miércoles, 7 de septiembre de 2011

Sobre la luna (o a un ladito, o fuera de ella)


La gente quiere estar en la luna. Y así inicio este escrito sobre ese cuerpo gris blanquecino que desde siempre ha fascinado a la humanidad; sobre sus mitos y sueños que tanto le rodean, que si el conejo que se pinta en su fachada o su sabor a queso (siempre me he preguntado por qué no otro sabor: maíz, guayaba...brócoli). En un tono un tanto bohemio y un tanto elocuente, él lo cuente, que lo cuente, qué loco ente quien lo cuente, quien se atreva a contarlo, quien se atrevió a contarlo, a hablar, y quien se atrevió a hablar fue la gente. La gente le sueña, quiere ir a ella. Esa cuestión desde hace años me ha saltado llenándome de preguntas: ¿De verdad habrá personas que deseen mudarse a la luna?, ¿aún viviré cuando eso suceda?, ¿es algo posible? Estas interrogantes se acentuaron cuando, la semana pasada, vi en las noticias yahoo que Domino's pizza planea conquistar al mercado extraterrestre y abrir en la luna el primer restaurante cósmico de la historia, según lo anunció la filial japonesa. ¡Pinches japoneses! mascullé, entonces me pareció una idea fantasiosa y ridícula, sobre todo cuando leí que el proyecto está estimado en la feroz cantidad de 13,500 millones de libras esterlinas, pero más me saltó porque enseguida me cuestioné si ya estando yo en la luna querría comer pizza, fue así como me preferí imaginar comiendo langostinos azules sazonados con polvito estelar, pero luego pensé en la gente y en sus antojos lunares (es que debo dejar de ser tan individualista) y resultó que sí, pero sólo a unos cuantos se les antoja comerla, al menos eso dijeron mis víctimas (las que se dejaron), que en total fueron treinta: cuatro vía msn, nueve por facebook, diez mediante blogger, uno por teléfono, dos en el mercado (señoras que por cierto, se espantaron con tanta preguntadera), uno más en la combi (lo cual me indujo a una ardua labor de desciframiento de las palabras retorcidas producto del tormentoso ímpetu del chofer), dos en el trabajo, y por último, un taxista esta mañana.
Así pues, me convertí en la voz de la colectividad, o parte de ella, medio partida, me dio partida, partí de ella para llegar a este post. Aclaro que cuando supe del tema dije 'chin, ¿y ahora?', normalmente no estoy al tanto de los temas actuales y desde luego entré impulsivamente a google y tecleé "noticias actuales". Apareció comida rápida en el espacio y me gruño la tripa, lo que interpreté como una señal.
Creo que, aunque la luna se acerca más y más, aún es un sueño imposible, lejano para quien no es putrimillonario excéntrico, como una bonita idea que sólo hace suspirar. Luego pensé en el futuro (imposible desligarlo) y me causó un poco de angustia, así que decidí saborear el presente, a la gente; por ello diseñamos (yo y la otra yo) un simple cuestionario de cinco preguntas, dando rienda suelta a la fantaseada, total, que la vida es un sueño y los sueños sueños son: ¿Te gustaría ir a la luna?, ¿A qué crees que huele la luna?, Caminar sobre la luna debe ser parecido a caminar sobre:, ¿Qué comerías en la luna? e Imagina tener una casa en la luna, ¿de qué color la pintarías?
De tal pachequez, se desprenden los datos siguientes:

I
So?

Mis encuestados, excepto uno, quieren ir a la luna, y algunos, vivir en ella también. Muchos sís con remarcada exclamación, hubo quien puntualizó que es uno de sus sueños, alguien acompañó su respuesta de 'para que por fin tenga sentido cuando alguien me diga lunático' (y me arrancó tremenda sonrisa), otro comentó que 'Siempre y cuando descubra que en realidad es ella quien provoca nuestros más íntimos deseos y quien alimenta nuestras más salvajes pasiones. Me encantaría ir y enloquecer' (dicho así, a mí también).

II
De los olores

A queso, mencionó la mayoría (fuchi), a piedras viejas, a tierra mojada, a tierra con puntitos verdes, tierra blanca, tierra fresca, tierra seca, a tierra tierrísima y a varios tipos de tierra más que no puedo imaginar; a campo lleno de flores (¿ah?), a limpio (como recién trapeada, supongo), a nuevo, a suela de astronauta, a chocolate, a bonito, a gis, a polvo, a cemento fresco, a nada (dos coincidieron), a humedad, a pocillito de barro, a metal, a cráteres viejos, a guardado (¿guardar qué?, no es lo mismo guardar un recadito de amor de la secundaria que un calcetín o un pan viejo), a pedos por todo el monóxido y gases concentrados (no podía faltar el nerd), a esas albercas que tienen una piedrota de azufre.

III

En cuanto a la sensación de caminar sobre ella, se dice que es como pisar agua, nubes, cemento fresco, una cama elástica, arena, un elefante con polvo en el lomo (¡ay estos poetas!), gises, algodón, un colchón de aire, una cama muy dura, tierra seca y cuarteada, nieve, harina, piso poroso donde brinca el polvito lunar.

IV

Las candidatas a reina, perdón, a las comidas apetecibles son: queso, miel, el especial por favor (oh qué chico tan educado), pizza (pero no Domino's), leche, tamalitos verdes, pozole, chocolate, helado, polvorones, torta ahogada, tuna, hamburguesa, nubes de algodón...
Sin duda, el dictamen favoreció a la chica Queso, en segundo lugar nos muestra sus atributos la sensual Chocolate, y en tercero, hubo un turbio empate entre Pizza y Leche.
El título fotogénica fue dado a la srita. Dorilocos lunares, y el de simpatía a la atinada y de extenso nombre Sólopondríachampiñonesenelsueloylisto.

V

Respecto al color del hogar cósmico, un gran porcentaje respondió que azul (marino, eléctrico, celeste, verdoso), el tono blanco también predominó (desde el blanco brillante hasta el blanco sucio), un maldito mencionó que negro, luego los contrastantes-chingativos dijeron rojo metálico, fucsia, naranja, rojo ferrari, amarillo banqueta; también apareció el morado, el transparente (debe ser un exhibicionista), el ladrillo rojo barnizado; dos personas curiosamente coincidieron: verde, con flores, y toques de café tierra.
Los plásticos mencionaron una paleta compuesta por: marrón, beige, gris, arena, palo de rosa, café (¡ay estos artistas!).

Y regreso al inicio, la gente quiere salir de la tierra, no para siempre, sólo un poquito, desea conquistar, descubrir, explorar, de-sea. Si mis treinta víctimas representaran al 100% de la población, el 96.7% iría a la luna. A una luna que nos hace soñar y que con los avances tecnológicos, pierde poco a poco esa imposibilidad, y tal vez un poco el respeto.
Las personas comunes la desean: mi prima, el vecino, amigos, compañeros bloggers. Ir a la luna ya no parece tan excéntrico, algunas veces suena ¿fácil? sí, tan fácil como viajar a Dinamarca o a Honolulú, pero yo, sí, yo en definitiva me quedo aquí, con el 3.3% restante, soñándoles, extrañándoles en cada luna nueva.


15 comentarios:

Anónimo dijo...

Me encantó Ros. Fue una ardua labor el haber recolectado toda esta información y darle a cada encuestado su debida importancia.

Fue muy divertido. felicidades

Pherro dijo...

La pura cura este post.
Y el tema Tú lo hiciste actual.
¡Vientos, Mujer de la rizada cabellera!

Ahora que me acuerdo, yo ando en la luna desde que tengo uso de razón jaja.

Fantasía psiquiátrica dijo...

Fuiste como un Bradbury hilarante, tu herramienta (cuestionario) tiene más sentido y valor que las gastadas encuestas polacas; ah la luna, desafortunado que se tenga que hablar de "comida rápida" para voltear a ella, ni Verne pudo imaginar lo de los japos, hace poco se hablaba de un hotel estelar, seguro se hará. ¿Necesidad de conquista? ¿Necesidad de escape? ¿Necesidad comercial interestelar? Al final siempre dará la nota.
De onda su escrito, gracias.

Anónimo dijo...

Ja!, Quedo muy chingon esto. Y yo soy de los que comeria pizza del Oscarin... esas pinches pizzas son la ondota lunar.




Dark Angel

Pinchesendic dijo...

fue muy interesante ver como una nota de las clasificadas en asombrosas o en las más leídas, la pudiste aterrizar en un concepto más local para los bloggers, y así hacerla del disfrute de los lectores porque incluiste respuestas verdaderas en el escrito.
De publicarlas en un periódico mucha gente hubiera comprado ese diario para ver sus ejemplos plasmados en el material.

Que bien quedó y hubo mucha fluidez felicidades.
Desafortunadamente para quienes lleguen a vivir en nuestro satélite natural, las pizzas del domino´s son tan comerciales que se olvidan a que debe saber la pizza.

RoS dijo...

Mal dedazo, hoy soñé con este post. No les ha pasado que escriben algo o hacen algo y luego sueñan con ello? pues bien, en la mañana me desperté medio encabronadilla porque había escrito mal un porcentaje (cantidad que me hizo el favor de corregir Dark, pues mi mañana estuvo harta ocuposa, así que gracias nuevamente)y porque en mis sueños la otra yo me dijo, pinche ros, no mames pendeja, es 3.3, no 0.3%. Mal dedazo, poes. :S

Dr. Gonzo dijo...

Me gustó mucho verte en esta presentación, fuera de tu nostalgia de colores tradicional y demuestras que para la nota relajada y fuera de lo común también eres efectiva. Interesante al fin y al cabo.

la MaLquEridA dijo...

Un poquito largo para mi gusto -mire quien lo dice- será porque las estadísticas son mi coco.

Con todo lo que dice la mayoría sigo pensando que es mejor vivir en la tierrita comiendo de vez en cuando nubes de algodón de azúcar.

Un abrazo.

SIRACUSA dijo...

Que bonito!!! me agradaron las encuestas y como comentaron más arriba la forma en que lo interpretas. No se me hubiera ocurrido hacer algo así!! Vientos!! :D

Bidan dijo...

Si va a venir tanta gente, casi que me voy a otra parte...

RoS dijo...

Anónimo: Gracias. Ardua pero también divertida labor. =)

Pherro: Sí, já, traté de curarmela esta semanita. Creo que se logró.

Fantasía(whoanz)psiquiátrica:Gracias a usté por su comentario.
Al Bradbury le he traído ganas, espero pronto poder leerle.

Dark: ¿Te cae? Yo muero por las de ♥báez♥, también son la ondota.

PincheSendic: ¡Gracias! Coincido contigo respecto a las dominitas.
Me halaga mucho tu comentario.

Dr. Gonzo: Aw, es que a veces se me da por quitarme el rebozote de nostalgia que me cargo, ser triste también cansa, já. Qué amable, Doc.
=)

Malque: Uy, y eso que le corté un buen.
Sí, nos quedamos, por eso yo me uno al 3.3%, jaja.

Siracusa: Ay, qué bonito comentario.
;)

Bidan: Jajajá, ¡bien dicho!

Pinchesendic dijo...

Ya ves, como es que las mujeres se vulven cocodrilos?? Por eso a Sora le pasó lo que le pasó cuando estaban en el experimento de Axe, con su desodorante Animal Instinct. Tdo Por un puntito mál acomodado, sí, suele pasar.

RoS dijo...

Mjú, pinche punto.

Sofía dijo...

1. Claro que sí!! tal vez sea ahí donde no me sienta como extraterrestre...

2. A oxígeno enlatado

3. Arena de playa, na' mas que sin mar

4. Hongos lunares?, diría que conejo pero no como carne roja :(

5. Plateado brillante!! o blanco plateadoso?

Capitan TINTASANGRE dijo...

Patrona no cabe duda que me sorprende y si hubiera sabido para que eran sus preguntas raras quiza hubiera pensado mas las respuestas.

aunque quiza no hubieran sido tan honestas.

se me antoja esa pizza de dominos en la luna? quiza no.
pero seria muy etretenido saber si la llevan en menos de media hora.