miércoles, 31 de agosto de 2011

Sopa Clutterbuck


Los vecinos se aglomeran en torno a la choza del fondo, seguramente Rose cocinó galletas de canela: tibias y olorosas inundan las narices. La canela es hacedora de amigos, ella lo sabe, toda especia tiene un propósito, el cardamomo, por ejemplo, alivia el dolor de recordar.
Nuestra abuela nos enseñó de extractos y brebajes, la sabiduría de las runas, las bondades de raíces y el manejo de calderos. Pero ella se avergonzó de todo eso, así que, desde pequeñas, tomamos caminos diferentes.

Deberían verle cuando corta vegetales: cubos de zanahoria con ridícula precisión, trozos simétricos de calabacín. Rose es una cocinera exacta... tan aburrida, tan engreída dentro de su bobo delantal.
Entre cocina y brujería no hay diferencia, ella igual es maléfica, lo traemos en la sangre, sólo usamos distintas maneras de conquistar, yo robo miradas, labios; ella seduce estómagos.
He visto los rostros de placer de quien prueba sus panecillos o degusta su famosa sopa Clutterbuck, luego la he visto sonreir orgullosa, mirándome sobre el hombro, desdeñando mis pócimas, ¡unturas putrefactas!, les ha llamado.
Su cocina es un templo rebozante de tomates, patatas, granos; no hay en el pueblo quien no recurra a ella para preguntarle de condimentos o tiempos de cocción. Rose prefirió tener amigos que continuar con el legado de la abuela. En sus repisas deberían habitar venenos, huesos, mandrágoras: es una traidora. Era.
Respiro tranquila, en el comal se retuerce como vientre con cólico, una muñeca; frente a mí desfilan más vecinos, corren con cubos de agua. En el retrato de la abuela se dibuja una sonrisa, ya puede descansar.
En adelante, les acompañaré aquí, siempre quise visitarlos.

Les quiere, Dorothy Clutterbuck.

16 comentarios:

Dr. Gonzo dijo...

¿¡Que qué!? muy bueno, interesante, deja claro lo que tiene que dejar claro como el hacerte sentir en esa cocina, pude oler las verduras y el hornillo y por supuesto el comal. Y el misterioso toque final nos deja en claro un gran cierre.

Pherro dijo...

Aún después de muerta, sigue moviéndose en la ambigüedad.
Además para estos tiempos modernos, el oficio de cocinera el queda a la medida, bien lo has dicho, sólo cambian los ingredientes.

DESTROYER!!! dijo...

jajaja ok!!!... si mi hermana lee esto se enoja jejeje...

muy weno patrona... se me antojaron unas galletas!!! :s...

Pinchesendic dijo...

Que haz hecho Dorothy, que has hecho.
Hay envidias tan grandes que no hay brujería que pueda quitarlas.
Un cuento breve, conciso y macizo. Aunque a la vez con detalles que hacen llenar de emociones a los personajes.
felicidades

Pinchesendic dijo...

*¿Qué has hecho Dorothy? ¿Qué has hecho?

Pinchesendic dijo...

De no ser por Gerald Gardner nunca se hubiera sabido que Dorothy era una bruja. Una mujer originaria de la India y quien vivió gran parte de su vida en inglaterra. Se murió en el 1951, un año despúes de que mi madre naciera.

Anónimo dijo...

Doc, bien que pude transmitir los olores, =)
No estaba segura del final, digamos que me trabé, buena noticia que te pareciera gran cierre.

Pherro, ah? no entendí tu primer línea.
Para estos o cualquier tiempo, son inevitables, siempre se ligarán, digo.
:)

Destro, ¿y eso? ¿es bruja, o cocinera?
mjú, galletas tibias y olorosas, luego te invito unas.

Sendic, nunca alguien se había expresado de un cuento mío como macizo, así que hartas gracias. Y por compartirme un poco de la historia de Dorothy, también.
:)

AGRADECE SU TIEMPO Y SUS COMENTARIOS, LA FINADA ROSE.

la MaLquEridA dijo...

Malvada, ¿mataste a tu abuela? tsss mal plan.

Me gustan más tus relatos ubicados en el terreno provincial, este me trasladó a un lugar que no pude ubicar.

Besos malvada RoS.

RoS dijo...

Malque,
en realidad no mató a su abuela; Dorothy mató a su hermana Rose, lo que hizo muy feliz a su abuela, duh.

Agradezco tu comentario,

Pherro dijo...

Me refería a que aún después de muerta, nadie puede asegurar si era una bruja o solamente una fanática religiosa, extravagante, pero bondadosa.

RoS dijo...

Oh!

NTQVCA dijo...

Debo andar muy distraida querida jefa, me costó trabajo entenderlo, seguire intentando.

RoS dijo...

Ntqvca: no lo intentes querida, esta lectura no era para ti, aún así, gracias por comentar. =)

Anónimo dijo...

Wow, me dieron ganas de comer con Rose. Muy buen trabajo señorita!





Dark Angel

Anónimo dijo...

Gracias Dark, un día les comparto a usté y su chica unas galletitas, =)

/ROS/

SIRACUSA dijo...

Bonito escrito, me gustó el final, la culpa la tubo aquella que no continuo el legado. Saludos señorita alquimista!! :D