viernes, 16 de septiembre de 2011

"Resurgimiento"



Sólo el destino sabría con precisión cuál sería el vencedor de la batalla entre las Rattus y los seres humanos, dónde sólo se podría anticipar que habría mucha sangre y muerte.

La incesante reproducción de los salvajes roedores, cercaba lentamente a los sobrevivientes humanos de la última epidemia; además la mortandad, por padecimientos relacionados con las bajas temperaturas, era alarmante, tomando en cuenta que la población mundial había pasado de contarse en miles de millones, en muy pocos años, a unos cuantos cientos de miles, que no lograban adaptarse rápidamente a las nuevas condiciones de vida. Sumado a esto, la tardanza para desplazarse de un polo a otro, a pesar de contar con una nutrida flota de navíos, entorpecía la comunicación entre los pobladores para compartir los avances en materia de defensa contra la nueva plaga. Las mutaciones genéticas de las Rattus se habían dado aceleradamente, superando la capacidad de los humanos para combatirlas con eficacia. La urgente necesidad fue un acicate para el ingenio de los polonos*, que dejaron atrás, con ciertas dificultades, durante los primeros años de la nueva era, algunos problemas arrastrados del antiguo orden mundial, tales como racismo, ideologías políticas, etcétera, con la finalidad de preservar la vida humana y encontrar a la brevedad una solución definitiva en su lucha contra la avalancha de Rodentia.

Al quedar imposibilitados de usar los sofisticados equipos de telecomunicaciones, optaron por utilizar, como en el pasado, la habilidad de algunas aves para recorrer considerables distancias y llevar mensajes, aunque esta medida tenía sus limitantes, pues no todas las especies sobrevivían en el gélido ambiente, ni podían emplearlas en trayectos demasiado largos. Pero las aves estaban a salvo de la voracidad de los roedores, causándoles algunas bajas en su numerosa prole.

Una agrupación científica de los polonos, tuvo la loca idea de intervenir el ADN de las aves más fuertes: águilas, halcones, buitres y crear un ejército que fuera su aliado en la inverosímil guerra. En pocos años obtuvieron especímenes más grandes, dotados de garras y pico muy fuertes, poderosísimas alas, resistencia al frío y una capacidad de vuelo muy amplia. Los desesperados sobrevivientes, sabían de antemano que incrementar la población de estas aves, representaría en el corto plazo un nuevo riesgo, pero en esos momentos, resulto ser una medida eficaz en la batalla contra las Rattus, en sus febriles intentos por recuperar los territorios de climas ecuatoriales, que se habían convertido en la nueva tierra prometida.     

Así pues, la pandémica fecundidad de las ratas, se vio drásticamente disminuida; con sus maravillosas capacidades naturales sublimadas, las colosales aves eran un enemigo casi imposible de contrarrestar, para las huestes de Rodentia.
Los humanos, poco a poco rescataban terreno; los cadáveres de roedores se contaban por millares, la incineración de los restos y limpieza de las zonas liberadas era tarea ardua y constante, pero se llevaba a cabo con entusiasmo.

Instintivamente las ratas volvieron a buscar escondrijos, la implacable fuerza aérea redujo en poco tiempo la cantidad de múridos a nivel mundial; a mediados de la quinta década del siglo XXI, los humanos hacían planes para retornar a las comodidades de la vida digital, empero, la novedosa especie alada, entre líneas, comenzaba a escribir su propia historia…

*pobladores de los polos.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Y seguimos con la idea de que los animales dominaran el mundo...me gustó de tu texto los nombres que propones para los habitantes y el que siguieras la idea de Sendic.

Siracusa y Dark

la MaLquEridA dijo...

Prefiero que sean las aves las que dominen al mundo y no las ratas.

Me hizo gracia el nombre de polonos :)

Pherro dijo...

¡Oh, el amog!
Ustedes son uno mismo, ¿Darkusa o Sirark?

Eso preferimos la mayoría, pero en la actualidad las ratas gobiernan el mundo, Malque.
Esa palabra la he ideado yo, hasta la voy a registrar, jaja.

Anónimo dijo...

No me costó nadita de trabajo leer a Sendic y seguir con tu post, bastante hilada e interesante la historia. Me gustó esta continuación, un gran "final" ...

Eso de polonos está genial.

ROS

Pherro dijo...

Estuvo muy bueno el giro que le dió el Sendic.
A ver como acaba este ejercicio, RoS.

Anónimo dijo...

Simón, ya nomás falta el Cap, Destro avisó que no podía, así que bueno, de una vez aviso que el Destro hasta el siguiente tema se incorpora.
=)

(ROS)

Maldito Desgraciado dijo...

Esta cosa tomó más forma de ciencia ficción que de una novela romántica XD
Tu texto y el del Sendic son los que fueron más colectivos jaja
Eso de polonos suena chistoso jaja fue buena puntada
Saludos carnal.

Fantasía psiquiátrica dijo...

El recurso de alteraciones genéticas siempre es bien recibido, ciencia ficción orgánica; vamos, el proceso de adaptación en unos años estará determinado por el binomio: Darwin-Mr.Sinister.