lunes, 16 de junio de 2014

FÁBULAS COTIDIANAS


- ¿Qué cosas interesantes pueden suceder en un lunes? ¡Nada! Solo cosas normales.

- Mmm, puedes morir, reír, llorar, quizás te enamores, tengas sexo casual, a la mejor besas a alguien… o terminas odiando a algo. Ningún día es igual a otro cuando estas en movimiento. No hay días normales en el sentido estricto, solo malos, regulares y buenos momentos, pienso yo.

- ¡Momentos aburridos!

- No men, el aburrido eres tú. Pero bueno, no voy a negar que hay periodos donde no hay motivaciones a la vista. Un empleo que no es de nuestro agrado convierte nuestro discurrir en algo tedioso y alienante. Pero aun así, sigo pensando que depende de nosotros el cambiar eso, en no verlo definitivo. En otras palabras, no te crees una cárcel mental “¡Estoy atrapado en la rutina y ya!”. Hay que imaginar alternativas.

- ¡Ver la tele y masturbarse! Ja.

- No, esa es la salida fácil. Desgasta, quita energías y la cuestión es canalizarlas en algo que mínimo nos ayude a desarrollar alguna habilidad nueva.

- Ay, ya te oyes como los gueyes de la superación personal.

- ¡Pues bueno! Es que a mi si me emociona cualquier día ¿Qué nuevo disco o banda descubriré hoy? ¿Qué más aprenderé del libro que inicie este mes? ¿A quién conoceré? Ya lo decía Lennon “La vida es lo que te sucede mientras estás haciendo planes”. Y si hoy me pasa algo, lo que sea, me sentiré complacido.

- Bueno, como están los tiempos, regresar a casa en una pieza ya es ganancia ¡Agradezco a Dios que hoy no me paso nada!

- Ok, viniendo de ti creo que ya es un enfoque positivo. Puede que te pique una araña radioactiva y obtengas poderes arácnidos… o te agarre una calentura con chorro fulminante. El caso es, hay que saber a dónde querer ir y lo que se quiere lograr. Suena como tú dices, muy simple, como los choros de la autoayuda. Pero en cada hora se deben tener vivencias y no solo obligaciones. Hay que enriquecernos de experiencias.

- No lo sé. Si todo fuera como en una película de Woody Allen en Nueva York sería fácil entenderte. Pero yo lo único que veo es el olor de la revuelta, discursos viscerales en la secciones de comentarios de las redes sociales, billetes verdes pasando de manos y cadáveres vivientes en las calles. La miseria es la verdadera mancha urbana que se extiende sobre todos como la gangrena. Yo veo, odio, clasismo, ilusiones rotas, bullyng, tiroteos, secuestros y violaciones. Curas pederastas e impunidad, guerrillas y autodefensas, drogas y vendedores de drogas, ejecuciones, crisis económicas y sociales. Dinero sucio mezclado con limpio, abusos del gobierno y de los puercos de la policía y al final, lo más triste… indiferencia ¡Eso es lo cotidiano!

- No amigo, eso es un noticiario ¿La vida? Eso es otra cosa.

*

- ¿Por qué tienes forradas tus libretas con notas de madres que mataron a sus hijos?

- Porque voy a matar a mi madre y no quiero olvidar la razón.

- En serio, te estoy pre

- Es en serio. Hay demasiadas notas de tiroteos en lugares públicos y de gente que asesino a sus hijos. Yo romperé esa tendencia.

- ¡!... Eres raro ¿Sabes?

- Y tú eres idiota por sentarte aquí ¿Me detienes esto?

- ¿Mmm? Jajaja parece de esa dinamita que sale en las caricaturas del correcaminos y el coyote.

- Parece… ¿Lo enciendo? Si, si lo enciendo. Luego la avientas a los de atrás ¿Sale?

- ¡Ora!... Aaaaay, jaja ¡Nos va explotar! ¡Ahí les va!

Agencia REUTERS. Un camión escolar estallo en la mañana de ayer…

- Doctor Basil, gracias por venir a esta mesa redonda televisada. Sobre el hecho tan lamentable del día de ayer, donde los únicos dos sobrevivientes (el chofer, y otro pasajero y compañero de grupo) afirman que no fue un accidente y que ellos atestiguaron otra cosa, al parecer un joven llevaba un artefacto explosivo ¿Cuál sería su opinión?

- El odio se vuelve cotidiano y cada vez más brutal. En base a la poca información que hay no podemos asegurar algo, sería prematuro. Pero siendo ya un fenómeno a la alza las agresiones con armas en centros educativos, no me extrañaría que este evento fuera un episodio más de esta cadena de violencia psicótica.

- ¿Qué sería en definitiva lo más preocupante?

- Las ganas de hacerlo también, hay virus que contagian al resto de las células a una velocidad impresionante. Surgen imitadores, y el resentimiento es volátil… pero no a todos nos afecta igual el sentimiento de venganza. Hay veces que la chispa es solo para adaptarnos al mundo moderno… o al mundo que viene. Creo en la catarsis, mas no en el terrorismo. Ahí siempre va implícita una ideología, pero en lo anárquico, en su simple semilla van nuestros deseos mas profundos. Todos somos susceptibles de ser contagiados, las imágenes viajando portan la llave de los instintos. El mensaje violento no es para unos cuantos ¡Es masivo y seductor! Delicioso en mis palabras, casi como el sexo ¡Pero mucho mas potente! Hay que destruir para luego construir.

- Mmm ¿A qué se refiere exactamente?... Doctor Basil, estamos al aire ¿Qué está haciendo con ese encendedor?   

- ¿Me detienes esto?

*

Moraleja: Al final, nadie sabe realmente que es lo cotidiano y que es lo anormal… quizás nunca lo sepamos.

6 comentarios:

Marita dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Marita dijo...

Me gustaron mucho tus dos escritos. Uno tan "cotidiano" y el otro medio anormal. La nota le va perfecto y concuerdo contigo en que nadie sabe qué es lo cotidiano.

No sé como te las ingenias para llevar tus escritos con puro diálogo, me gusta, debe ser un poco difícil.

Saludos.

Siracusa dijo...

Me gustó más el segundo escrito. Tal vez porque soy un poquito piromananiaca.

Saludos

Pherro Chafirete Ruletero dijo...

No creo que lo cotidiano tenga que ver con lo normal o anormal; sin hacer juicios, pienso que lo cotidiano se refiere más bien a los sucesos y no a las actitudes o tendencias de las personas.
Poco a poco debes ir desarrollando tu oficio de cuentista, situando a tus lectores en el lugar, el entorno, no sólo soltar de golpe todos los diálogos; los cuales, como dice Marita, usas muy bien.

ESCRIBICIONISTAS dijo...

Final 1: ¿Cuál sería su opinión?

Final 2: - ¿Me detienes esto?

Me gusta encontrar dos posibles finales en el segundo texto, que también disfruté más.

Insisto más detalles: olores, colores, meter algo de paisajes.

Saludos.

Ros

Dr. Gonzo dijo...

Cotorra y fluída. Me gustó tu forma de escribir las historias, el humor siempre lo agradezco y está chido que no es acartonado. Realmente exploras posibilidades.
La ortografía, chécala (me sentí profe)