domingo, 15 de mayo de 2011

ya ni siquiera me llamas padrino...


Por casi 8 largos años de mi vida vivía para trabajar y no trabajaba para vivir, mi tiempo y el total de mis esfuerzos estaban dedicados única y exclusivamente a mi trabajo, el resto de mi vida era secundario y le no daba la importancia requerida a mis amigos, familia, salud y a lo más importante en esta vida, a mí mismo… desde hace poco más de tres años he tenido cargos con mayor responsabilidad, he tenido gente a mi cargo y mis decisiones ya no sólo afectan mi desempeño y resultados, inclusive pueden dejar sin comer a las familias de las líneas de choque más vulnerables y menos privilegiadas, debido a esto, he tenido que aprender a formarme un perfil que sea el más adecuado a mis nuevas funciones sin buscar fórmulas mágicas o recetas de libros para ser el jefe perfecto en la jungla cruel y altamente competitiva en la que decidí meterme a vivir mi aventura…
Entre la experiencia propia, la observada de gente con más tiempo en cargos de poder y todo el maldito colmillo del mundo, lecturas y aplicación de prueba-error fui formando un perfil adecuado, pero siempre, siempre puedes aprender una valiosa lección de donde menos te lo esperas…
Hoy les vengo a hablar de la saga de El Padrino (The Godfather)…
La saga del padrino es sin duda una de las tramas referentes que no se pueden dejar de ver, yo anteriormente las había visto, pero sin el enfoque de administración, estrategia, poderes y toma de decisiones con las que las vi a principios de cuatrimestre por encomienda de mi profesor de dirección estratégica…
Desde mi personal apreciación el trasfondo de las películas se basa en la obtención y el manejo del poder, aspectos que no son sencillos, sobre todo perpetuarlo y poder heredarlo en el estado puro en el que uno lo construye, al cederlo a otra persona, siempre habrá mutaciones en el mismo debido a las diferentes naturalezas de las personas y la dosis de inteligencia emocional aplicada…
Otro punto importante de la saga es la confianza, es un elemento constante, como obtenerla, como mantenerla, como saber cuándo se ha perdido e identificar los riesgos potenciales que conlleva esta pérdida y las acciones que se deben tomar.
Me llama mucho la atención el caso de Hagen, quien sin ser miembro de la familia y no tener ni siquiera las mismas raíces y en algunos momentos mostrarse menospreciado por sus “hermanos” el conserva esa fidelidad a la familia que le permitiera desarrollarse como persona y brindarle auspicio.
En otros casos, mucha gente cercana les dio la espalda, inclusive, entre hermanos hubo conflictos, tal vez derivado de esa especie de sentimiento al estilo del derecho divino en el que crees merecer las cosas tan solo por el apellido.
Sin duda deja muchas lecciones de cómo actuar, al menos a mí, de aprender a leer mejor mi entorno, yo se que la hipocresía siempre ronda, pero en ocasiones es muy difícil detectarla y ese olfato debe desarrollarse bastante…
No pretendo convertirme en un mafioso ni mucho menos, simplemente he aprendido a administrar la responsabilidad  de una manera diferente, explotando y fortaleciendo los elementos del triángulo del poder (recursos, fuerza y conocimiento)…
Lecciones valiosas:
El poder se requiere para tener la capacidad de determinar y ejecutar acciones necesarias para alcanzar la visión
La línea entre el mundo legal y el ilegal en los negocios y la política es muy delgada
El entorno es siempre competitivo
Hay personas que tienen objetivos claros en su vida y otras que no. Las primeras se valen de las segundas para conseguir lo que desean
Enfoque contingente: Adecuar las acciones al entorno
A la gente que tiene poder no le hace falta gritar
Ten cerca a tus amigos, pero mucho más cerca a tus enemigos
Una decisión no tomada también es una decisión
Trata de pensar cómo piensan los que están a tu alrededor
Cuando estés fuerte, muéstrate débil, cuando estés débil, muéstrate fuerte
Una persona inteligente se recupera de un fracaso, una persona torpe nunca se recupera de un éxito
Tus enemigos siempre se hacen fuertes con lo que dejas detrás
Las finanzas son un arma, la política es saber cuándo apretar el gatillo
Nunca odies a tus enemigos, afecta tu capacidad de análisis
Un jefe se puede equivocar, pero no puede dudar

Análisis de los personajes:
  • Vito Corleone: El padrino, líder de la familia y quien toma las decisiones y marca los lineamientos, así como la misión y el arraigo de la visión de llegar a ser una familia legítimamente establecida.  Presta el servicio de protección a quien lo pide siempre y cuando esté alineado con sus valores, es generoso con sus amistades y gente leal, líder natural, con inteligencia emocional para saber descifrar su entorno y decidir cómo actuar. Cuenta con elementos que le dan poder, en un inicio, el conocimiento el cual explota para hacerse de recursos y fuerza, tanto legal, como de choque y poder de coerción.
  • Santino Corleone: El hijo mayor de la familia, pareciera el sucesor nato, basa su poder en la fuerza y en saberse respaldado por los recursos de los que se ha hecho su familia. Su poder proviene más de imponer miedo que imponer respeto. Da órdenes mas de manera visceral que utilizando la inteligencia táctica y emocional. Un excelente ejecutor, pero un mal estratega.
  • Fredo Corleone: El punto más débil de la familia, sin carácter ni autoridad ni personalidad, vive a la sombra de su apellido auspiciado por su familia, comete errores básicos, es crédulo, torpe, descuidado. Su perfil es completamente inadecuado para estar en ningún nivel de la organización a la que “pertenece”.
  • Michael Corleone: El sucesor y nuevo Don de la familia. De principio no quería inmiscuirse en los asuntos de la misma, pero las circunstancias lo obligaron. Inteligente, frío, más directo para ejecutar sus actos, se gana el respeto en base a su fuerza y no en su carisma, no cuenta con la misma lealtad de parte de su gente como la que tenía su padre, ya que el juega un juego de mercenarios. Cambia un poco la estrategia, pero no cambia la misión ni la visión, pasa por turbulencias y conflictos con la base de su organización, la familia, pero al final, logra cumplir su visión y de cierto modo preservar la esencia de la familia Corleone.
  • Tom Hagen: El abogado y consegliere de la familia, un huérfano de origen Irlandés que fue criado por los Corleone. Es la parte que aporta fuerza por conocimiento a la familia. Inteligente, mesurado, fiel a los objetivos y la misión y visión de su familia. Brinda escudos legales y certeza en los momentos críticos tomando las acciones correctas.
  • Clemenza y Tessio: Los caporegime de la familia. Junto con Luca Brassi, son los elementos dadores de fuerza e intimidación a Don Vito, hasta que se separan y uno de ellos lo traiciona. Son prescindibles, ya que la fuerza bruta y de intimidación se consigue en las calles, pero se debe ser cauteloso con ellos, y por más confianza que se les tenga, nunca dejar de desconfiar.

9 comentarios:

PHERRO dijo...

Excelente texto, Destroyer.
El análisis que haces de la película y de cada personaje principal, muy completo y preciso.

RoS dijo...

De 'lecciones valiosas' para abajo ya se me hizo más "técnico" el texto...
igual y hasta el párrafo de No pretendo... ya se capta en qué cambió esta película la vida del narrador.
¡Saludos!

...Dark Angel... dijo...

Esa pelicual, sere sincero, la eh visto unas 3 o 4 veces en mi vida. Y ninguna pinche ves me ha gustado. Siempre termina aburriendome, me quedo jeton y me dan ganas de fumar mota. Pero la sigo viendo y no se porque.
Tal ves sea por eso que dices.




DarkAngel

Dr. Gonzo dijo...

El Padrino es una de las películas clave en la historia del cine. Es una de las pelis que sin pensarlo (se me ocurre Casino ahorita, humm) puedo sacarle a cualquiera que empiece a chingar con que Hollywood esto y Hollywood lo otro. La película completa: dirección, historia, actuaciones, foto, música, ambientación... bueno, para mi gusto lo tiene todo. Principalmente la primer película es un referente al arte de la estrategia, de los lazos familiares y el oscuro mundo mafioso. Tu punto de vista es bastante singular y me ha dado otra perspectiva bastante adecuada. El análisis de personajes como que me sobró en realidad.

NTQVCA dijo...

El Padrino es una película impredecindible para mí, me quedo con la 1 y la 2, ya la 3 me parece más que fue para ganar dinero. Y dandote razón de tu punto de vista, para mí tiene muchos tips para aplicar en la vida, empezando por: "Le haré una oferta que no puede rechazar" y "Manten cerca a tus amigos, aún más a tus enemigos".
Creo que te quedo muy técnico el final, yo lo quitaría.

SIRACUSA dijo...

me gustó la película, todo el entorno, las personas, los mundos en los que se mueven y hay que ser una persona muy fregona para captar todo lo que se mueve a tu alrededor y tener la vision para una buena toma de decisiones. Coincido en que el final esta muy técnico, quizá faltó un buen remate para redondear tu introducción.


buena vibra!!!

la MaLquEridA dijo...

He podido sobrevivir sin El Padrino toda mi vida así que no creo verla porque no me parece interesante de ninguna forma quizás sea el género o puede ser que el cine es lo menos que disfruto.

Un saludo.

Úrsula Amaranta dijo...

Buenísima elección de pelicula y todo lo que dices es cierto, es una gran lección de liderazgo y mas mucho mas que eso.
Siento tu texto como dos textos diferentes, el personal y el técnico, los dos me gustaron porque la parte técnica me parece bien lograda, descriptiva, acertada, objetiva. Y la parte personal también me gusta pues es la parte íntima de porque te cambió la vida.
Muy bueno todo, me gustó.

OJT dijo...

SONNY RULES.