lunes, 9 de mayo de 2011

Generando ideas.



No creo que un film cambie vidas. No creo que, por ejemplo, viendo “El señor de los anillos (Peter Jackson, 1999)”me haga hobbit y valla en busca de un anillo. O al ver “Harry Potter (Varios directores, 2000)” consiga un pase directo a Howarts para poder convertirme en mago y transformar agua en pisto. Creo que las películas generan ideas.

Hay una película que conseguí hace poco que se llama “Suicide (Raoul W. Heimrich, 2001)” donde se retrata en primera persona las diferntes formas de suicidio de personas comunes y corrientes, en lo que ellos llaman, sus 15 minutos de fama. Este “shockumental” genera varias preguntas muy interesantes. ¿Cuáles son los límites de la mente humanan? ¿Qué límites nos ponemos nosotros mismos en primer lugar? ¿Y, qué orilla a una mente perturbada a tomar la decisión de quitarse la vida?

En primer lugar, creo que no existe razón lógica y/o válida para terminar con la propia existencia. Problemas tenemos todos y esos límites tienen que ver mucho con los valores con los cuales crecimos. ¿Por qué darse por vencido, cuando aún ni si quiera le hemos entramos a los putazos reales? Algunos quizá me respondan, “es que somos humanos”. Otros me dirán que no existe otra salida, que se han acabado todas las respuestas. Pero siempre hay respuestas, creo firmemente que al final de la tormenta sale la luz del sol. Todo depende la “idea” (y del valor) que le demos a nuestra propia vida.

¿Puede haber casos extremos, en el que el suicidio pueda ser aceptable? Y si señores, estoy hablando de la eutanasia. Esa palabra que hace que la religión saque las uñas, levante la vista al cielo y se de golpes de pecho. Y no, no me estoy contradiciendo. El suicidio es cortar el hilo de una vida que aún tiene posibilidades de sobrevivir en este mundo. Y la eutanasia es terminar el sufrimiento con el cual no estamos destinados a vivir. Surge una nueva pregunta. ¿Acaso somos dueños de nuestra propia existencia? Cada quien tiene la respuesta.

Otra película que me genero ideas encontradas es la de “8mm (Joel Schumacher, 1999)” Cada film es arte (sea del genero snuff, suspenso, romántica, gore) y retratar la muerte humana, de una forma lenta y pornográfica, puede ser el deleite de alguien más. ¿Es válido llegar a los extremos del asesinato para crear algo más que bizarro? ¿Es arte? ¿El fin justifica los medios? Como dice un dicho, en gustos se rompen géneros. Cada cabeza es un mundo. Cada quien decide su propio destino. Véase bajo su propio riesgo.

Y podría seguir hablando de infinidad de películas que generan ideas. Películas que, independientemente de que cambien vidas, ponen a pensar al espectador. Le crean sus propias dudas, lo incitan a responderse a sí mismo. Y a final de cuentas, cada quien tiene sus propias ideas respecto a que cosa transforma su existencia.





Con ustedes Dark Angel,
Escribicionista.

11 comentarios:

NTQVCA dijo...

Es probable que como dices no cambie tu vida un film, pero si creo que sea detonante para que tu percepción acerca de lo que viste gire la manera en que vives o vez la vida. En el caso de "8 mmm", sino mal recuerdo la pelicula aborda el tema de la creación de filmes para la venta de gente enferma que pagaría lo que fuera por ver la muerte de alguien, en tal caso dudo mucho que eso sea arte.
Tu escrito me parece efectivo y entendible, te imaginé hablando del tema de manera indiferente, como diciendo, "Bah, yo no creo que pase eso".

Dr. Gonzo dijo...

Concuerdo con lo que escribe NTQVCA S.A. de C.V., hay filmes que logran cambiar nuestra percepción de la vida en algunas situaciones.
Por otra parte, conocía la película de Heimrich como Final Cut, que es de esa cosa del suicidio. Ya hace unos ayeres, rescato mucho el asunto de que estos documentales falsos, proponen a veces de manera desigual, la toma de mano en relación proporcional a lo impactante de la situación. Sobre la temática, qué decir, definitivamente hay que estar en la cabeza de la persona que decide suicidarse. Yo no puedo tomar a la ligera un pensamiento similar, pero claro, son los niveles de desesperación cruzados con los de la madurez de la persona o incluso, su valemadrismo. La eutanasia ha probado ser más un planteador de dilemas morales y éticos que de una decisión personal.
En cuanto a 8mm, creo que es una de las poquísimas cosas que puedo perdonarle a Schumacher por el buen planteamiento del guión, convincente sobre las llamadas snuff movies y bueno, sobre ser arte, ahorita hay tanta flexibilidad que con que a algo le pongas un marco, ya es arte.
Si se checan las Guinea Pig, en especial The Flowers of Flesh and Blood, puede ser un acercamiento brutal y hasta artístico de cómo desmadrar a un ser humano. Por último, el planteamiento en 8mm. es más bien el de satisfacer una demanda. El dinero estaba allí y era de atreverse a hacer un verdadero film snuff (una buena peli al respecto sería Tesis) lo cual lleva a ejercer una buena trama de thriller.
Buenos ejemplos y reseñas.

RoS dijo...

De inicio los paréntesis (director/año) me hicieron ruido, como que por instantes sentía que leía una sinópsis... pero ya luego tu texto se fue personalizando, y me gustó la reflexión que haces acerca de las ideas.
Shockumental, ¡vaya! nunca había escuchado eso.
En el último párrafo muy pegaditas una de otra las palabras: películas, propias e ideas.
Ah, y es VAYA, no valla, jaja.

la MaLquEridA dijo...

Me parece que hablar del suicidio puede tomarse a la ligera ( no digo que tu lo hagas), es una cuestión de cobardía según unos o de valentía según otros.

Hay que estar en el pellejo del otro para saber el porqué querría suicidarse. En mi caso muy personal, hablar del suicidio me hace mucho ruido y creo que podría tratarse en otra oportunidad.

Tampoco creo que una película te cambie la vida.

Saludos.

Úrsula Amaranta dijo...

Mi género favorito son los documentales y lo son precisamente por esto que dices: generan ideas. La ficción también lo hace, pero siempre me ha parecido que el documental es mucho mas reflexivo.
Como dice Ros, tallereando: Me gusta y estoy de acuerdo con la idea que manejas en tu texto, pero creo que me hubiera gustado que, como respaldo a tu reflexión de como una pelicula genera ideas, en este caso hablando del suicidio, de este proceso que se crea entre, la historia y el espectador, así como para complementar el porqué las pelis generan idea.

SIRACUSA dijo...

Eternos dilemas y opiniones diversas, lo bueno de los matices que permiten apreciar de una u otra manera un escrito o una pelicula. El suicidio, la eutanasia, la prostitución y demás temas polémicos siempre son abordados de una forma suave y hasta un poco rosa para no herir suceptibilidades, pero sabemos que existen detrás del telón.
Lo importante quizá es lo que te hacen pensar y reflexionar y si algo no se entiende pues a investigarlo, o al menos eso hago yo.
Ya que si quieres un momento de diversión y de no pensar hay miles de opciones, aunque aún con ese tipo de pelis te quedas con algún mensaje.

Tu escrito me pareció un buen ejercicio de ensayo que si lo explotas puede dar para mucho mas. Y ya estas experimentando sobre otro estilo. :D

Fernando Manda dijo...

Te recomiendo que cheques la película de Tesis, es la primera que habla de películas snuff o snof o esas madres, está interesante la trama.
Hay otra muy densa, se llama begotten y trata más o menos del suicidio de un dios y de como es culera la humanidad jaja.
Me agrado el post, creo que con este tema de las películas se presta más a hacer ensayos que otra cosa, pero a ver qué tal.
Saludos.

PHERRO dijo...

Creo que una película que llegue a agradarte bastante no puede significar un cambio radical en tu vida, pero por supuesto (como es el caso que expones), puede hacer que mires las cosas que conocías desde otra perspectiva, independientemente de la temática de la obra.
Creo más bien que es de momentos y a veces esos instantes pueden, como bien dices, inspirar al espectador.

DESTROYER!!! dijo...

yo cuando propuse el tema como idea al aire, lo hice conciente de que al menos en mi muy particular caso, similar a lo q le pasó a úrsula, momento y lugar indicado, fue como un sartenazo en la cara... pero, en su momento se verá de lo que hablo...

todos tenemos un momento, una escena, un olor, un sabor, una frase, algo que te marca en momentos, hitos, pero no son a huevo o no a todos nos llegan al mismo tiempo...

OJT dijo...

SI QUIEREN SNUFF, VIDEODROME ES LA VOZ. EN CUANTO AL SUICIDIO, UNO NO PUEDE TOMAR LA DECISIÓN DE MATARSE YA QUE UNO NO ES DUEÑO DE SU PROPIA EXISTENCIA; ESTA LE PERTENECE A LOS DEMÁS, A SUS MÁS CERCANOS.
http://basurerousurero.blogspot.com/2010/12/sinsentido.html

Capitan TINTASANGRE dijo...

claro que las peliculas cambian a las personas...solo que no inmediatamente ni nada mas porque si.
pueden ser cambios sutiles. ideas nuevas.
un pensamiento o una vision de otros lugares.