domingo, 25 de septiembre de 2011

Ultimatum



Por todo este tiempo creí en ti. Escuché tus palabras, me desesperaba porque los demás no entendían lo que tan claramente decías; cuando sus necias y cerradas cabezas te hacían repetir lo mismo una y otra vez.
Creí en tu poder, en la fuerza de tus ejércitos…ahora me dices que no son de este mundo. Que tu padre te ha abandonado y que aceptaras el sacrificio, sin alzar la mano.
Y me pides que me sacrifique contigo, ¿por qué he de buscar yo la muerte por tus ideas que no son las mías?
Cuando yo sólo busco el bienestar de mi gente, por eso te seguí, porque prometiste liberarnos del yugo del tirano. ¿Lo recuerdas?
Porque tenemos hambre y sed…y tú, tú juraste alimentarnos aun si fuera con tu sangre y tu cuerpo.
Tú juraste liberarnos.
¿Acaso es justo que después de tantos pesares, de soportar hambre y sed, solo por servirte me digas que todo está a punto de terminar por una estúpida profecía, de una alucinación de un loco, de un sueño?
Que para vivir debemos morir, y aun peor, con alegría, que tu reino tendrá las puertas abiertas para los justos.  ¿Y?  ¿Mientras que hacemos?  ¿Vivir en la miseria sin futuro .porque para ganar tus promesas hay que ser pobre y aceptarlo?
No.  Me niego a aceptar ese destino.
¿Acaso crees que las legiones no levantarán sus espadas para callarnos? ¿Sólo porque tú has dicho que pongamos la otra mejilla en vez de alzar los puños?
Tienes que hacer algo… y pronto.
Si tú no tomas la iniciativa, yo te daré el empujón que necesitas para armarte de valor. Para alzar tu mano como aquella tarde en el templo. Porque estamos cansados.
Para que tu padre volteé y mande sus tropas en tu auxilio. ¿O nos has mentido?
¿Acaso te dejará morir solo?
Si no haces nada, simplemente quitaré la venda a todos los que te seguimos. Y verán que no eres más que un hombre.
Tienes hasta después de la cena para actuar o lo haré yo y no me importa si me llaman disidente o traidor.
Porque ya no te creo.

8 comentarios:

Pherro dijo...

Muy intenso el discurso de Judas.

Pinchesendic dijo...

Como siempre excelente la historia, la narrativa y el leguaje tan humano que le imprmiste a uno de los 12 discípulos de Jesús.
Capitán un placer leerte cada domigo sin falta.

SIRACUSA dijo...

"y no me importa si me llaman disidente o traidor" una frase contundente para esa seria de reclamos justos en la medida de las promesas. Otra perspectiva y la voz del que ha sido simplemente señalado sin derecho a réplica.

Anónimo dijo...

buen ejercicio el tuyo, me gusto leerlo.

LUIS TORRES

Dr. Gonzo dijo...

Justo uno de los personajes más misteriosos en la historia cuya disidencia será para siempre cuestionada y colocada en los lugares del drama más pronunciado. En este texto se hace honor a esa postura, la más práctica y evidente a decir verdad.

RoS dijo...

Me clavé en el sentir de Judas. Esta es la disidencia que sentí más densa.
Me parece interesante tu post. Saludos.

la MaLquEridA dijo...

Muchas preguntas que aún no tienen respuesta.


Saludos Capitán.

Leinad dijo...

Su ultimatum me suena controvertido, no por la postura religiosa si no por los argumentos vertidos.

Bastante creativo y atinado su post.