lunes, 25 de julio de 2011

Ángel


Las luces blancas del techo se apagaron una a una, rítmicamente. El cielo se mostraba despejado, con una que otra estrella perdida.

Nubes que cubren a la luna, dejándola en un suave sopor.

El tiempo se detenía tras esa falda. Solo importaba la forma de hacerlo. Y a que hora hacerlo. El destino estaba a su favor. Solo necesitaba más tiempo. Esperar un poco más de tiempo.

Ella caminaba entre frío y cristal. Caminaba hacia la inocencia. Caminaba durante la noche. Solo caminaba. Sin saber que alguien la vigilaba.

Sus manos trabajaron solas. Sujetaron, apresaron, asfixiaron los sueños y la boca. Tocaron la piel cálida de un cuerpo inexistente en un mundo perdido. No pensaba, solo desgarraba, presa del frenesí y la locura del momento.

Silencio.

Ojos claros. Inexpresivos, viendo fijos el horror y la tenue luz de una luna manchada, que se filtraba a través de la ventana.

Sexo.

El techo funge como anónimo espectador. Gotas de sudor caen de su frente. Y dan a parar a un pecho sin color. Sin vida.

La sangre brota coloreando unas pantis rosadas. Solo bastan cinco minutos para que la candidez desaparezca.

Miedo.

Moscas en torno a una niña de nueve años. Viejos edificios cubiertos por sol y tierra. Pintura oxidada de aceite. Viejos periódicos sobre la pelvis. Un suéter de lana. 

Dios no existe. Porque yo soy Dios.

Y Dios dice que su obra es perfecta.








Con ustedes Dark Angel,
Escribicionista

11 comentarios:

PHERRO dijo...

Y ¿Tú si existes?
Me gustó el texto, aunque el tema que manejaste, me incómoda.
Realmente eso es lo que hace cualquier criminal, jugar a ser Dios.

NTQVCA dijo...

Muy fuerte, sinceramente el tema me parecío tan agresivo que no quiero volver a leerlo. Entonces creo que cumplío su cometido.

DESTROYER!!! dijo...

ay wey... q pinche horror...

mala manera de distraerse mientras se tiene insomnio...

Úrsula Amaranta dijo...

ah que poca madre !!!
El relato muy bien, según yo, muy bien escrito y cuidadito, ¡vientos!
El tema, fuerte, muuuy fuerte, pero bien, creo que te queda bien escribir cosas asi, digo a mi se me haría suuuper dificil.

Capitan TINTASANGRE dijo...

el insomnio es mal consejero, divaga, alucina, indispone.

tu texto es muy sonoro, aunque las ideas muy extrañas. como el insomnio mismo.

cinco minutos para que la candidez desaparezca y al sexto minuto que sera lo que emerja?

SIRACUSA dijo...

ssss miedo!!!! creo que tendré pesadillas!!!
Concido con Ursula! será que has encontrado lo que los nice del taller llaman "tu voz literaria" :D

Anónimo dijo...

Me gustó un buen lo que hiciste esta semana, las oraciones cortas, como pensamientos entrecortados, le dan saborcito a tu personaje.
Una historia fuerte narrada poéticamente.

/ros/

Dr. Gonzo dijo...

Ya lo dijeron pero igual me quedé con eso. La última reflexión es ¿Tú no existes?
Me gusta la estructura con la que escribiste porque trae un tema bien desarrollado, bien pensado, aunque a partir de "sexo" detecto líneas forzadas para lograr el impacto que requieres. La parte de la sangre en las panties es buena, pero la descripción de la niña en "miedo" siento que lo desequilibra un poco y lo menciono porque el escrito vaya que sonaba bien.

LA MALA DE LA HISTORIA dijo...

lo de arriba...

¿Por qué le gusta arruinar sus historias?

¿Tan imprecindible era el poner "niña de nueve años"?

No tenga miedo a que el espectador "común" no sepa de "que habla" cuando hace eso es como ir en contra de todo aquello que narró en un principio, no encaja.

la MaLquEridA dijo...

Un tanto extraño tu texto, coincido con NTQVCAXYZ, el tema me pareció agresivo pero cumplió su cometido que es el que todos lo leamos aún sin poderlo comprender como fue mi caso.


Saludos.

Sizu Yantra dijo...

Orale este escrito estuvo fuerte, pero me gusto bastante, de esos escritos que llevan menos letras, pero el mensaje es conciso.