sábado, 29 de octubre de 2011

Esta ciudad



Esta ciudad me reconoce, toma mis pasos con bondad, sus construcciones se hacen llamativas a mis ojos y su gente parece familiar al mirarme. Esta ciudad no es esa donde yo nací y he vivido tantos años. Las ciudades a las que viajo no son más que lugares de paso, no estoy más de dos días en ellas, muy específico es mi quehacer en ellas que no me detengo a observarlas y admirarlas. Esta ciudad me abraza, me dice que de ahora en adelante puedo ver y contemplar, puedo detenerme y, alzando la mirada, mi paradoja se cumple al ver los palacios de dios brillar imponentes. Y abajo, justo abajo, su gente surcando arrugas, jorobada y oscura, hablándole al oído a una de esas imágenes paganas que su libro rechaza y esta gente, en su inocencia, besa la imagen y agachada continúa su camino.
Esta ciudad tiene rincones familiares y extensiones desconocidas, curvas constantes y gente distante. No muy diferente a mi intención de caminar en ella, de no ser porque ahora vengo de la mano contigo. Tú estás haciendo un contraste en lo que esta ciudad me ofrece y en lo que entre nosotros dos sucede. Estás triangulando esta ciudad, como estás aperturando mi visión, estás en el medio de los lugares que siempre me he negado a aceptar como míos, porque yo no pertenezco ni pretendo pertenecer, pero vaya, justo en esta mañana fría y soleada, yo me pude volver devoto de tus labios y tus caricias y sin necesidad de inclinarme ante una imagen, ahora este palacio inerte bañado en oro es mi palacio.

10 comentarios:

NTQVCA dijo...

Tocaste un tema importante en tu recorrido por esa ciudad desconocida por el protagonista, al final uno termina siendo devoto de otras deidades, la cuestión es la fe que se les profesa, y si el gusto y el amor van de la mano, pues es cosa de dejarse querer.
Por otro lado, el punto de no pertenecer me brinco, es verdad, no siempre tenemos que "ser" de algún lugar o de alguien, basta con andar con su caracol, como la historia de Augustine.

Anónimo dijo...

Muy poetico el texto, hay varias imagenes y figuras que me pudieron encantar. Al igual que en el texto de NTQVCA, encuentro ese matiz de amor que se mezcla con un pasado solitario pero que empieza a estar acompañado. :D


Siracusa

RoS dijo...

Me gusta el fondo del texto, pero a la forma le faltó su pulida.
De repente abusas de las ies, y de la repetición de palabras.

Este texto está tan cargado de sentimiento que lo podría disfrutar tal cual, e irme. Pero entonces dejaría de lado lo importante, el tallereo:

-no estoy más de dos días en ELLAS, muy específico es mi quehacer en ELLAS (repetición).
-Desde 'Y abajo, justo abajo...' hasta el punto, sentí muchas íes.
-De repente repites mucho la palabra estás.
-El final, no me parece que suene bien con dos veces palacio tan junto, quizá:
ahora este palacio inerte bañado en oro es mío.
o
ahora este lugar inerte bañado en oro es mi palacio.

Como dice Siracusa, poético y plagado de imágenes. Chido.

la MaLquEridA dijo...

¨...porque yo no pertenezco ni pretendo pertenecer...¨

Malas noticias Gonzo, le perteneces a ella, sin quererlo tal vez pero ya le perteneces.

Augustine X dijo...

A mí me ha gustado un chingo, no sé porque igual nada más porque me llego, porque me retorció algo ahí en el fondo y me olvidé de las correcciones. La última parte eso sí que es una declaración de amor, sin cursilerias y sin ir sobrado. Saludotes y gracias

Capitan TINTASANGRE dijo...

encuentro un paralelismo entre tu ciudad y una mujer..( en tu historia claro).

no es bueno estar mas de dos dias en ellas porque terminas perteneciendoles.

Pherro dijo...

La fuerza y elocuencia poética de los primeros párrafos se diluye en esa anáfora innecesaria.
Tal vez no tuviste tiempo suficiente para escriturar la idea como lo has logrado en entregas anteriores.
Pero aunque a mi el desarrollo me parece deficiente, la idea me gustó.

Pinchesendic dijo...

Es un cuento de dos partes, la ciudad y la vieja.
En la primera hay un dejo de devotos, mientras que en la restante hay una incesante búsqueda de la copulación. Pinches lecturas que le doy.

Dr. Gonzo dijo...

Gracias por sus opiniones; mi edición dejó mucho que desear y en efecto, tuve tantos fallos como señalan. En cuanto al resto de las opiniones gracias, me agrada transmitir el sentimiento, pero se transmite mejor estando bien escrito. La próxima estará mejor.

Fantasía psiquiátrica dijo...

Recorrer ciudades y encontrar amores, no es cosa de todos los días; se ve inyectado de inmediato el encanto y el encuentro.