viernes, 28 de octubre de 2011

Quédate


Esta ciudad con la que desperté ayer es nueva para mí y para ser sincero, no se aún que hacer con ella. Acostumbrado que estoy a ver todo gris aún en verano y ahora descubro tanto sol en este invierno, yo que atormentado y siempre muriendo de frío me paraba bajo la sombra de un parabus a ver pasar el intermitente trafico; que gozaba con fisgonear a la gente marchita caminando entre el smog; yo el que me volvía transparente dejándome empujar con los tumultos de gente, hoy no sé cómo recibir ese aire grisáceo que en vez de molestarme me acaricia igual que lo hicieron ayer tus manos. Hoy soy el que goza con cara de tonto el grito del periodiquero, que se embelesa con el pitido del oficial que incita con cara de angustia a avanzar a los carros; que me parece hoy melodioso el tono en La del carro de camotes que espanta a su paso a los distraídos por las tardes. ¿Qué inútil puede pasar el tiempo caminando entre un mercado, solo para adivinar entre trajeados de oficina que salen a almorzar algún atisbo de tu mirada? Ningún programa me merece mayor atención que escuchar de manera asombrosa esa marcha que me regala hoy esta extraña urbe. No puedo negar que me siento como un imbécil, que se ha convertido en aquello que tanto odiaba, sin embargo, no dudo que esta nueva ciudad se ha transformado solo gracias a que con todo lo que me suena nuevo viene incluido tu recuerdo, tú de visita sonriendo, abriendo tus brazos hacia mí, tú en esa foto frente a nuestra calle favorita, y yo junto a ti, el mayor deprimido que para mi sorpresa se ha vuelto un absurdo enamorado.

6 comentarios:

Dr. Gonzo dijo...

Sí, el poder que tiene el amor por cambiar hasta la forma en que la ciudad se nos expresa. Me gustó la reflexión del personaje, reconoce su antigua visión y hay sorpresa en las nuevas sensaciones.
Ortografía en "incita" y en "¿Qué inútil..."
Oye ¿¿y la de los nopales?? Desapareció de repente...

RoS dijo...

Y acento también en:
'hoy no sé CÓMO recibir ese aire'

Bonito lo que se dice, y correcto en forma, también.

Pherro dijo...

Se quita uno la venda gris de la tristeza de los ojos y las cosas más simples adquieren un nuevo valor, contempladas a la luz de un sentimiento que se supone tiene el poder de renovar la vida.

Anónimo dijo...

Pequeños grandes detalles que pueden cambiar la percepción del mismo entorno. Con un ligero toque de amor que favorece esas tardes grises y sin sentido. Saludos. :D


Siracusa

la MaLquEridA dijo...

La ciudad gris con recuerdo incluido puede hacer que en una de esas aparezca la mujer que se añora.



Beso NTQVCAXYZ.

Capitan TINTASANGRE dijo...

una nueva ciudad, una nueva esperanza.

y sin embargo es la misma ciudad, solo que transformada por el amor.

rico texto, que permite identificarse cuando un dia hasta el cielo amanecio mas azul.