcido que los otros personajes y eso no me checó.
Revisar acentos y algo de sintaxis puede dar más soltura a este tipo de textos largos para que no haya tumbos en el ritmo.

Capitan TINTASANGRE dijo...

lo que dijo gonzo...

Capitan TINTASANGRE dijo...

jajajaja.. la verdad es que es un estupendo guion, si hace falta pulirlo, pero esta en la direccion correcta