miércoles, 31 de agosto de 2011

Papitas


El juicio estaba por concluir, sin embargo la hoguera ya estaba preparada. Todos esperaban el fallo de culpable. El jurado que estaba conformado por familiares, amigos y conocidos, seguía deliberando. ¿La acusación? Esa nueva forma de hacer papas, nadie se podía explicar porqué le quedaban tan sabrosas, no cocidas, sino fritas.
Ella no se cansó de explicar que fue un accidente, que por causa de su torpeza, había tirado al caldero con aceite las papas que ya estaban cortadas. 
¡Es una bruja! alegó su vecina, la que había vivido al lado de su choza desde toda la vida la he visto hablando con las gallinas y con los cerdos, !con mis propios ojos! Además, ¿cómo se explica que tenga un mejor sazón que yo?, siendo que mi madre es la mejor cocinera del pueblo, estoy segura que me robó los dones que mi madre me había heredado.
¡Eso no es verdad! dijo la acusada, ¡su madre no era la mejor cocinera del pueblo! 
Todos guardaron silencio por un momento, todos estaban a la expectativa ¡bruja! se escuchó otro grito acusador, y al unisono, se escuchó el clamor de la muchedumbre: ¡bruja! ¡bruja! ¡bruja!... El pastor del pueblo, que fungía como el juez,  pidió a todos serenarse y explicó con voz lenta y un tanto arrogante, que necesitaba más pruebas para condenarla, el buen sabor de las papas que había frito por error  no era suficiente.
Es una hechicera, me consta dijo su prima serenamente tiene embrujado a su esposo, no podría ser de otra manera ¿o cómo se explica que tengan ya tanto tiempo juntos y se les siga viendo muy contentos, como recién casados? Lo tiene hechizado... Además, tiene el pelo más sedoso que yo.
Tan solo son unas papas que se frieron por accidente dijo la 'bruja' un accidente que le pudo pasar a cualquiera de ustedes. Entonces, ¿insiste en que fue un accidente? preguntó el juez-pastor una vez másnecesitamos una prueba más para poder dar un veredicto, estas son meras suposiciones.
¿Cómo se confiesa ante Dios? —,dijo nuevamente el pastor-juez es la oportunidad para absolver su alma, para no condenarla a una eternidad de sufrimiento. 
No tuvo oportunidad de responder, pues se alzó un grito algo histérico desde el fondo de la muchedumbre ¡Ella es más vieja que yo y aún así se ve más joven! decía la voz de una mujer desconocida para la acusada ¡¿qué más prueba necesitan?! ¡Es una bruja! ¡Bruja! se escuchó otra voz ¡bruja! clamó una voz más ¡bruja! ¡bruja! ¡bruja!—. Todos coreaban sincronizadamente esa palabra. 
El juez-pastor no tuvo más opción que declararla culpable, sino, el sería el linchado.

Por fin llegaron a la hoguera, la mayoría del pueblo estaba allí, señoras con sus niños y enfermos con sus malestares, se suspendieron los trabajos de los hombres y los quehaceres de las mujeres para asistir al evento. Ella estaba atada de pies y manos y el verdugo esperaba impaciente el momento para arrojar la antorcha para que todo ardiera. 
Esta es su última oportunidad para confesar insistió el pastor-juez si confiesa ahora le puedo ahorrar el sufrimiento, le puedo brindar una muerte rápida y limpiar su nombre para que las futuras generaciones no la recuerden como una discípula de satán, o puede seguir sin hablar, y esperar las cosas horribles que están por suceder. Ella no respondió, solo lo miró pensativa.
De pronto el cielo que había estado despejado la mayor parte del día, se llenó de nubes grises, de esas que anuncian tormenta. Un fuerte viento llegó, un viento extraño, parecía que bajaba del cielo en lugar de ascender, como siempre pasaba en ese lugar. Se comenzaron a ver relámpagos en el cielo gris, relámpagos azules. La gente que estaba presente sujetaba su ropa y se apretujaba, como para calmarse, todos se comenzaron a sentir nerviosos.
Un relámpago bajó desde el cielo en forma de serpiente eléctrica y cayó en la copa del árbol más cercano incendiándolo. Las llamas llamaron la atención del gentío y así como lograron sincronía con los gritos unos momentos antes, la lograron nuevamente para voltear al mismo tiempo hacia el árbol.
¡La bruja lo hizo! gritó la vecina que no sabía cocinar mientras la señalaba ¡pronto! prendan fuego, ¡que arda! ¡quémenla! La acusada solo agachó la cabeza como en resignación, y toda la muchedumbre comenzó a gritar, pero quedaron mudos casi inmediatamente. La bruja había comenzado a reír, después dio un largo grito y todos se dieron cuenta de que ya no estaba atada. Por un momento pareció que su pelo castaño se volvía rojo, pero era una especie de reflejo del fuego en el árbol. El verdugo se apresuró a arrojar la antorcha a la hoguera, pero al momento de arrojarlo, se apagó el fuego—,¡sí!, ¡soy una bruja! dijo la ahora confesa, mientras parecía que levitaba ¿era lo que querían escuchar, estúpidos? Todos quedaron mudos —,cocino mejor que tú señaló a la vecina porque tu eres una incompetente. Tenía una buena relación con mi esposo porque nos preocupábamos el uno por el otro dijo mientras volteaba a ver a su prima. Aparento menos edad que tú, porque no tengo tantos vicios como tu los tienes sentenció a la desconocida. ¡Estúpidos! Las papas fritas fueron un simple accidente, pero su maldita ignorancia y envidia no los dejan ver más allá de su nariz. No era necesario llegar a tanto. Pero no se va a quedar así, ¡los maldigo a todos! ¡Los maldigo! ¡Los condeno! Acabó de pronunciar las palabras y una nueva serpiente bajó del cielo justo sobre su cabeza, y con ella, desapareció al instante.
Mientras todo pasaba, un niño comía las papas fritas que había cocinado la bruja. La maldición había comenzado.

14 comentarios:

Pherro dijo...

La maldita envidia.

Después de leer esto ya no me voy a comer con tanta confianza mis chips a la diabla.

Pherro dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
...Dark Angel... dijo...

Y pensar que muchas veces condenamos a la gente por cosas mas estupidas y menos importantes que unas simples papitas. Lastima de pensamiento. Por eso alguien decia, el ser humano por si solo piensa, pero en multitud hace pendejadas. O algo asi.





Dark Angel

DESTROYER!!! dijo...

jajajaja esas malditas papas no podian haber sido creadas por nadie mas!!! (si acaso el diablo) jeje

solo un ente tan maligno convertiría algo tan sano en algo tan malefico que nos tiene llenos de niños gordos, hipertensión y en mi caso, agruras... jejeje ahhh pero esque con mucha salsa y limon pffftaaa!!!... que ricooo!!!!

saludos mi chingón!!!

NTQVCA dijo...

Pero que buen desenlace, ya estaba resignandome a verla morir por causa de la presión social, la envidia y los tontos roles sociales. Yo que soy malisima para la ortografía solo me atrevo a señalarte que te flatan acentos en algunos "tú" y "él".
Te quedo buenisimo!

Aseret dijo...

¿Está inspirado en un capítulo de Los Simpson?

http://www.youtube.com/watch?v=kJqIoyahgQM

Si mal no recuerdo, las papas fritas fueron creadas por los belgas, aunque les digan papas a la francesa.

En fiin...el chiste es la imaginación.

Dr. Gonzo dijo...

¿Se llamaba Sabritas la mujer?
Me latió tu escrito, le dio colorido y variedad al tema de la hoguera. Por ahí los acentitos y ya.

RoS dijo...

Te aplaudo la idea, divertida de leerse, buenazo el final.

Luis Torres dijo...

me diverti leerlo, la estupidez humana a estado acompañandonos durante miles de años y nos seguira acompañando hasta que dejemos la tierra a nuestras verdaderas herederas (las cucarachas)

Saludos.

Anónimo dijo...

jajaja este cuento es gracioso XD, no sabía que aparte de escribir pendejadas existencialistas en tu blog escribías cosas "serias"

El colectivo es muy bueno
Saludos!

la MaLquEridA dijo...

Jajajajaja por dios a quien pueden acusar por hacer de otra forma papas jajaja.

¡Chin! cómo se explica que sigan juntos después de tanto tiempo, ¿será solo cosa de brujería? jeje

Creo que no volveré a comer papas fritas.

Me gustó tu relato porque me hizo reír, tienes fallos en guíones y acentos pero mñeh, cualquier cosa.

Saludos.

Sofía dijo...

Eso suena tan... humano... Me encanta que al final resulta que sí era bruja pero por razones que nada tenían que ver con lo que las vecinas decían. Me gusta tu manera de redactar, aunque creo que los diálogos tenían que haber quedado en renglones separados, de otra forma se ve muy apelmazado todo.

Me dejó con curiosidad saber qué maldición traían las papitas...

SIRACUSA dijo...

Buen escrito. Me gustó la forma de contar esta historia de las papas y de como la gente critica, envidia y acusa movidos por sus propias pasiones y carencias.

Maldito Desgraciado dijo...

De ratón les cuento la historia del maguito de sonrics... esa si está hardcore.