jueves, 14 de julio de 2011

So elixir para Titi

Ondeando su rubio pelaje, cierto día paseaba la zorra Titi por el bosque. Como todas las mañanas, había lavado su blondo pelo con shampoo de manzanilla para que no perdiera el brillo rubio cenizo natural color 731 de L´oreal, se sabía hermosa y cuidaba hasta el más mínimo detalle de su apariencia. 

Muy temprano se metía a bañar, con una esponja suave acariciaba su chonchito cuerpo -es que Titi era más bien una zorra rellenita- con jabón para piel sensible Jardins du Monde, hecho de grains de café du Brasil que le había traído expresamente para ella su prima Norma que se dedicaba a vender productos por catálogo, cierto que ser bella le salía caro pero bien que lo valía, además lo podía pagar en la quincena. Compraba también desodorantes por docena o al tres por dos o al dos por uno según las promociones.
Al terminar de bañarse, se secaba bien las axilas poniéndose So elixir desodorante con un dejo de frescura para que en sus largas caminatas no apestara a zorra y no espantara a los galanes del bar al que iba en sus correrías nocturnas.

Pacientemente alaciaba su pelaje para que volara al viento si es que acaso algún gañán la invitara a pasear en moto a la que era aficionada , poníase el vestido negro con moño rosa que le daba un toque muy femenino. El borde del prominente escote dejaba a la vista unos senos espectaculares, su mejor arma para pillar incautos, zapatillas de medio tacón porque Titi era una señora zorra respetable y no estaba ya para andar sobre tacones de quince centímetros que le hacían trastabillar y caminar chueca. Por último rociaba sobre su cuerpo Channel no. 19 el perfume favorito para salir a zorrear digo a caminar buscando quien le pagara un trago. Ah y su bolso de mano que había comprado en la Plaza las Flores de reciente inauguración.

Héte aqui que un día paseando por el bosque, Titi cansada de caminar y que nadie le  ofreciera ni un trago ya no de vino del Rhin, aunque fuera de tequila, se acostó a la sombra de un árbol a ver las nubes pasar, ¡la la la la lá! Sus ojos entonces vieron al cuervo más hermoso que nadie había visto jamás. De pelaje brilloso, ojos grandes-claro es un cuervo- un pico que daban ganas de comérselo a besos, corbata de moñito que le daba un toque romántico, bastón con mango de marfil y en el ojo izquierdo un monóculo antiguo. Por último al sonreír dejaba ver una hilera de blancos dientes que brillaban como flashasos. Remataba la vestidura con un bombín que perteneció a su abuelo, el gran Eulogio III

El cuervo Eulogio, divisó desde la copa del árbol a tremenda señora zorra, se acomodó el espejuelo y bajó volando hacía ella no sin antes dar unas cuantas piruetas en el aire. Aterrizó a los pies de Titi quien ruborizada se sentó de inmediato, -Me llamo Eulogio bella dama- se presentó al instante que le besaba la pata delantera. -Yo me llamo Titi- respondió la zorra, -Bello nombre para una hermosa zorra- dijo Eulogio.

-¿Qué hace una zorra tan sola por estos lares?- Preguntó dejando que sus ojos negros acariciaran impúdicamente los senos de Titi que sólo alcanzó a cubrirse un poco con el pañuelo que llevaba amarrado al cuello.
-Nada, nada- estaba aburrida y quise salir a que me diera el aire
-Permítame acompañarla-dijo el cuervo al instante que le ofrecía su brazo. Eulogio movía el bastón haciendo círculos en el aire mientras Titi se sentía la zorra más afortunada al ir del brazo de semejante pájaro. 
Platicaron contándose sus cuitas amorosas, decíanse los tragos amargos que la vida les había dado y terminaron por darse cuenta que eran almas gemelas que el destino juntó.
Dándose caricias furtivas empezaron a reconocerse, sintiendo a cada roce un choque eléctrico que les ponía los pelos y las plumas de punta.
Sentían que habían nacido el uno para el otro, cupido había flechado a tan singular pareja, tomados de pata y ala se fueron por la vida rodeada de árboles.

Caminaron hasta el bar El Robespierre ubicado en las inmediaciones del bosque, por suerte estaba semivacío. Se sentaron en el rincón más oscuro para poder platicar a gusto, ordenaron champagne mientras el cuervo inquieto, con su largo pico besaba el lóbulo de Titi que se estremecía al sentir el tibio aliento. Entrecerrados los ojos se dejaba llevar al susurro de las frases que el cuervo decíale al oído. Con el ala izquierda Eulogio comenzó a acariciar -debajo de la mesa- las bien torneadas piernas de la zorra que empezaba a ponerse nerviosa. Olía a loción de las más finas maderas y eso hacía que Titi se transportara al cielo de las zorras.

Bebieron copa tras copa botella tras botella acompañándola con queso mozarella, queso panela, queso doble crema, queso oaxaca, queso GT, queso manchego, queso cotagge, tantos y tantos quesos que se les pasó la noche degustándolos todos.

Entre el vino y los quesos quedaron tan satisfechos que decidieron partir a un lugar más discreto, además los besos y caricias estaban subiendo de tono. Sintiendo que darían un espectáculo si no se tranquilizaban, Eulogio pagó la cuenta y se fueron caminando, perdiéndose en el bosque, yendo a hacer el amor debajo de un sauce llorón que con sus largas ramas cobijo sus suspiros dejando que la luna se asomara un poquitito de curiosa a ver que onda con la zorra y el cuervo.

Se juraron amor eterno al amparo de las estrellas, bajo los influjos del champagne que aún corría por sus venas, teniendo por cómplice a la luna sonriente que se escondió tras una nube.
Así empezaron una nueva vida de pareja tan sui generis viviendo felices hasta que nacieron sus hijos con cuerpo de zorro y cabeza de cuervo o al revés o según como se acomodaran.

Moraleja: No hay porque es un cuento.












21 comentarios:

Angel de la guarda dijo...

me encanto la nueva version de la hurraca y la zorra.....jajajajajaja

oye y me imagino que el mejor queso que traia en la boca fue el Queso GT ...

te la bañaste!!!!

DESTROYER!!! dijo...

jajajaja queso panela y oaxaca :s... jajaja como que le quitó el encanto, pero ps igual sabe rico en quesadillas :D

que finísima zorra y que bien que no hubiera crueldad, pero ahmmm no se, como que atenta contra la naturaleza gandalla de ambos, pero weno... el amogggggg jajajaja

saludos!!!

Prosperidad dijo...

Siempre hay un roto para un descosido... jajaj

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Muy bueno, Malquerida, que recuperes la imagen de tan injustamente, vilipendiados animales. Muy buen espacio, Escribicionistas. Un beso. Carlos

PHERRO dijo...

Mucha imaginación en tu texto, tan descriptivo. Es tu estilo, sin duda.

Juan Carlos Partidas dijo...

¿No y que el amor es ciego?... pues tampoco creo que le pare mucho a especies. :)

Curiyú dijo...

Nadie daría dos duros por este amor, pero bueh...

María Beatriz dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
María Beatriz dijo...

¡Buenísimo Malque! Me encantó!
Cada pareja es un mundo....

RoS dijo...

Me divertí leyéndote, una versión llena de fantasía y detalles chuscos. =)

Úrsula Amaranta dijo...

Muy Divertido! y bueno, como que para quitarle la mala fama a los dos, ¿no? . Ustedes si que saben manejar diálogos y guiones.

Vergónides de Cock dijo...

Tu erotismo inter-especies está bastante enfermizo. Tu final es muy efectista. Moraleja no hay porque no quieres, sino podrías sacar cuantas quieras. La narración estuvo buena.

aLe dijo...

jajajajajaa buenisimo! esta versión mejorada de una fábula ya muy desgastada.

Gisela dijo...

Ke loco! pero eso del queso GT sensacional,
Saludos

NTQVCA dijo...

Estoy igual que destroyer, muchisimos quesos como el oaxaca y panela!
Y el amor como siempre triunfo con todo y sus hijos mutantes.

DRACO dijo...

ha sido todo un placer leerte desde el principio hasta el final, un beso.

la MaLquEridA dijo...

OGT, ¿Bastante enfermizo, eso es bueno o malo? ya iré preparando mi cita de nuevo con la psicoloca entonces, ya me preocupaste.

Final efectista, ahm ¿y con manzanas es...?

Gracias a todos por sus comentarios.

Angel de la guarda dijo...

pos no que no......

que yo no se que? que el no se que onda... que asi es y ya.....

jajajajajajajajajaj

la MaLquEridA dijo...

Ángel de la Guarda: Me las pagarás jajaja

SIRACUSA dijo...

Zorra y Cuervo se encontraron al final del camino uniendo sus fuerzas, para que pelear si se puede hacer el amor!!!! :D

Vergónides de Cock dijo...

Totalmente bueno a mi percepción. Así que olvídate de cualquier cita con la psicoloca, eso es del pasado. Búscate una psiquiatraca ahora, no porque estés enferma, lo cual no parece, sino para entretener las tardes. Y con manzanas es más dulce.