miércoles, 2 de noviembre de 2011

Ramona:


¡Al fin!
Al fin lo logré, al fin descansaré de ti, Ramona.
Cuando casi había perdido la esperanza de ser feliz, al fin alcanzo la utopía de mi libertad, esa que comencé a soñar la mañana siguiente a nuestra noche de bodas, viéndote tal cual eres.
Tampoco tendré que soportar más a tus hijos, esos malcriados engendros que me odian y hacen la vida imposible, que cuando quieren mi dinero me aman y cuando les llamo la atención responden ¡tú no eres mi padre para regañarme!
También mandé al diablo mi trabajo, lástima que no veré la cara del Licenciado cuando vea todas las pilas de papeles que nadie más sabe ordenar.
Me deshice de todas mis posesiones terrenales, ya no necesito nada, ni dormir, tampoco comer, ni siquiera fugarme con mis amigos para no estar viendo tu horrenda alma. Para no soportar tus golpes de pecho y tus maledicencias a mis espaldas.
Toda la vanidad que me rodeaba la cambié por esta cálida morada, por primera vez Ramona, soy feliz.
Lo malo es que sé que vendrás a verme cada dos de Noviembre y que, solo para molestarme, pedirás que te entierren conmigo.

9 comentarios:

Pherro dijo...

La única utopía real (¿será?) la muerte, en la cual se prescinde de todo, pues nadie necesita absolutamente nada para ir a ella.
Además te quedo muy adecuada para este día de muertos, con todo y su humor negro.

Pinchesendic dijo...

Un cuentito corto y con buen final, pero que tal si al final, nada más le ponemos una coma, como para acentuar más la oración:

Lo malo,es que sé que vendras cada 2 de noviembre...
Yo digo, pero si no está bien de todas maneras.

Augustine X dijo...

Mira que me al final me he quedado contenta. Al principio del texto como que no me atrapó y me quedé un poco leyendo porque era cortito pero cuando he llegado al final cambió la sensación inicial, bien cerrado el texto y con ello otra percepción de del mismo. Chido Capi.

NTQVCA dijo...

Inesperado final Capitán, cortito tu cuento pero con buen sabro de boca, es de esas veces que lees la historia y te olvidas de formulismos.

Dr. Gonzo dijo...

Me eché a perder el final por pensar en la parte que pasa del presente (el pedo de los hijos) a la del pasado, como: el tipo está muerto.
Cumplidora la prosa.

RoS dijo...

Bien cerradito, narradito. Qué más decir, buen humor el de esta prosa, vientos Cap.

SIRACUSA dijo...

No esperaba el final. Me gustó y me interesó saber como es que se había librado de Ramona. :D

la MaLquEridA dijo...

¡Uts! mal plan el de Ramona, pero para librarte de ella Capi hubieras pedido que te incineraran je.

Chido tu texto.

Fantasía psiquiátrica dijo...

Claro, la muerte es una utopía, al menos muchos le vemos como una opción, aunque la mayor parte de su deseo se acompañe de cólera y frustración, o infinita tristeza. Yeah Capitán, es opción y es lugar; además de homenaje al bendito Todos Santos.
Bien narrado, mucho reclamo en un buen cobijo.
Saludos.